Volatilidad del dólar obliga al Banco Central a intervenir más en este 2017

En casi tres meses del año, vendió $176,2 millones en operaciones de estabilización, casi 14 veces más que el año pasado

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La volatilidad del tipo de cambio del dólar, en estos primeros tres meses de 2017, ha obligado al Banco Central de Costa Rica (BCCR) a reforzar su papel como estabilizador del precio.

En ese periodo, la autoridad monetaria intervino con la venta de $176,2 millones, cifra 14 veces más alta de lo que vendió en el primer trimestre de 2016 y que también supera lo negociado en 2015.

¿Qué está provocando esta mayor mediación? Tal y como se previó desde el inicio del año, ahora existen más presiones para que el colón se deprecie. Es decir, se necesitarán más colones para comprar un dólar, respecto del año pasado.

Y la previsión se cumple. Se dice que el tipo de cambio es volátil cuando se registran disminuciones o incrementos en magnitudes crecientes.

LEA: Tipo de cambio tendría mayores presiones al alza en 2017

A finales del año pasado, la variación interanual del tipo de cambio se ubicó alrededor del 3,5% y presentó cierta estabilidad, pero en este 2017 ese misma variación va desde 3,4% hasta 5,4%, según el Banco Central.

Como esta tasa de variación interanual se mueve hasta en dos puntos, se hace evidente esa mayor volatilidad.

“En el primer bimestre, el mercado primario fue deficitario, lo que correspondía era que el tipo de cambio tuviera un comportamiento hacia el alza y el banco requirió intervenir para moderar esas fluctuaciones”, dijo Eduardo Prado, gerente del BCCR.

Se aclara que marzo es un mes que presenta una estacionalidad cada año –este 2017 no es la excepción–, por lo que muestra un aumento en la oferta de divisas por diversas razones, como lo es el pago de impuestos (pago parcial del impuesto sobre la renta).

infografia

Esto explica las recientes caídas del tipo de cambio. Pero, una vez superado el mes, se espera que el patrón continúe al alza.

De hecho, el 23 de marzo, el Central vendió más de $30 millones para estabilizar el dólar, el monto más alto del año.

LEA: Banco Central realizó la mayor intervención del año, para estabilizar tipo de cambio

Empero, la mayor presión al alza del tipo de cambio de este año tiene que ver con el aumento de algunas materias primas, principalmente el petróleo, así como con las bajas tasas en colones y la expectativa de una mayor depreciación del colón, que hace que el inversionista prefiera los dólares.

LEA: En 2017: Tipo de cambio del dólar, tasas y precios aumentarán

La balanza de tasas de interés y expectativas está inclinándose a favor del dólar, como moneda de inversión, y esto hará más caro mantener un nivel de depreciación estable.

En otras palabras, para obtener el mismo nivel de depreciación del año pasado, será necesario que el Central pierda más reservas, explicó Adriana Rodríguez, gerente sénior de análisis económico de Scotiabank.

A este punto del año, las reservas monetarias internacionales presentan una disminución.

Al 17 de marzo, estos fondos alcanzan los $7.382 millones, una caída de 2% en lo que va del año.

La autoridad monetaria ha dejado claro que venderá dólares de sus reservas cuando se presenten fuertes fluctuaciones, sin detener la tendencia pero atenuándola. Y la expectativa es que este año siga el mismo comportamiento, explicó Mauricio Hernández, gerente de Prival Advisory and Strategy, Prival Bank.

Presiones al alza y efectos

Más allá de la política cambiaria del Central, existen factores externos e internos que están presentes desde hace varios meses, que se han intensificado y que presionan el tipo de cambio.

El alza de las materias primas, la ausencia del financiamiento externo y las tasas bajas en colones (lo que significa mayor demanda de activos financieros en dólares) inciden en el alza del tipo de cambio, según José Luis Arce, economista y director de programas de Consejeros Económicos y Financieros (Cefsa).

El aumento en los precios de las materias primas deteriora la balanza del mercado cambiario. El mejor ejemplo son las importaciones de los combustibles.

Por otro lado, el factor más relevante sería la conjugación de tasas bajas en colones y la expectativa de depreciación, con el aumento en los rendimientos y las tasas en el exterior –incluidas las de Estados Unidos–.

LEA: La Fed sube la tasa de interés referencial por segunda vez en tres meses

Otro protagonista sería el deterioro de la percepción de riesgo del país debido al estancamiento de las posibles soluciones de las finanzas públicas, explicó Arce.

El que estos factores empujen al alza el tipo de cambio también genera diversos efectos en el mercado crediticio y en los mismos consumidores.

El hecho de que el tipo de cambio esté variando entre 3,4% y 5,4% ya es suficiente para que el consumidor y las entidades financieras piensen más sobre endeudarse o dar financiamiento en dólares.

“Ya no hay premio por endeudarse en dólares”, afirmó Prado.

Según el jerarca, esto es más evidente al comparar un crédito de vivienda en colones, con uno en dólares y sumarle una expectativa de devaluación del 3,2%, (según la encuesta a economistas del Central). A esto hay que agregar más subidas de tasas que prevé la Fed para este 2017.

LEA: Los cinco principales efectos de la nueva alza de las tasas en EE. UU.

El crédito en moneda extranjera ya bajó su ritmo de crecimiento. En este momento, está aumentando en términos interanuales de un 5,5%, según el Central

“Por moneda, se aprecia que continúa el proceso gradual de desdolarización del crédito al sector privado, no así del ahorro financiero”, afirma el más reciente comentario sobre la economía nacional del Central.

Sostenbilidad y financiamiento