ENTREVISTA CON MARIANO SEGURA, COMISIONADO DEL CONSEJO PRESIDENCIAL ECONÓMICO

Gobierno: Bancrédito no tiene futuro como banco comercial

Consejo Económico trabaja en el borrador de un proyecto de ley que pretende convertirlo en un banco de fomento


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) perdería la batalla si sigue compitiendo en el segmento comercial y, por eso, su negocio debe dar un giro.

Esta es la posición de Mariano Segura, comisionado del Consejo Presidencial Económico, división que ha tomado la batuta en un grupo de apoyo que procura dar sostenibilidad al banco en el largo plazo y que ve la posibilidad de que el banco se convierta en una institución de fomento.

EF entrevistó a Segura para conocer qué planes se trazan para Bancrédito.

¿Cuál es el dirección que debería tomar el banco?

Creemos que es conveniente que Bancrédito no siga compitiendo en el mercado desde el punto de vista comercial. No podemos poner a los bancos que hay hoy en día, a los dos estatales, muchos de los privados y al Bancrédito a correr la misma carrera, porque claramente Bancrédito no va a salir adelante por ahí, pero Bancrédito sí tiene mucho potencial en otras áreas.

“Por ejemplo, ellos tienen sistemas informáticos muy nuevos y muy especializados para algún tipo de cosas como el manejo de tarjetas de crédito y para la parte de recursos humanos, que podrían ser elementos importantes a la hora de hacer sinergias con algunos otros bancos estatales. Ya manejaron el sistema de banca para el desarrollo por muchos años; tienen el expertise .

“Todo esto lo que lleva es a tratar de repensar si efectivamente Bancrédito no debería de ser más bien un banco estatal pero con un giro. Tal vez, dedicarse más a lo que es banca de desarrollo, banca de fomento y hasta pensar en algún tipo de estrategia mediante la cual el Gobierno pueda canalizar todos estos fondos que tienen para la educación y para el apoyo de microempresas (banca de desarrollo) a través de un único banco estatal.

“Puede ser que en una transición mantengan la parte comercial, pero que ya no sea el foco de la operación”.

Si no es de banca de desarrollo, ¿qué más puede fomentar?

Un banco de segundo piso. Puede ser que canalice todas las ayudas internacionales de todos los fondos que vengan para ese tipo de actividades y que, a través de este banco, se puedan canalizar al sistema financiero.

“Hay un proyecto de ley que se está manejando en el Ejecutivo donde se está tratando de plantear todo este tipo de iniciativas. Hay un primer borrador, pero lo estamos madurando”.

¿Quién trabaja en el borrador?

El Consejo Económico de la mano del Banco Central. Ellos tienen mucho expertise en todo esto y entonces el objetivo es ir madurando la idea que se tiene respecto a Bancrédito y hacer la propuesta en los próximos meses.

“Hay tener muy claro algo: las medidas que se han ido tomando últimamente con Bancrédito son para resolver el problema de muy corto plazo. Sin embargo, hay una idea de mediano plazo y de largo plazo. Esta que le digo del proyecto de ley es de largo plazo, no son muchos años pero no es inmediato. La de mediano plazo debería ser el periodo de transición de lo que se quiere con Bancrédito”.

LEA: Estas son las seis vías que existen para salvar a Bancrédito

¿Cuándo presentarían el proyecto de ley?

Esperaríamos llevarlo en dos o tres meses.

¿Qué cambios debe adoptar el banco para transformarse?

De la fotografía que tenemos de Bancrédito, lo que sí podemos ver es que sus gastos administrativos son muy altos para el tamaño del banco y el tamaño del negocio es muy pequeño, aunque otros indicadores como la situación patrimonial y la liquidez anden bien.

“Si uno quiere pensar en una transformación de mediano o de largo plazo, tiene que empezar por ahí. Ver de qué forma el banco puede, primero, generar más ingresos y, después, ir disminuyendo ese gasto administrativo de tal forma que sus indicadores de eficiencia mejoren.

“Si uno quiere un banco que trabaje en la parte de fomento, de inversión y negocios propios, no vamos a recortar personal dedicado a eso. Más bien hay que pensar cuál es el personal más idóneo para llevar a cabo ese tipo de labores que se quiere y cuál es el personal del que, desgraciadamente, debería prescindirse.

“Ahí es en donde se ha hablado que el banco tiene planes para tratar de vender su almacén fiscal. También está la corredora de seguros, que tiene bastante personal y genera rentabilidad pero tal vez no la deseada”.

¿Con cuánto personal debería operar un banco de fomento?

Habría que ver en qué áreas se requiere ese personal. Siento que no es muy responsable hablar de un número de empleados.

“Esto que estamos hablando me da pie para hablar del plan de Sugef. Casualmente, en eso es en lo que está Sugef. No es que está rechazando el plan al Banco Crédito, si no lo que Sugef está pidiendo es que el plan que se tiene para esa transición muestre más claridad. Revelar qué se supone para decir que estas áreas son las que se van a eliminar del banco y en qué se fundamenta Bancrédito.

“Si se dice que se necesita bajar el indicador de eficiencia a tal nivel, de qué forma se va a hacer, cuáles son los nuevos ingresos y qué gastos se van a recortar”.

LEA: Bancrédito tiene un mes para responder a Sugef las observaciones sobre plan correctivo

¿Cuándo se entregará el plan correctivo, fortalecido con las observaciones, a Sugef?

Me parece que había un plazo, pero la Junta Directiva de Bancrédito está esperando que sea la próxima semana (esta semana).

¿El plan presentado a Sugef incluye la banca de fomento?

Esto es una medida de largo plazo y es una idea que se ha estado manejando, no es necesariamente lo que se va a hacer. Sí es una idea para decir ‘hay que darle un giro al negocio’, puede ser que el giro no sea ese sino otro. Lo que sí es cierto es que hay que hacer algo con la actividad comercial del banco. Por ahora, se está trabajando en una idea, en un borrador de proyecto de ley.

“Hay cosas que se están haciendo de muy corto plazo, otras de más largo plazo pero que sí requieren una transición ordenada y que genere ojalá los mejores resultados para el negocio, en términos de ingreso, de utilidades, y que ese recorte, si es necesario hacerlo, sea un recorte prudente, responsable y en función de lo que se quiere con el banco”.

¿Lo mismo se buscaría con el manejo de sucursales?

En esa transición, por ejemplo, si se está viendo que la sucursal de Puntarenas no es rentable, no está generando los ingresos que se tienen que generar; si se cierra, no es que el banco esté mal. No es que el banco esté cerrando la sucursal de Puntarenas porque no la puede mantener, es porque está cambiando su estrategia.

“Como Consejo, le hemos insistido a la Junta Directiva de Bancrédito qué se tiene que manejar en esta estrategia de cambio para no generar expectativas infundadas en la gente de que el banco esté mal y pueda generar una corrida (de fondos) o un comportamiento no deseado”.

¿Por qué ha sido necesaria la participación del Gobierno? ¿Ha habido mala gestión?

Puede ser. Ha sido una conjunción de muchas cosas. Lo que han hecho en muchas ocasiones, por salir bonitos en la foto, es como vender las joyas de la corona. Y entonces, el banco se ha dedicado mucho a lo de corto plazo y ha perdido una idea estratégica más del mediano y largo plazo. No ha crecido al mismo ritmo que han crecido los otros bancos.

“Ha habido una concentración no deseada de crédito. Tal vez, algunas estrategias no están bien diseñadas en términos de la captación de recursos porque mucho es a través de la Bolsa”.

¿La Tesorería Nacional ha ayudado a mejorar esto?

Tesorería le ha contribuido mucho en el corto plazo a Bancrédito, como seguro de liquidez, ante una corrida de depósitos. También en parte le ha ayudado a reformular su estructura de pasivos. Entonces, por ejemplo, cuando ya uno detecta este tipo de cosas es cuando uno dice ‘bueno, puede ser que haya algún problemita de gestión interna’.

El Banco apostaría por el nicho de tarjetas, ¿dónde calza esto en un banco de fomento?

Parte del mensaje se ha malinterpretado, porque no es necesariamente pensar que Bancrédito comience a dar más tarjetas de crédito y concentre su negocio en consumo. Sino, que ellos tienen una plataforma tecnológica importante, a través de la cual se le puede prestar el servicio a otros bancos, entre ellos, los estatales, para todo lo que es el manejo de sus tarjetas de crédito. Prestando estos servicios, pueden tener comisiones importantes.

¿Se requiere hacer una provisión para la movilidad laboral?

Correcto. Bancrédito necesita primero, recursos y después un plan estratégico. Basado en ese giro de negocio que se le quiere dar, Bancrédito lo que tiene que hacer es contratar a una empresa especializada que le diga cuáles son las plazas que debe modificar, prescindir o contratar, cuánto cuesta eso y, entonces, ahí, ante Sugef, tiene que haber una previsión para reestructuración. ¿Cómo va a crear Bancrédito esa provisión? Es parte de esa transición.

“Ahí es en donde el banco está pensando en deshacerse de las propiedades que tiene, que ha recibido por los créditos que no ha podido cobrar. Si está pensando en no seguir con la actividad del almacén de depósito, entonces vender esa propiedad. Ese tipo de cosas. Eso le va a generar recursos para hacer esa provisión”.

Sostenbilidad y financiamiento