Caída de Deutsche Bank arrastra los valores bancarios europeos

El británico Rokos Capital así como otras siete entidades han retirado su dinero de la entidad


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las acciones de Deutsche Bank se hundían de nuevo este viernes en la bolsa de Fráncfort por las dudas sobre la solidez del principal banco alemán y arrastraban a todo el sector bancario europeo.

Desde que empezó el año, las acciones han perdido la mitad de su valor y las últimas sesiones de bolsa han sido especialmente difíciles.

La principal preocupación de los inversores es la amenaza de una multa récord de $14 millones que reclama la justicia estadounidense por un caso relacionado con las crisis de las 'subprimes' en 2008.

La perspectiva de la multa, que tendría un fuerte impacto en la ya débil rentabilidad del banco, se une a una larga lista de problemas judiciales y desató los rumores que hacen huir a los inversores.

El pasado miércoles, el ministro alemán de Finanzas tuvo que desmentir que el gobierno esté preparando un plan de rescate. Pero este viernes las acciones volvieron a hundirse por la información de que varios fondos de inversión están reduciendo su participación en la entidad.

Dos fuentes cercanas al caso indicaron que los fondos de inversión estadounidense Millennium Partners y Capula Investment, el británico Rokos Capital así como otras siete entidades han retirado su dinero de Deutsche Bank.

LEA: El 'Brexit' sacude a Italia

El banco reaccionó diciendo que estos movimientos son normales y que en paralelo a la salida había registrado la entrada de dinero de otros grandes inversores.

En una carta a sus empleados difundida este viernes, el presidente John Cryan criticó a "algunas fuerzas en el mercado, que quieren minar la confianza en nosotros".

Un análisis compartido por Alexandre Baradez, de IG France reconoce que la retirada de los fondos ha hecho saltar el polvorín.

La crisis del banco alemán arrastraba al resto del sector bancario, todavía debilitado desde la crisis financiera de 2008-2009.

Es el caso del Commerzbank, el segundo banco alemán, cuyas acciones caían más del 5%. El jueves anunció un amplio plan de reestructuración que incluye la supresión de 9.600 puestos de trabajo (uno de cada cinco) y la suspensión de los dividendos a los accionistas.

Los demás valores bancarios europeos también caían: Barclays (-2,03) y Rbs (-1,30%) caían en Londres y Société Génerale (-3,29%) en París. En Madrid, también se hundían Santander (-3,55%) y BBVA (-2,84%).

Lo mismo pasaba en Suiza con UBS (-2,23%) y Credit Suisse (-3,41&), y en Milán con Unicredit (-5,36%) y Mediobanca (-3,25%).

"El sector financiero es el más sensible y frágil, las incertidumbres pueden tener efectos secundarios no deseados", explica Robert Halver, analista del banco Baader, y advierte: "El aleteo de una mariposa puede provocar la erupción de un volcán".

Sostenbilidad y financiamiento