FINANZAS

Casa Blanca cerrará cuatro almacenes este año, pero no despedirá personal

Eduardo Chavarría, presidente de la empresa, quien comentó que mantendrán su estrategia comercial para seguir operando en el país


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Casa Blanca va a cerrar al menos 4 de sus 59 almacenes en todo el país con el fin de buscar rentabilidad y eficiencia, en momentos donde la empresa atraviesa una crisis financiera.

Eduardo Chavarría, presidente de la empresa, confirmó que la cadena de tiendas pretende pasar de 59 a 55 locales este año para obtener mejores resultados. Eso sí, la compañía no planea despedir personal.

"Nosotros empleamos a 500 personas actualmente y tenemos una tasa de rotación que nos permite hacer los ajustes en la cantidad de locales, sin tener que despedir a nadie", precisó Chavarría.

Casa Blanca acreditó deudas por $61,5 millones con acreedores, en enero anterior, ante el Juzgado Concursal de San José. Problemas de liquidez obligaron a la empresa a buscar un arreglo de pago con acreedores. (John Durán)

El presidente de la cadena de almacenes indicó que actualmente la empresa está orientada en fortalecer sus programa de créditos "A paguitos" —que tiene 150.000 clientes— y mantener sus líneas tradicionales que incluyen venta de línea blanca, muebles, tecnología y hasta tratamientos odontológicos financiados.

Actualmente, el 65% de las ventas que hace la empresa es a crédito y el 35% de contado, por esa razón esperan continuar con su programa de financiamiento en sus establecimientos.

Sobre la crisis financiera que llevó a la compañía a presentar un convenio preventivo para buscar un arreglo de pago con sus acreedores, Chavarría indicó que están trabajando con todos los proveedores, bancos y entidades a los que les deben dinero para normalizar la situación cuanto antes.

"Esto es una crisis, pero vamos a salir adelante, queremos pagar a todos nuestros acreedores en este proceso", agregó Chavarría.

LEA: Casa Blanca reporta deudas por $61,5 millones con 202 acreedores

La empresa dio un giro en la estrategia comercial en julio del 2015, cuando apostó por cerrar algunos locales y ampliar el tamaño de algunas tiendas ubicadas en puntos estratégicos.

Chavarría consideró que el modelo de negocios que sigue actualmente Casa Blanca es bueno. "Incluso, en el último estudio de El Financiero, realizado en noviembre del 2016, la empresa se ubicó como la tercera marca más reconocida del mercado en el segmento de tiendas que atendemos", apuntó.

Deudas y convenio preventivo

EF publicó el pasado martes, que la empresa Casa Blanca reportó deudas por $61,5 millones con 202 acreedores entre los que figuran bancos públicos, privados, financieras y proveedores.

Los datos se desprenden del resumen de acreedores de Land Business S.A. (sociedad jurídica de Casa Blanca) con fecha al 6 de enero anterior.

La empresa presentó la solicitud de convenio preventivo ante el Juzgado Concursal del I Circuito Judicial de San José, el pasado 12 de enero.

El juez abrió el proceso de convenio preventivo el pasado jueves 2 de febrero, luego de constatar que todos los acreedores fueron notificados por parte de la empresa.

Acreedores financieros de Casa Blanca. (Manuel Avendaño)

La cadena de almacenes buscó el convenio preventivo debido a la difícil situación financiera que atraviesa, con el fin de buscar un acuerdo con sus acreedores para seguir operando y evitar el cierre que traería despidos de personal y un impacto negativo al mercado.

LEA: Casa Blanca presentó convenio preventivo para renegociar deudas con acreedores

El 48% de la deuda total de Casa Blanca está en bancos públicos y privados, para un total de $29,5 millones.

Land Business suma una deuda total de $16,1 millones con cuatro bancos públicos, cifra que representa el 26% del monto total que adeuda la empresa a todos sus acreedores.

La obligación reportada a bancos privados es de $13,4 millones, lo que corresponde al 22% de la estructura de sus pasivos reportados al 6 de enero anterior.

Los otros rubros de la deuda se distribuyen en un 22% a financistas ($13,3 millones), 12% a proveedores ($7,5 millones), 15% a otros —incluye amigos y empresas ligadas al dueño de Casa Blanca— ($9,3 millones), y 3% a financieras ($1,7 millones).

Sostenbilidad y financiamiento