AFIRMA EL PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL, ZHOU XIAOCHAN

China asegura que ritmo puede variar, pero reformas en tipo de cambio continuarán

Gobernador de la autoridad monetaria recalcó que la dirección de las reformas impulsadas por el banco central "está clara" y se orienta hacia el mercado.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Shangái. El gobernador del Banco Popular de China (central), Zhou Xiaochan, anunció que las reformas para hacer el tipo de cambio de la moneda china, el yuan, más dependiente del mercado van a continuar e insistió en que no hay razones para una mayor devaluación.

"El ritmo puede variar, pero las reformas están destinadas a continuar y la dirección no cambiará", aseguró Zhou en Shanghái, durante un foro organizado por el Instituto de Finanzas Internacionales  (IIF) simultáneamente a la reunión financiera del G20.

El máximo responsable de la política monetaria china atribuyó las recientes oscilaciones en el tipo de cambio del yuan a los movimientos en el mercado tras la reforma en el sistema cambiario introducida por el banco central el pasado agosto.

"Recientemente, el tipo de cambio del yuan ha estado dirigido principalmente por la relación entre la oferta y la demanda en el mercado", explicó el gobernador del ente regulador chino.

Sin embargo, añadió Zhou, el yuan se mantuvo estable frente a la cesta de 13 monedas que estableció el banco central en diciembre como referencia para estudiar el fijo de cambio y para no comparar la cotización de la divisa china únicamente con el dólar.

El gobernador recalcó que la dirección de las reformas impulsadas por el banco central "está clara" y se orienta hacia el mercado, a pesar de que este "a veces puede estar más influido por los factores a corto plazo".

"No hay base para una depreciación constante del yuan y la volatilidad del mercado a corto plazo dará paso a los fundamentos económicos", afirmó el dirigente chino.

LEA: ¿Debemos tenerle miedo a China?

Zhou defendió la solvencia de la economía china, dado su crecimiento "relativamente fuerte" de un 6,9% en 2015, y su amplio superávit en la cuenta corriente (intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias).

El gobernador del banco central chino vio signos "positivos" en los primeros indicadores económicos de 2016 que se han conocido, como los incrementos del crédito y del consumo, y manifestó su optimismo para este ejercicio.

Zhou anunció que el Banco Popular flexibilizará su "política monetaria prudente" y que el Gobierno adoptará una política fiscal "más proactiva" con rebajas de impuestos y aumentando su déficit fiscal.

"China aún tiene algo de espacio en la política monetaria y algunas herramientas para abordar los potenciales riesgos", apuntó.

Además, en otra comparecencia en el foro del IIF, el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Henry Paulson, afirmó que el país anfitrión de la reunión del G20 se encuentra bajo el escrutinio de los mercados porque las turbulencias que ha experimentado en los últimos meses han creado dudas sobre el futuro de su economía.

"Los mercados reaccionan a la volatilidad en todas partes. Y francamente, el tamaño de China y la amplitud de los retos que afrenta significan que lo que pase aquí será magnificado. No debería sorprendernos que los mercados sean tan sensibles a lo que está pasando en China", declaró Paulson.

Sostenbilidad y financiamiento