Hacienda trata de evitar presión en tasas de interés con canjes de deuda y subastas inversas

Mecanismos permiten gestionar recursos alrgando plazos de vencimiento o anticipándolos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Ministerio de Hacienda intenta que sus necesidades de financiamiento no tengan repercusión sobre las tasas de interés en colones, y con este fin echa mano de dos herramientas que se lo permiten: los canjes de deuda y las subastas inversas.

Ejemplo de esto es la cantidad de ocasiones en que a acudido a estos mecanismos durante el transcurso del 2014: a la fecha ha realizado siete operaciones de canjes por ¢286.717 millones y cinco subastas inversas, por ¢108.650 millones.

"Con las dos operaciones realizadas durante este año, se ha logrado reducir el vencimiento de deuda, tanto de los meses finales de este año como del próximo. En los canjes, se han intercambiado bonos con vencimientos del 2014 y 2015, por bonos en su mayoría , con vencimientos a mediano y largo plazo", explicó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional.

El tamaño actual del déficit fiscal y el retiro del grado de inversión de parte de la firma Moody's son dos elementos que podrían ejercer presión al alza en las tasas de interés, y por este motivo Hacienda recurre las operaciones de alargamiento de plazos (canjes) y vencimientos anticipados (subastas inversas).

Actualmente la tasa básica pasiva se ubica en el 7,15%. Este indicador es utilizado como referencia para el cálculo de cuotas de deudas de largo plazo y el pago de intereses de algunas inversiones.

Operaciones en detalle

Los canjes son una operación de compra de bonos en poder de los inversionistas y una operación de venta de nuevas emisiones. Es un intercambio de títulos, los inversionistas compran títulos nuevos y pagan con títulos viejos.

Con este proceso el Ministerio busca reducir las presiones de refinanciamiento mediante un alargamiento del plazo al vencimiento de los títulos.

En una subasta inversa, Hacienda realiza una compra de títulos. El objetivo es similar, anticipar los pagos futuros de vencimiento.

"El Ministerio de Hacienda ha realizado un esfuerzo para lograr un mayor acercamiento y comunicación con los tenedores de la deuda, lo que ha generado los frutos esperados y el aumento en el monto canjeado durante del año es una muestra clara de la mayor aceptación de estas operaciones por parte de los inversionistas", dijo Arroyo.

Según el funcionario esto se confirma al comparar el monto canjeado este año, ¢286.717 millones, con el monto promedio canjeado durante los años 2011,2012 y 2013, que registró alrededor de ¢116.000 millones.

Hacienda aseguró que continuará realizando este tipo de operaciones durante los próximos meses.

Sostenbilidad y financiamiento