Nuevo título ajustable soberano se convierte en ficha clave para la captación del Gobierno

Ministerio de Hacienda superó sus expectativas de colocación sin haber concluido el primer semestre

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/TPRAS-titulo_ajustable-Ministerio_de_Hacienda-captacion-canjes-plan-endeudamiento_ELFCHA20170518_0001_5.jpg
    326x204
    Nuevo título ajustable soberano se convierte en ficha clave para la captación del Gobierno
    / 18 MAY 2017

index

El Título Ajustable Soberano (TPRAS) ha logrado suplir las necesidades de captación del Gobierno, gracias al fuerte atractivo que genera en el mercado local.

Este instrumento llegó a finales del año pasado con el fin de estimular el apetito que no estaban generando otros tipos de títulos, como los indexados a la tasa básica o a las unidades de desarrollo (Tudes).

El ambiente de expectativa al alza en las tasas de interés ha permitido que la acogida del mercado sea positiva, ya que el TPRAS es un mecanismo que se ajusta a las condiciones vigentes y permite reducir la duración de los portafolios de inversiones y, de paso, también el riesgo.

Las cifras respaldan el buen comportamiento de este bono.

El Ministerio de Hacienda proyectó que los títulos variables captaran el 30% del requerimiento máximo de colocación (¢950.000 millones), según el plan de endeudamiento para el primer semestre de este 2017.

Sin embargo, con lo colocado hasta el 8 de mayo, entre el TPRAS y los títulos de tasa básica ya superaron el dato proyectado y alcanzaron un 47%: 31,93% de TPRAS y 14,93% del segundo, según datos proporcionados por la autoridad hacendaria.

Entre noviembre de 2016 y la primera semana de mayo, la colocación de este título alcanzó los ¢374.086 millones en subastas y ventanilla, un 72% fue con la serie S180326. Esta fue la primera serie que ofreció este instrumento en el mercado, en noviembre pasado.

LEA: Hacienda captó ¢80.000 millones con nuevo título ajustable soberano

Además, Hacienda utilizó las series de este título para realizar canjes de deuda de vencimientos de este 2017 y del próximo año que alcanzaron, a la misma fecha, los ¢271.889 millones.

Este instrumento está ligado al precio de la curva soberana, según el cálculo publicado semanalmente por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Hacienda ofrece este título en plazos de cinco, siete y diez años por tratarse de los más buscados por el mercado en mediano y largo plazo, al mismo tiempo que brida los mejores rendimientos en la curva soberana.

El cupón o tasa de interés facial se ajusta a un punto de la curva soberana, según el plazo del vencimiento del título.

Al estar indexado a los rendimientos netos de la curva soberana calculada por el BCCR, el título se ajusta al plazo del vencimientos, por lo que, conforme el plazo disminuye, el pago de intereses va a ir disminuyendo según se acerca el momento del vencimiento, explicó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional.

El apetito por los títulos TPRAS se ha generado en todos sus plazos.

LEA: Ministerio de Hacienda quiere atraer inversionistas y crea nuevo título ajustable soberano

El atractivo de la figura

Helio Fallas, ministro de Hacienda, explicó en diciembre que gracias a este bono se podría disminuir potencialmente el servicio de la deuda, así como suplir la necesidad de financiamiento y liquidez del Gobierno Central.

Lo anterior es posible por cuanto permite diversificar los instrumentos de captación.

infografia

Además, el Ministerio de Hacienda quiere alargar el perfil de vencimiento a plazos que superen los 10 años y este título era ideal para los objetivos de Tesorería, explicó Arroyo.

Aun así, es pronto para determinar si ese beneficio y objetivo por el que se unió el TPRAS al mercado se cumplió.

Esto podrá confirmarse conforme se acerque el vencimiento de los títulos, es decir, en un mediano o largo plazo, añadió el funcionario.

Por ahora, el título es una fuente importante de captación para Hacienda y es visto con buenos ojos por los inversionistas por una serie de beneficios.

La lectura que hace el mercado en la actualidad es que hay expectativas de alza en las tasas de interés en colones y este bono surge como una opción.

Hoy, la preferencia es invertir en dólares y endeudarse en colones, pero este comportamiento no debe ser permanente, manifestó Gabriel Alpízar, gerente de Tesorería del Banco de Costa Rica.

Sin embargo, para quienes no pueden hacer el cambio a dólares, los títulos ajustables se convierten en la alternativa para reducir el riesgo de precio.

Las condiciones actuales generan riesgo en tasa fija y los cupones que se ajusten a posibles cambios son más llamativas, dijo Johnny Mora, gestor de portafolios de Grupo Financiero Acobo.

Este título ofrece un rendimiento más atractivo que otros bonos ajustables de Hacienda, como los de tasa básica.

Por otro lado, los clientes institucionales pueden utilizar este bono para cumplir requerimientos regulatorios como el calce de plazos, el índice de cobertura de liquidez y la reserva de liquidez, dijo Mauricio Hernández, gerente Prival Advisory & Strategy Prival Bank.

Sostenbilidad y financiamiento