Industria sigue concentrada en corto y largo plazo, ante la ausencia de figuras de inversión con menor riesgo en el mediano plazo

Por: María Fernanda Cisneros 7 octubre

La participación de los fondos de mercado de dinero (corto plazo) aún lidera la industria pero perdió terreno en los últimos dos años. En cambio, los fondos de inversión inmobiliarios ganaron más espacio.

Mientras las menores tasas de interés impactaron a los instrumentos de corto plazo, los inmobiliarios lograron rendimientos más atractivos y menos volátiles.

Los fondos de mercado de dinero pasaron de acaparar el 63% de la industria, en julio del 2015, a 55% al mismo corte de este 2017.

Por su lado, los inmobiliarios hoy absorben el 34%, nueve puntos porcentuales más que hace dos años.

Históricamente, estos dos instrumentos han acaparado la mayor porción de la industria e inclusive hoy más que hace diez años.

La concentración es evidente. Estos dos instrumentos concentran el 89% de los activos de la industria.

El mercado muestra un crecimiento saludable, pero los inversionistas siguen parqueados en el corto y largo plazo.

“Se están acomodando en un instrumento muy líquido y otro ilíquido, pero el ahorrante debería estar más repartido, y no hemos logrado que compre a cinco años plazo”, comentó Víctor Chacón, director ejecutivo de la Cámara de Fondos de Inversión (Cafi).

La cultura conservadora del ahorrante y la falta de educación financiera son los retos de la industria para cambiar esa repartición de los activos.

Si bien esta concentración trae consigo riesgos, el mercado alerta sobre la necesidad de generar productos en el medio de la curva de plazos.

Para que las sociedades administradoras creen nuevos productos, la regulación debe de contar con más figuras de inversión.

La industria está a la espera de la reforma que la Superintendencia de Valores (Sugeval) realizará al Reglamento General sobre Sociedades Administradoras y Fondos de Inversión .

La propuesta de la creación de un nuevo fondo de inversión de corto plazo se presentó desde agosto al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y al Banco Central de Costa Rica (BCCR) .

También, está pendiente la creación de los FondTesoros, especializado en títulos del Tesoro Nacional.

Los fondos con más caudal

La industria de fondos alcanzó los ¢2,4 billones a julio de este 2017, tras un repunte de 5%, según datos de Sugeval.

Al mismo corte, las participaciones de mercado de dinero se habían estancado respecto al mismo mes del 2016. Un año atrás, habían decrecido.

La baja en los rendimientos y la devaluación del colón hizo que los inversionistas perdieran el interés en invertir en la moneda nacional. La menor liquidez también jugó un papel importante, dijo Douglas Montero, director de Aldesa Fondos de Inversión.

Esto jugó en contra de la participación de los fondos de mercado de dinero (de 90 días para abajo), al estar conformadas en su mayoría por colones.

 Los activos de los fondos de inversión crecieron un 5% interanual para julio del 2017, por un aporte de más de ¢145.000 millones provenientes de los activos de los fondos inmobiliarios. Los de mercado de dinero se estancaron.
Los activos de los fondos de inversión crecieron un 5% interanual para julio del 2017, por un aporte de más de ¢145.000 millones provenientes de los activos de los fondos inmobiliarios. Los de mercado de dinero se estancaron.

Los inversionistas buscan alternativas que les proporcionen mayor rentabilidad. El resto de fondos tales como accionarios o ingresos implican un mayor riesgo y, por tanto, los participantes acuden a los inmobiliarios.

Estos últimos también presentan riesgos al depender de la ocupación de los inmueblesy la renta mensual que estos obtienen por su alquiler; sin embargo, ofrecen rendimientos atractivos y menos volátiles que otras figuras.

El resultados de los fondos inmobiliarios no es coyuntural. La masa colocada permanece intacta o crece conforme los fondos adquieran más inmuebles, dijo Pablo Montes de Oca, gerente de BN Fondos.

El esfuerzo de los administradores de los portafolios por diversificar el tipo de inmuebles en los que se invierte, también influye.

El activo neto de estos fondos crecieron un 22% a julio, y el repunte mínimo de los últimos tres años fue del 6%.