Indicador se mantiene en la parte inferior del rango meta del Banco Central

Por: María Fernanda Cisneros Hace 5 días

La inflación, medida por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC), registró un dinamismo de 2,49%, en noviembre.

El mayor impacto al alza en el mes, lo registró el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Este indicador muestra un crecimiento por tercer mes consecutivo, pero se mantiene dentro del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR) ubicado entre 2% y 4%, según la meta establecida por la entidad.

La autoridad monetaria proyectó que para el cierre de este 2017, la inflación se mantendría en el piso de este rango meta.

Recientemente, el Central aplicó un ajuste al alza en la Tasa de Política Monetaria –el sexto en el año– como un intento por atraer a los inversionistas ha invertir en colones, mantener la inflación al rango meta y contener las posibles volatilidades del tipo d cambio.

El BCCR fijó la TPM en 4,75%.

Entre tanto, la cifra interanual de noviembre, se ubica por encima de lo registrado en 2015 y 2016, años en los que prácticamente no hubo inflación, pero está por debajo de lo que mostraron los siete años previos.

EL IPC entró en el rango meta del Central en octubre pasado, luego de pasar por abajo del 2% desde abril del 2015.

Entre 2008 y 2014, el dato más bajo fue de 2,57% que se presentó en noviembre del 2009.

Por su lado, la inflación acumulada fue de 2,09% y también muestra una tendencia ascendente en los últimos tres cálculos.

El indicador mensual fue de 0,16%, por debajo de lo registrado en setiembre (0,25%) y octubre (0,56%).

Aun así, la cifra es más alta de lo registrado en noviembre de 2015 y 2016.

En noviembre, el 48% de los bienes y servicios de la canasta de consumo aumentaron de precio, 40% disminuyeron y el resto no mostraron cambios.

Por producto, la papa, la cebolla y el tomate fueron los que mostraron un mayor efecto al alza. Mientras, la gasolina, el culantro y las bebidas gaseosas fueron los bienes y servicios con mayor efecto negativo.

Si se analiza el resultado mensual por grupo, los alimentos y bebidas no alcohólicas son los que tienen el mayor efecto sobre la variación del índice.

A este le siguen el alquiler y servicios de vivienda y en un tercer lugar están la salud.