Tasa comenzó el año en 1,75% y hoy se ubica en 4,75%, subiendo tres puntos porcentuales en seis meses

Por: María Esther Abissi 30 noviembre

A partir de este jueves 30 de noviembre, el Banco Central fijó la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 4,75%, un cuarto de punto porcentual más en relación al nivel que tenía anteriormente.

Esta es la sexta vez en el año que el Central hace ajustes en la TPM en un intento por atraer a los inversionistas ha invertir en colones, mantener la inflación al rango meta y contener las posibles volatilidades del tipo d cambio.

El primer incremento del año se realizó en la primera semana de abril, cuando pasó de 1,75% a 2,25%.

Según indicó el Central en ese momento, existían presiones adicionales sobre la inflación que los obligaban a ajustar el indicador.

A partir de entonces, ajustó la Tasa otras cinco veces hasta el último cambio anunciado hoy.

En esta oportunidad, el Banco argumentó que si bien en octubre la inflación general se encuentra dentro del rango meta, en meses recientes aumentó su rimo de crecimiento, situación que se replica también en la inflación subyacente.

En octubre, la inflación, que se mide por la variación del Índice de Precios al Consumidor, alcanzó 2,33%, el mayor nivel durante este año.

Ese mes registró la única variación mensual positiva en los últimos cinco años, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), pero no fue la más alta.

Según informó el Central, aún cuando las expectativas de inflación han estado en el rango meta por 31 meses consecutivos, sistemáticamente se han ubicado por encima del valor medio de ese rango.

Otro de los factores que incentivaron al ajuste de la Tasa es que el precio del petróleo en el mercado internacional registra aumentos moderados y este comportamiento se traslada al precio local de los combustibles, con una potencial transmisión en los próximos meses hacia otros precios y hacia las expectativas de inflación.

Para el Central, esta situación los pone en alerta y a eso se suma una contención en la preferencia de los agentes económicos por instrumentos en colones, respecto a los instrumentos en dólares.

Sin embargo, no prevé comportamientos extraordinarios en el mercado cambiario hacia los últimos meses de este año.

“En los últimos meses el comportamiento del mercado cambiario ha sido consecuente con los patrones de regularidad temporal y las condiciones macroeconómicas que determinan el tipo de cambio” explicó el Banco en un comunicado, y afirmó que estiman que las condiciones de provisión de liquidez son neutrales para el comportamiento del mercado.

Durante el ajuste también se mantuvo la tasa de interés bruta de los depósitos a un día plazo (DON) en 2,85% anual.