Rendimientos de los fondos de pensiones se desplomaron en este 2016

Administradores de portafolios esperan un 2017 dominado por la estabilidad

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La rentabilidad de los fondos del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROPC) cayó durante este 2016.

Al hacer un corte a noviembre, las operadoras de pensiones complementarias (OPC) registraban una rentabilidad real anual promedio de 7,55% cuando hace exactamente un año la cifra era de 13,39%, según datos de la Superintendencia de Pensiones (Supen).

La caída es producto de que, en el 2015, los portafolios tenían instrumentos con rendimientos más altos y conforme vencieron, compraron otros con menores rentabilidades en el mercado, lo que empujó a la baja la tasa anual real de los fondos de pensiones.

En otras palabras, las rentas a la baja son efecto de un 2016 en el que hubo menores revaloraciones de los instrumentos que componen las carteras de inversión; un año protagonizado por la caída de la Tasa Básica Pasiva (TBP), por una inflación baja pero que abandonó las cifras negativas, y por una creciente presión fiscal.

En adelante, los gestores esperan estabilidad y que el 2017 sea un año de transición en el que debe predominar la cautela, tomando en cuenta un escenario de tasas en dólares al alza.

Entre tanto, durante este 2016, la reducción en el rendimiento real anual es generalizada y ronda entre los 4,99 y 6,87 puntos entre las distintas operadoras de pensiones.

infografia

Cifras como la que registra actualmente el mercado (alrededor del 7%) fueron vistas por última vez a mediados del año pasado pero venían con una tendencia al alza.

Niveles similares también se presentaron en enero de 2014, pero en medio de un periodo de descenso.

BAC Pensiones fue la entidad que más redujo su rentabilidad el último año, con una baja de 6,87 puntos. Mientras, la operadora con la menor caída fue BN Vital (4,99 puntos).

En la actualidad, quien paga más por administrar la pensión es la operadora de la Caja Costarricense de Seguro Social (OPC CCSS), con una renta de 9,22%, seguida de BN Vital con 7,91% y BCR Pensiones con 7,89%.

Popular Pensiones –que administra la mayor porción de los fondos de retiro– se ubica un punto por debajo de esas cifras.

A noviembre, el rendimiento rondaba 6,68%, lo que a consideración de Marvin Rodríguez, gerente de la operadora, es consecuencia de un portafolio balanceado que logra una rentabilidad competitiva acorde con el nivel de riesgo.

LEA:Supen: Magisterio Nacional empuja el crecimiento del primer pilar del sistema de pensiones

Por otra parte, cabe observar el resultado histórico real del mercado, que muestra la rentabilidad generada por el fondo desde que fue creado hasta la fecha.

Estas últimas rentas, en particular, no muestran un descenso pero sí están estancadas, puesto que su variación es casi nula (no alcanza ni un punto en ninguna OPC).

En promedio, la tasa histórica es de 5,20% y hace un año se ubicó en 5,04%.

Rentas poco estables

Rentabilidades como la que registra actualmente el mercado (del 7%) fueron vistas en el arranque de 2014, cuando seguían un curso a la baja que concluyó con ganancias en torno al 1%, a finales de ese año.

La subida de tasas de interés y una mayor presión fiscal llevaron a los rendimientos en picada, luego de un 2013 que resulta ser una excelente referencia de hasta dónde pueden llegar las rentas (con cifras de hasta 15%).

Luego, un horizonte promisorio cambió las perspectivas de los gestores de los fondos de pensiones, aunque estaban dudosos de por cuánto tiempo más se podría mantener la buena racha.

Así, en el 2015, las rentas comenzaron a aumentar, impulsadas por la menor presión del Gobierno en el mercado financiero (lo que favorece la estabilidad en las tasas de interés) y los bajos niveles de precios.

La inflación –medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC)– empezó el 2015 en mínimo pero con expectativas de niveles aún menores, lo que sucedió. El cambio interanual del IPC fue de 4,39% en enero de ese año, y en diciembre ya se ubicaba en una cifra negativa de 0,81%.

Los fondos de pensiones, por lo tanto, concluyeron el 2015 con un promedio de 13% en su renta real anual.

LEA: Activos de las operadoras de pensiones crecieron 15% en último año

Posteriormente, el 2016 siguió la tendencia del 2014, pero sin llegar al piso. Durante el año en curso, la baja inflación era un hecho y los emisores incorporaron esto en sus expectativas, ajustando las tasas de interés a la baja.

“Los rendimientos que paga tanto el Gobierno como el Banco Central han tendido a estabilizarse en niveles relativamente bajos, lo que incide también en los rendimientos de los portafolios de las operadoras”, indicó Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena.

También, el cambio metodológico llevó a la TBP a sus mínimos históricos. Esto, junto con un tipo de cambio estable, redujeron las posibilidades de hacer revaloraciones en los instrumentos que componen las carteras.

“La valoración a precios de mercado de los instrumentos han tendido a estabilizarse en la mayor parte del 2016. No es sino en la parte final del año que, por motivos de liquidez y expectativa de aumento de tasas, los precios han bajado levemente de valor”, dijo Rodríguez, de Popular Pensiones.

Para el 2017, existe una sensación de estabilidad pero con cautela, ante algunos ajustes.

Primero, el incremento de las tasas de interés en dólares podría trasladarse a las tasas en colones y el tipo de cambio.

Al mismo tiempo, la inflación dejaría sus niveles mínimos ante la perspectiva de un petróleo más caro y mayores presiones externas en las materias primas.

A esto hay que sumarle una mayor presión fiscal para el Gobierno.

Sostenbilidad y financiamiento