Entidades tienen tarifas de hasta 8% del monto del crédito por costos de formalización y otros

Por: María Esther Abissi 9 septiembre

Cuando usted adquiere un crédito, existen factores, aparte del costo del bien o inmueble, que pueden modificar el monto mensual que pagará como cuota durante la vigencia del contrato.

Entre ellos están los costos legales, de traspaso e inscripción, los costos de formalización del crédito y la comisión que cobra el banco por el trámite.

Aunque no parezcan gastos significativos, elegir la entidad que le ofrezca una relación adecuada entre costo y trámites podría ahorrarle miles de colones o cientos de dólares, al momento de adquirir una deuda prendaria o hipotecaria.

En el BAC Credomatic, por ejemplo, para un crédito hipotecario con traspaso por un monto de $100.000, los costos de formalización (que incluyen comisión bancaria, elaboración de documento legal, traspaso de propiedad y seguros) ascienden a $6.490 adicionales al monto del crédito.

En el caso de créditos prendarios, para un préstamo de $16.000, la comisión aproximada es de 3,25% del total del monto, que representa $523 adicionales.

 En algunos casos, los costos adicionales pueden aumentar el monto total del crédito hasta en $6.000, dependiendo del monto y del bien que se vaya a adquirir.
En algunos casos, los costos adicionales pueden aumentar el monto total del crédito hasta en $6.000, dependiendo del monto y del bien que se vaya a adquirir.

Al momento de emitir el crédito, las entidades financieras incluyen los gastos en el monto total del crédito y pasan a formar parte de la cuota que el cliente pagará mensualmente.

En términos generales, las entidades financieras del país cobran de 0,5% a 8% en costos de formalización sobre el monto total del crédito y, aunque algunas dicen cobrar el porcentaje más bajo por costos, excluyen otros gastos como trámites de operación y otros requisitos para emitir el crédito.

De los bancos públicos, el que cobra el mayor porcentaje es el Banco Popular, con un 8%.

Sin embargo, esto incluye los costos totales de formalización, comisiones de formalización, gastos de avalúo, gastos de honorarios, inscripción y comisiones.

El que cobra el menor porcentaje es el Banco Nacional, que maneja costos entre 2,75% y 3% para créditos prendarios y de vivienda, aunque solo cubre costos de trámite y formalización, y no especifica si LOS gastos adicionales están cubiertos dentro del mismo porcentaje.

En las entidades privadas las condiciones varían incluso de si el crédito fue adquirido mediante algún convenio especial, como en ferias de autos o de vivienda.

En casi todas las entidades, los porcentajes que se cobran son iguales para créditos en ambas monedas.

De las consultadas, las cooperativas Coopenae y Coopeservidores son las que tienen los porcentajes más bajos, aunque estos costos excluyen los costos legales y de operación, por lo que el monto total ascendería.

Otros como Davivienda cobran un monto por millón en el caso de prendarios, y en hipotecarios, cobran un monto por millón más 1,50% en comisiones y gastos administrativos.

Algunas entidades, especialmente las públicas ofrecen exoneraciones en el pago de la mayoría de estos costos para clientes con situaciones particulares como pensionados, personas cuyo salario sea depositado en una cuenta del banco u otros casos evaluados de forma individual.

Entidades como Scotiabank, BAC y Lafise manejan costos de formalización entre 1% y 3,50%, de acuerdo con el caso, y, adicionalmente, aplican comisiones bancarias de entre 1% y 1,50%, además de otros gastos adicionales.

infografia