Andrei Fuentes: El Uber de los estacionamientos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Andrei Fuentes quiere que buscar parqueo en la ciudad y pagar por él deje de sumarle puntos al caos diario de las calles y sea tan sencillo como hacerlo todo con el celular.

Parso, su startup , creó una aplicación del mismo nombre para que los choferes puedan encontrar estacionamientos disponibles fácilmente en la ciudad y pagar por ellos por medio del móvil, sin tener que sacar efectivo ni meter la tarjeta en una máquina.

VEA EL ESPECIAL: 40 menores de 40 2016

Fuentes, de 30 años, le saca provecho a la “uberización” de la economía, a la expansión de la penetración del Internet móvil y a la aspiración que tienen los gobiernos de convertir las suyas en ciudades inteligentes.

“Buscamos ayudar a las municipalidades y gobiernos locales a hacer más eficiente la gestión de espacios públicos”, dijo.

Por ahora, el sistema está disponible en Montes de Oca, cantón en el que fue muy bien recibido durante su plan piloto, según contó Fuentes.

Su objetivo es expandirse a otros cantones de Costa Rica y a otras ciudades del mundo en el mediano plazo.

“Una idea que hemos estado manejando para Santiago de Chile es integrar la búsqueda de estacionamientos con las redes de transporte público, para que la gente deje su vehículo estacionado en lugares cerca de paradas de buses, metros, trenes, etcétera”, contó.

Millenial tras experiencias

Fuentes pertenece a una generación de emprendedores millenials que prefieren acumular experiencias en lugar de casas, carros o tierras.

“Tiendo a usar mi dinero para pagar experiencias en vez de cosas materiales”, comentó.

Los jóvenes como él no suelen asentarse en un lugar del mundo, sino extender sus redes sin importar fronteras.

Aunque tiene muy presente que la red de apoyo más determinante para su éxito está en Costa Rica (en espacios como Auge, de la Universidad de Costa Rica), se fue a Santiago de Chile a buscar allá nuevas oportunidades con la aceleradora de negocios Startup Chile, que lo escogió como parte de la generación de emprendedores del 2015.

Allá, las oportunidades son a escala y el ambiente de emprendedurismo ha llegado a una edad, si se quiere, más madura.

“El Gobierno chileno tomó un riesgo altísimo al apostar por empresas extranjeras, y además la comunidad de emprendedores se apoya muchísimo”,

A ese ambiente es al que deben apostarle los países, cree Fuentes. Para que el ecosistema se desarrolle, necesita del talento individual, pero también de comunidades y de sistemas de apoyo.

“Yo creo que soy una semilla común, pero tuve el privilegio de estar en el terreno más fértil del mundo, y por eso ahora soy una manzana”.

Quiere decir que el éxito depende tanto del contexto como de las capacidades individuales.

Él contó con el apoyo de sus padres, de Auge y ahora de Startup Chile, pero también se preocupó por llevar capacitaciones en el extranjero y de participar en concursos para obtener fondos.

Junto a su socio, Max Goldberg, ganó uno de los puestos del primer concurso Capital Semilla, de Banca para el Desarrollo.

“Los logros son en realidad producto de una combinación de oportunidades que se han presentado, y no de capacidades individuales”, dijo.

En detalle

Edad: 30

Empresa: Parso

Cargo o profesión: Ingeniero en computación

Sostenbilidad y financiamiento