David Meléndez: Diseñador de un nuevo tipo de ‘startup’


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

David Meléndez cabalgó desde el diseño de productos al de implantes de sustitución osea, para dar rienda suelta a su sueño de una empresa que aplique la alta tecnología en ayudar a las personas.

Después de concluir la secundaria en el colegio Saint Claire, este amante la equitación estudió diseño de productos en la universidad Véritas. Después empezó a trabajar en Establishment Labs, empresa local de dispositivos médicos, ubicada en la zona franca de El Coyol, en Alajuela.

VEA EL ESPECIAL: 40 menores de 40 2016

Ahí diseñaba los moldes para la fabricación de implantes de seno. Luego continuó con otros tipos de implantes (anatómicos y para glúteos y pantorrilla).

A partir de esa experiencia decidió fundar su empresa, siempre en el área médica, y aprovechando nuevas tecnologías como la impresión y el escaneo tridimensional (3D).

Apoyado por ParqueTec, Meléndez creó en 2014 Avant Biomedical para el desarrollo de prótesis, ortesis (dispositivo externo para ayudar al funcionamiento y estructura del sistema muscular y esquelético) e implantes de sustitución ósea.

Avant Biomedical es una de las startups que, además de formar parte de una nueva generación de emprendedores, abre brecha en el campo de biotecnología y muestra las amplias posibilidades existentes para la creación de nuevos negocios.

VEA TAMBIÉN ‘Startups’ de biotecnología exploran su alto potencial

Para los implantes utiliza titanio (metal muy ligero y resistente, que se usa como sustituto de huesos y cartílagos en cirugía) y polimetilmetacrilato (plástico que en la medicina se utiliza para la fabricación de prótesis óseas y dentales).

Cuando hay un defecto oseo o se produce una lesión por un accidente, se hace el diseño del implante. La idea es que además de realizar el diseño, los productos también se fabriquen y se comercialicen desde Costa Rica. En una primera etapa la manufactura se realizaría en el exterior.

En la mira está el mercado de Estados Unidos, para lo cual también se requiere el visto bueno de la Food and Drug Administration (FDA) de ese país.

Ya tiene una alianza con una firma de zona franca ubicada en Heredia, y también quiere acercarse a fundaciones para alcanzar a poblaciones de escasos recursos.

A nivel local lo que falta es el registro médico (paralizado porque hay un vacío a nivel reglamentario).

Su idea es que el emprendimiento se convierta en un centro de investigación y desarrollo de dispositivos médicos. “Todo esto que estoy tratando de implementar ya lo veo caminando, haciendo invenciones y ayudando con el desarrollo de herramientas que mejoren la labor de los médicos y la calidad de vida de los pacientes”, dijo Meléndez.

En unión libre con Carolina Cabañas, dedicada a la danza aérea, y con un hijo, este vecino de Cedros de Montes de Oca incursionó en el yoga y, en la academia propiedad de su pareja, en trapecio, telas y –más recientemente– en una nueva técnica donde se gira en un aro. “He sido muy deportista”, dice.

No es su única afición, pues Meléndez también practica el dibujo y la pintura, “para salir de lo cotidiano”, de la mano de su pasión por la naturaleza.

En detalle

Edad: 33

Empresa: Avant BioMedical

Cargo o profesión: Diseñador de productos

Sostenbilidad y financiamiento