Su meta es darle voz a Guanacaste


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ella es la estratega de La Voz de Guanacaste , un periódico mensual que tiene claro que la información es poder y, por tanto, una comunidad informada puede tomar mejores decisiones.

Ethel Araya es la que dicta el camino a seguir e impulsó la transición del negocio a una asociación sin fines de lucro, con el objetivo de ser más transparente.

VEA EL ESPECIAL: 40 menores de 40 2016

El proceso de cambio de este medio de comunicación arrancó hace tres años y Araya le dio un viraje –al lado de la editora, Emiliana García– de modo que las ganancias se reinvierten para mejorar la propuesta informativa.

A diferencia de la mayoría de publicaciones, su modelo de negocio deja la publicidad de lado, lo que ha llevado al proyecto a experimentar y diversificar las fuentes de ingreso.

Becas y donaciones de inversionistas son las principales fuentes de fondeo.

En la actualidad, La Voz de Guanacaste promueve la información, la transparencia y el orgullo por la cultura de la provincia. El periódico llega cada mes a Nicoya, Santa Cruz, Hojancha, y se está expandiendo a zonas de altura (Bagaces, Cañas y Liberia).

El medio arrancó bajo el nombre La Voz de Nosara , y lo usó por unos 10 años, pero había comenzado a circular hace más de 13 años a cargo de una estadounidense. La publicación semanal abarcaba noticias que provenían en su mayoría de la pluma de la comunidad, y con publicación semanal en inglés.

Posteriormente, John Johnson, también dueño del Hotel Harmony en Nosara, apostó por este negocio. El periódico siguió su curso con publicaciones en inglés y español, con un enfoque en periodismo ciudadano.

Hace cuatro años, Araya fijó sus ojos en este proyecto y poco a poco, lo expandió a otras zonas de Guanacaste.

La primera portada de La Voz de Guanacaste se imprimió hace tres años, al mismo tiempo que se abrió la oficina en Nicoya.

Hoy, la publicación mensual llega a varios cantones de la provincia guanacasteca, con un público que los lee más en español que en inglés. Las notas son escritas por tres reporteros, con el apoyo de una fotógrafa, un director comercial, una oficinista y un mensajero.

La conformación de este equipo es parte de las explicaciones del crecimiento de este negocio, en el que además, Araya cumple un rol de recurso humano.

“Todo el staff cree en la misión, están comprometidos y son supertalentosos. Creen que su trabajo tiene un aporte que marca la diferencia. En cierta forma, son como soñadores”, comentó.

Uno de los proyectos que catapultó a La Voz de Guanacaste hacia más cantones de la zona fue #Sindudasenlasurnas, una aplicación móvil que permitía a los lectores conocer con cuál candidato a la alcaldía tenía mayor afinidad. Este proyecto fue concluido en noviembre.

El periódico local tiene sed de mostrar más que solo el turismo que, aunque es el motor de la zona, no es la única cara de la provincia. “Buscamos generar cambios y dar una cara cultural a Guanacaste”, aseguró Araya. Además, aunque conoce sus límites de ser local, quiere tener una calidad mundial.

En detalle

Edad: 30

Empresa: La Voz de Guanacaste

Cargo o profesión: Gerente administrativa

Sostenbilidad y financiamiento