Su firma crece con dos ingredientes


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Con dos ingredientes naturales, dulces y crujientes, Iván Sosa está impulsando el crecimiento de su empresa.

Aunque parece que sus productos tientan a pecar con un exótico sabor, su alta calidad y medida calórica son una garantía para que no existan remordimientos después de consumirlos.

VEA EL ESPECIAL: 40 menores de 40 2016

Este emprendedor fundó la firma Natural Sins, que se encarga de producir y comercializar –de una forma novedosa y saludable– frutas y vegetales deshidratados.

Su preparación, diseño y textura están pensadas para que gusten como un snack alimenticio, con un sabor diferenciado, hecho únicamente con la fruta y azúcar de caña 100% natural.

Cada paquete de piña, mango, manzana o remolacha tiene menos de 100 calorías (a excepción del bocadillo de coco que asciende a 168 calorías). Comer una bolsita de estos productos, sustituye una porción de fruta.

Aunque es ingeniero en sistemas, desde muy joven, Iván comenzó con sus propios emprendimientos en Venezuela.

No obstante, el clima de negocios de su país de origen lo impulsó a mudarse a Costa Rica en el 2009, donde ya su mamá, Alexandra Lazarenko, manejaba –desde el 2003– el negocio llamado Appunto Gourmet Market, que vendía productos naturales.

Empero, desde el 2007 , el joven había detectado (durante varias visitas al país) un significativo potencial en la manzana deshidratada convencional que su mamá preparaba y comercializaba en dicho local, por lo que empezó a investigar sobre ese mercado.

Precisamente, el nombre Natural Sins proviene del tema de la manzana y el pecado de Adán y Eva, porque en ese momento era uno de los productos más gustados de Appunto, ubicado en Los Anonos de Escazú , explicó Sosa.

En el 2010, conformó formalmente la compañía, con la inyección de $250.000 a medias con su primer socio, Andrés Domínguez.

Su operación se instaló en una planta de 1.000 m², en la zona industrial de Pavas, la cual ahora cuenta con 12 trabajadores.

Luego de investigar hasta 17 alimentos, eligieron seis, los cuales lanzaron al mercado en el 2011, con lo crispy y lo natural como valores agregados.

En ese año, se inició la comercialización local y exportación de sus productos, de los cuales la naranja es la única que, por estrategia, ya no está dentro de la oferta.

La compañía exportó hasta 14 países, sin embargo, a través de los años ha depurado las ventas al exterior, concentrando un mayor interés en Estados Unidos, donde al principio ingresó con su propuesta pero no con la fuerza que buscaba.

En setiembre del 2012, detectaron que debían mejorar el empaque para atraer más la clientela en suelo norteamericano.

Empero, no es hasta el año pasado que lograron (mediante la ayuda de un family office ) inyectar $500.000 para mejorar la presentación, destacando aspectos como certificaciones, marca país y otros, lo que les permitió abrir seis nuevos mercados en EE. UU.

En ese país, la firma tiene alianzas con cadenas distribuidoras como UNFI, KeHE y Sysco Foods, y los productos se venden en más de 1.200 puntos de venta.

Actualmente, su foco más importante en ese país es la costa este, donde tienen presencia en 22 estados.

En el 2015 también ingresaron a Francia, Dubái y China. En Latinoamérica, Panamá, El Salvador y Perú son sus mercados más fuertes.

En detalle

Edad: 33

Empresa: Natural Sins

Cargo o profesión: Ingeniero en sistemas

Sostenbilidad y financiamiento