PANELISTA DEL EVENTO NEXTG

Diana Zuleta: 'Como millennial intento acercarme más a ser líder y no jefe'

Antes que ser empleada de alguien más y seguir una serie de reglas, esta emprendedora prefirió hacer algo por su cuenta y por esto creó Pulse


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Diana Zuleta es la cofundadora y directora de la agencia costarricense Pulse. Es una mujer emprendedora que como ella dice, "por definición", es millennial.

A pesar de que nadie se siente demasiado cómodo con la etiqueta, Zuleta se encuentra entre quienes leen cosas al respecto y si se siente "identificada".

Millennial es un término que quiere decir que la persona nació en cierto espacio de tiempo y, por lo tanto, su desarrollo se ha definido por determinados factores. En el caso de los millennials, el factor determinante es la tecnología. Por ejemplo, Zuleta tenía menos de 15 años y ya tenía acceso a Internet. Tener acceso a un mundo casi infinito desde tan temprana edad cambia la vida.

Ella será parte de los expositores del evento NEXTg que organizan La Nación y Forbes y se realizará este martes 21 de junio en el hotel Real Intercontinental, con el fin de hablar sobre qué son los millennials y qué hacen.

Antes de ser empleada de alguien más y seguir una serie de reglas, Zuleta prefirió hacer algo por su cuenta y por esto creó Pulse, denominado un estudio de diseño enfocado en experiencias que combinan creatividad y tecnología.

LEA MÁS: NEXTg: Escuche y aprenda sobre 'millennials' en evento de 'La Nación' y 'Forbes'

Para entender un poco más sobre un ambiente laboral dirigido por una millennial, ella habla sobre cómo empezó y cómo funciona esta agencia.

–¿Cómo se dio la apertura de Pulse?

–Con mucha inocencia. Uno hace facturas cuando la primera persona va a pagar. No conozco a alguien que esté listo antes de trabajar. Uno empieza y se manda. Mis papás siempre tuvieron su propia empresa, son profesionales liberales. No puedo decir que aprendí demasiado, pero era la realidad de mi casa. El momento en el que sentimos que ya eramos una empresa formal, fue mucho más adelante.

–¿Cuándo fue eso?

–Siento que unos cuatro años después de empezar. La sensación vino cuando ya pagamos impuestos y cuando tuvimos planilla por primera vez. Inicialmente por el tamaño, usábamos servicios profesionales, pero tener una planilla y que esta crezca es un gran paso. El año pasado también nos pasamos a una oficina mucho más grande, ese fue otro paso importante.

–¿Pulse es como cualquier oficina o el ambiente millennial es distinto?

–Nuestra oficina es abierta, todos compartimos una sala grande. Hay espacios diferentes para lo que queramos hacer. Hay un laboratorio donde trabajamos con máquinas, con sensores y con varias tecnologías como impresión 3D. Ese espacio lo tenemos separado porque cuando trabajamos con un prototipo puede ser un poco desordenado.

"Nos reunimos todos a las 8:45 a. m. religiosamente para saludarnos y ver qué está pasando en el día. Después cada uno es libre. Eso si, salimos un montón y tenemos reuniones todos los días entre nosotros o con clientes. Creo que es un ambiente bastante informal, cada uno almuerza cuando quiere, no hay reloj de nada. Si necesito tomarme una siesta, también me la tomo".

–Se puede decir que trabajan con la función de cumplir objetivos.

–Totalmente. Nadie me ha dicho nunca que ya es hora de salir pero cuando alguien tiene que irse, se va. El nivel de compromiso es diferente, no es algo de horarios. Nosotros usamos herramientas como Slack y Trello para comunicarnos y por medio de esto nos organizamos, así todos tienen una guía de qué está pasando.

–¿Por qué decidió crear Pulse antes que trabajar en una empresa?

–No es porque tuve una mala experiencia. Tal vez es porque teníamos una idea muy clara del ambiente que queríamos tener. Por ejemplo, en Pulse siempre hay comida para todos, tenemos un patio con sillas, van mis perros todos los días y cuando no van, la gente se queja porque los extrañan. Ahí todos van vestidos como les da la gana. Claro, cuando nos vemos con clientes, vamos bonitos.

LEA MÁS:NEXTg: Conozca la vida de una 'millennial' liderando una empresa

–Del trabajo de Pulse, ¿qué los identifica como millennials?

Pienso que todo sobre Pulse tiene que ver mucho con la libertad, con la pasión y con cosas que uno quiere hacer porque cree en ellas. Si nos devolvemos a hablar de qué identifica a un millennial, tal vez es eso: quiere hacer sus propias reglas, necesita contar con libertades y no imposiciones.

"Como empresa trabajamos todo el tiempo en que eso esté presente en todo lo que hacemos. En cómo nos relacionamos con la gente hacia dentro y a hacia afuera y con nuestras propios horarios, valores, costumbres, principios".

–¿Qué relación tienen con la tecnología?

–Tal vez desde 1998 yo ya usaba Internet. Uno está metido en este tema hace años sin ni siquiera darse cuenta. Hay una gran influencia de informaciones gracias a que existe Internet, gracias a la colaboración, sistemas abiertos, open source, que no serían así si no fuera por la tecnología.

–Entonces, ¿en Pulse se aferran a la tecnología para resolver problemas? Dicen que Google tiene todas las respuestas.

No es tanto así, si hay que tener bases. Hay que tener una astucia de por dónde es que se encuentra la información y luego conectar los puntos. Ese es la idea. Si uno tiene una noción y la ingeniería mental de cómo lo puede resolver, eventualmente la información la encuentra.

–Siendo millennial, ¿qué cree que la diferencia del jefe de otra empresa?

–Primero, que hemos buscado todas las herramientas para no tener un sistema jerárquico. Nadie me dice jefa y yo no digo que tengo empleados. Somos un equipo. Pienso que la forma en la que nos comunicamos, tomamos decisiones, enfrentamos crisis o celebramos refuerza eso.

"Esto parte de mi intención de ser compañera y acercarme más a ser líder que es lo contrario de ser jefe. Un líder está al servicio de su equipo y lo que necesite para avanzar. El único día que me siento jefa es cuando le doy clic a la planilla".

Sostenbilidad y financiamiento