La luz y el color de su área de trabajo afectan los resultados del negocio

Elija según el uso de cada espacio

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Se imagina un proceso con todos los insumos y con resultado final pobre, debido a factores como la luz y el color? Estos elementos inciden directamente en los resultados del negocio, ya sea durante el proceso productivo o con su efecto en el ánimo y desempeño de la gente.

Como gerente, tener conocimientos en iluminación y pintura le permitirá tomar decisiones estratégicas sobre cambios, remodelaciones o nuevos edificios y condiciones de trabajo, además de reconocer una buena propuesta de una que no lo es.

Es posible que algunos colores se identifiquen con valores o características específicas en cada cultura, pero ese tema no es tan relevante a la hora de pintar un área de trabajo.

Marco Mora Von Rechnitz, director de la Academia de Diseño de la Ulacit, explica que los efectos del color sobre el ánimo son los mismos aunque las percepciones sean distintas.

“Necesitamos colores neutros como hilos conductores dentro de los espacios, colores de acento que energicen las funciones o las acciones que se van a dar dentro de estos espacios y otros que además de ser neutros promuevan el lenguaje o la personalidad o el aspecto de lo que queremos lograr en esos espacios”, afirmó.

Alejandro García del Río, gerente de Color de Comex, explica los efectos de seis tonos útiles para los lugares de trabajo:

-Anaranjado

Fomenta el optimismo y el entusiasmo. Utilizado en pequeñas extensiones o como acento, invita a la interacción y al trabajo en equipo.

-Amarillo

Está vinculado con la actividad mental y la inspiración creativa; además, actúa como un color antifatiga. Se recomienda su uso en áreas de acceso o destinadas a realizar reuniones.

-Azul

Brinda paz y tranquilidad, confianza y calidez. Sereno, relajante, reflexivo, es un color que se recomienda para oficinas y salas de espera.

-Verde

Es un color fresco que trae paz, seguridad y esperanza. Como el azul, se recomienda para oficinas y salas de espera.

-Neutros y blanco

Son purificadores, dan sensación de limpieza, claridad, elegancia y respeto.

-Negro

Denota poder y el estilo. Se debe usar en cantidades pequeñas y espacios dónde no se permanezca por mucho tiempo, de lo contrario, puede resultar agobiante.

Según Francia Zerón, ejecutiva institucional de Comex Costa Rica, una buena pintura, con una aplicación correcta, puede mantenerse de 3 a 10 años.

Luz, salud, productividad

Sin embargo, los cambios en iluminación también dependen de las necesidades del proceso productivo.

Sergio Campos, regional project manager de Sylvania, explica los escenarios que obligan revisar la luz de su oficina:

1. Cuando la iluminación juega una carga importante en la factura (costo eléctrico).

2. Cuando hay quejas recurrentes de los colaboradores por exceso o falta de iluminación (seguridad ocupacional).

3. Cuando hay fallos en el proceso productivo o cuando sea crítica la reproducción de color (control de calidad).

Pregúntese en qué horario se utiliza el espacio, si tiene luz natural, cuántos tipos de luz recibe, si hay destellos o resplandor a alguna hora y, sobre todo, el tipo de tarea en cada espacio. Así podrá definir si la iluminación es adecuada y cómo debe variar a lo largo del día.

La suma de colores adecuados y luz suficiente complementarán el espacio físico para trabajar con excelencia.

Sostenbilidad y financiamiento