DIRECCIÓN ESTRATÉGICA

Siemens responde al caso Volkswagen asegurando que la ética es fundamental en los negocios

Ante cuestionamientos sobre el rol de la ética en las empresas alemanas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Múnich, Alemania.- Tras el escándalo de corrupción de la empresa alemana Volkswagen, su compatriota Siemens afirmó que la ética es uno de los elementos fundamentales para el desarrollo de su negocio, por lo que buscan asegurar que sus clientes y proveedores cumplan con las regulaciones vigentes.

"Nosotros tomamos mucho cuidado con los estándares, nos aseguramos que se cumplan y mantener los diferentes requerimientos en nuestros negocios. Este tema es realmente importante y nuestra compañía busca que los clientes y proveedores hagan todo conforme a la ley", comentó Eckard Eberle, director general de la unidad de negocio de automatización de Siemens a escala global.

El directivo de la compañía respondió los cuestionamientos sobre el rol de la ética dentro de las empresas alemanas y explicó que sus colaboradores están conscientes de las consecuencias de no cumplir con la normatividad de cada región.

"En Siemens estamos haciendo lo más posible para evitar los errores y hay una clara guía de que aquella persona que realiza acciones indebidas pierde su trabajo, eso es una clara política en la empresa. Es difícil hablar por toda la industria, pero nosotros nos enfocamos en nuestra compañía", añadió.

El ejecutivo con más de 20 años de experiencia en Siemens recordó el caso de corrupción protagonizado por su compañía en 2007, cuando la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) reveló sobornos para cerrar contratos en diferentes países como México, lo cual generó tiempo después una millonaria multa.

"Nosotros tuvimos una experiencia hace cerca de 10 años, retos de corrupción y otros problemas que provocaron cambios en Siemens dentro de sus procesos y en el cumplimiento de estándares en sus negocios. Ahora queremos asegurarnos de que todo esté limpio también con nuestros clientes y proveedores.

"Solo puedo decir que en nuestra compañía tratamos de mantener un proceso limpio y nosotros hacemos todo de acuerdo con la ley, este es el único camino para hacer negocio", abundó el directivo.

De acuerdo con su informe anual de 2014, Siemens facturó 71 mil 920 millones de euros y tuvo ganancias netas por 5 mil 507 millones de euros. En este último año fiscal, el corporativo teutón registró una disminución en ventas de 2%.

Sostenbilidad y financiamiento