Por: Daniel Salazar Murillo 3 abril, 2016
 Contactar al cliente, fuera del ‘call center’
Contactar al cliente, fuera del ‘call center’

Todo empezó en mayo de 2007. Para entonces, eran solo dos socios recién conocidos con solo dos clientes en la cartera.

Los antiguos colegas que solo se conocían por haber trabajado desde la competencia ahora son una empresa posicionada en más de 40 países, con 250 empleados (proyectados a 300 para el final del año) y 12 oficinas. También guardan un portafolio con casos de éxito registrados en Coca Cola, Electronic Arts, Telefónica, Huawei o Le Novo. ¿La receta? Crear un nuevo servicio, un nuevo mercado y una nueva necesidad.

VEA EL ESPECIAL: 40 menores de 40 2016

El español Rafael Fernández, de 35 años, eligió Costa Rica como uno de los núcleos físicos de trabajo de Findasense. Un sexto de los empleados de la empresa trabajan en sus oficinas de Escazú.

Se trata de una organización que rediseñó y actualizó el antiguo concepto de call center para convertirlo en un centro de interacción con el consumidor, que integra la atención de todos las redes y canales de comunicación (teléfonos, redes sociales, apps , correos electrónicos) en un mismo equipo que crea contenido promocional en tiempo real.

“Hace como cuatro años nos vino a ver Coca Cola: tenían un proyecto en España con call centers y social media , y nos preguntábamos cómo simplificarlo. Empezamos a trabajar en eso. En menos de seis meses fue un caso de éxito de marketing de Coca Cola y de ahí todo fue una espiral de crecimiento”, cuenta Fernández Tamames.

El éxito, según el emprendedor, reside en desarrollar conexiones con los usuarios y aprender a interactuar con ellos, alejados de la emisión de mensajes unidireccionales.

“Dentro de lo que es digital hemos creado un nuevo servicio, un nuevo mercado y nuevos profesionales. Nuestro servicio implica que las empresas se tienen que comunicar con los consumidores y saber qué piensan” destaca.

Una empresa sin jefes

Rafael Fernández es ingeniero informático, autodidacta y emprendedor desde los 17 años. Hacía negocios en las noches, luego de estudiar, sin siquiera tener la mayoría de edad y saber nada sobre empresas.

Fernández cree que practicar en los centros laborales y atreverse a buscar nuevas ideas es la mejor escuela para cualquier emprendedor.

Quizás por eso visualiza a Findensense como una empresa en expansión pero que, sobre todo, debe mantener el espíritu de una compañía emergente.

Quiere una compañía sin jefes ni estructuras estáticas. Le llama “holacracia”.

“Queremos que dentro de dos años todas las personas no tengan jerarquías” comenta. “ No será una anarquía, sino una autogestión. La idea es explotar el potencial de cada colaborador, porque las empresas suelen meterte en un solo rol”.

La idea es que cada colaborador pueda satisfacer su rol personal, desarrollarse integralmente y asumir funciones múltiples de forma dinámica.

Será un proceso de transformación complejo, asegura, pero lo cree esencial para mantener el éxito de su empresa.

La empresa en expansión quiere romper todos los límites posibles: geográficos, organizacionales e incluso, quizás, ampliar los espacios creativos, que provocaron su éxito.

En detalle

Edad: 35

Empresa: Findasense

Cargo o profesión: Emprendedor