Por:  17 agosto, 2015
 El paso a paso para aplicar una sólida estrategia de voluntariado corporativo
El paso a paso para aplicar una sólida estrategia de voluntariado corporativo

El voluntariado corporativo es una excelente herramienta a disposición de su empresa para contribuir a la estrategia de negocios y generar valor compartido en el entorno que le rodea. Mejor clima laboral, colaboradores más comprometidos y felices, y la multiplicación de impactos positivos sociales y ambientales son algunos de los resultados que se pueden obtener de un programa robusto y bien cimentado.

El primer elemento por destacar es la palabra corporativo . Estamos hablando de las acciones de voluntariado promovidas por las empresas para la participación de los colaboradores durante sus horas laborales. Esto implica el compromiso de destinar recursos y facilitar tiempo para que puedan dedicarse a una causa externa común.

Aquí aparece el segundo punto: la causa común . Cómo empresa, ¿qué criterios utiliza para seleccionar las acciones o proyectos en los cuales participar?

 El paso a paso para aplicar una sólida estrategia de voluntariado corporativo
El paso a paso para aplicar una sólida estrategia de voluntariado corporativo

Solemos obtener mejores resultados cuando la estrategia de voluntariado está alineada con la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa, con políticas internas, líneas de productos, intereses de su personal, entre otros. De esta forma, las acciones son más cercanas y pertinentes a los colaboradores.

Debemos definir con qué sectores deseamos trabajar y para ello debemos tener en cuenta: a) nuestros intereses como empresa; b) los intereses de nuestros colaboradores como nuestro principal público y c) las necesidades de la sociedad donde operamos.

Al respecto, tendremos una guía interesante y clara a partir de setiembre, cuando se definan los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Cumbre Especial sobre Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que se celebrará en Nueva York, EE. UU.

Estos objetivos abordarán todos los aspectos del desarrollo sostenible que necesita en la actualidad nuestro planeta, entre ellos, la erradicación de la pobreza y el hambre, la mejora de la salud y la educación, la construcción de ciudades más sostenibles, la lucha contra el cambio climático o la protección de nuestros bosques y océanos. Todos ellos, temas relacionados con el quehacer de muchas de nuestras empresas y seguramente algunos de ellos medulares en nuestro negocio de diferentes maneras.

Ahora bien, una vez bien definidas las áreas, debemos plantearnos si lo hacemos “solos o acompañados”, y aquí viene el tercer punto: la contraparte .

Valore si necesita el apoyo u orientación de una organización experta en el tema, que le ayude a llegar al público meta, que les capacite sobre cómo realizar correctamente las actividades, facilite el equipo adecuado, y garantice que su esfuerzo trascenderá.

En algunos países en los que existen leyes para regular y fomentar las actividades de voluntariado, se considera imprescindible la participación de una organización contraparte experta en el tema sobre el cual haremos voluntariado. Estas organizaciones sin ánimo de lucro deben apoyar a la empresa en formación y logística, pero también tienen un rol fundamental en la contextualización de esa actividad de voluntariado dentro de un proyecto o programa sostenible en el tiempo, con indicadores claros y medibles. Esto le permitirá a la empresa obtener información acerca del impacto que sus esfuerzos de voluntariado corporativo tienen en la sociedad.

Cuando hablamos de impactos aparece el cuarto punto: l a medición . ¡Que importante es para la empresa y para el voluntario saber los resultados de su esfuerzo! Por ello hay que mirar a lo lejos y pensar en grande. Tenemos la oportunidad de medir el impacto del voluntariado en la sociedad y el impacto interno en la empresa.

Más allá del número de personas que participen, del número de beneficiarios o los árboles sembrados, midamos el impacto real de nuestro trabajo: cuantas personas mejoran su calidad de vida, cuantas han comenzado o terminado sus estudios o se integran en la sociedad, cuantas toneladas de carbono vamos a captar, cuanta biodiversidad vamos a proteger, etc. También internamente debemos considerar, el orgullo y satisfacción de pertenencia de los colaboradores o el impacto en el clima organizacional de la empresa.

Para hablar de impactos a través del tiempo, es necesaria la permanencia . Una actividad de voluntariado puntual y específica, sin contextualización en un programa concreto, es una linda actividad que posiblemente tendrá poca trascendencia. Por eso, defina un programa a mediano o largo plazo, huyendo de las acciones puntuales.

Por último, comunique . Su público interno se sentirá realmente orgulloso de los resultados de su esfuerzo y los de su empresa. Extienda la información a todos los colaboradores después de cada actividad y reconozca el esfuerzo realizado, y después, si lo considera noticia, comuníqueselo a los medios.