Haber estado en un equipo deportivo puede ser un ‘plus’ en una entrevista laboral

Existen una serie de hechos y/o de creencias que se asocian al desempeño formal de actividades físicas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Más liderazgo, más confianza en sí mismos y más respeto en la “cancha laboral” es lo que muestran quienes fueron parte de algún equipo deportivo en la juventud.

Así lo aseguran investigadores de la Universidad de Cornell, quienes entrevistaron a casi 1.000 personas.

En el estudio, vieron que rasgos que son útiles en la vida deportiva empapan a los atletas, quienes derraman esas virtudes en otras facetas de su vida, como la laboral y la social.

“Estoy seguro de que el liderazgo, la confianza y el respeto son solo tres de esos rasgos y que hay otros más (buenos y malos) que se cultivan mediante la participación en equipos deportivos; pero esos fueron los que nosotros analizamos”, dijo uno de los investigadores, Kevin Kniffin.

Con el criterio coinciden una psicóloga deportiva, una especialista en recursos humanos y una coach profesional entrevistadas por este medio.

“Energía, disciplina, espíritu competitivo, perseverancia, manejo de la frustración y, según el deporte, trabajo en equipo”, son algunas de las características de los deportistas que son deseables en un trabajador y que podrían hacer que el haber estado en un equipo deportivo sea un plus en una entrevista laboral, comentó Paula Leñero, gerente de consultoría de Deloitte.

De acuerdo con la psicóloga laboral y coach profesionalGabriela Blanco, estas son características que pueden presentar las personas, tanto deportistas como gente que no tenga interés en ejercitarse.

“Sin embargo, existen una serie de hechos y/o de creencias que se asocian al desempeño formal de actividades físicas. Por ejemplo, el alto nivel de compromiso, el empeño, el ser competitivo e incluso, saludable”, dijo.

Además, citó la orientación a resultados, la habilidad para enfocarse, el alto nivel de motivación, la determinación, la dedicación, el celebrar los logros y la capacidad para hacer frente a las adversidades como otras de esas características deseables en un trabajador y que suelen ser ligadas a los deportistas.

Por eso, coincide con Leñero en que la práctica de un deporte puede ser un plus en un currículum, “siempre y cuando el candidato pueda desempeñarlo en su tiempo libre, no durante su horario laboral”, advierte.

La psicóloga deportiva Laura Moreira coincide, pues considera que en los deportes individuales y de equipo se obtienen muchos conocimientos que en ningún otro lugar se podrían aprender tan fácilmente.

Por ejemplo, dice, una característica inherente al deporte es que siempre va a tener reglas, ya sean explícitas o implícitas, lo que ayuda a forjar autocontrol; sin embargo, añade, el deporte también es creación y escogencia.

“Cada jugada, cada movimiento, exige una decisión personal que decide dentro de muchas opciones qué hacer, por lo que estimula la creatividad y la determinación de quienes lo practican”, detalla.

Sin embargo, pese a la escuela de valores que la práctica del deporte permite, considera que el deporte como herramienta educativa actualmente no es suficientemente valorada.

“La educación física es vista como una asignatura complementaria del programa educativo de escuelas y colegios restándole todo su valor educacional”, afirma.

La especialista del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) considera necesario que se procure un adecuado ambiente psicosocial, es decir, que tanto padres de familia, como entrenadores y cuerpo técnico desarrollen estrategias educativas y formativas durante la práctica deportiva y que se incentive el ejercicio fuera de las aulas.

Sostenbilidad y financiamiento