Un cliente importante para cualquier organización deben ser sus propios empleados

Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 4 septiembre, 2015
Cuidar al cliente actual, medianta la capacitación del personal, puede ser una inversión más rentable a mediano plazo.
Cuidar al cliente actual, medianta la capacitación del personal, puede ser una inversión más rentable a mediano plazo.

Existe una competencia fundamental que deben tener todos los colaboradores para hacer realidad la misión y visión de la organización: el servicio al cliente.

Los expertos reconocen que la forma de desarrollar esta importante competencia es mediante planes de capacitación basados en un cronograma de desarrollo por persona, con base en su evaluación de desempeño.

Sin embargo, Carlos Sierra, director del producto de Kactus-HCM de la firma especializadas en software Digital Ware, destaca cómo los costos de captación de clientes cada vez son más elevados y el abandono acumulado de los más rentables supone grandes pérdidas para las empresas.

De ahí que retener a los colaboradores mediante capacitación y un plan de desarrollo debe ser un proyecto prioritario en las áreas de Gestión Humana, aunque generalmente es postergado por la falta de eficiencia operativa.

Las soluciones tecnológicas especializadas para gestión humana y nómina pueden ser el recurso para dar servicio a los colaboradores, a las diferentes áreas de la organización y a la alta gerencia. Por medio de portales web, pueden gestionar en tiempo real todos los procesos y procedimientos que demandaban carga operativa, como, por ejemplo: certificaciones laborales, comprobantes de nómina, vacaciones, certificados de ingresos y retención, asignaciones de evaluaciones y solicitudes en general.

Sierra recomienda que, al momento de escogerlas, se necesita asegurar que sean suficientemente flexibles para que faciliten la gestión de novedades en tiempo real, tanto de la organización como del mercado, para que se ajusten a los requerimientos internos de la organización y externos. Además, que sean robustas, confiables y capaces de brindar un servicio y soporte con tiempos cortos de respuesta.

Las herramientas tecnológicas son aliados de las áreas de gestión humana para cumplir con las expectativas frente a tres grandes desafíos estratégicos: encontrar las personas adecuadas, retener el talento humano y desarrollarlo e impulsarlo.