GERENCIA

El reto empresarial radica en la competitividad

El conocimiento a lo externo y a lo interno de la empresa es un aspecto vital


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

"El mundo es nuestra meta", escribió en su libro, así titulado, el consultor en competitividad, Rafael Enrique Fonseca Zárate. Es un reto al que se enfrentan las empresas que exige de ellas implementar y fortalecer la productividad, el conocimiento, logística, innovación y tecnología.

Según Fonseca, aunque no hay una fórmula mágica del éxito, cinco elementos son vitales: productividad, conocimiento, conocimiento e innovación, planeación logística y la tecnología.

La productividad, un concepto confundido con la competitividad,  que está referido a los procesos y estructura organizacional donde debe haber coherencia entre ellos y estará derivado de lo que hace bajo el espectro de las operaciones, dirección y administración y la realidad geográfica, según el experto con más de 30 años de experiencia en el tema y quien es catedrático de la Universidad del Sinú.

El conocimiento, un aspecto que es vital hacia el exterior y el interior de la empresa. "Se necesita información para generar conocimiento y estrategias de éxito", señaló Fonseca.

Por eso, como lo afirmó Rodrigo Alonso Vera, director ejecutivo de la Corporación Calidad, hay que saber entender los nuevos escenarios internacionales, los diferentes conceptos de la economía, el desarrollo de la cuenca Asia - Pacífico y el papel de Europa, entre otros, que son reflejos importantes del comportamiento de la economía mundial.

El conocimiento e innovación son protagónicos frente a la alta tecnología que impera, permitiendo fortalecimiento de su balanza comercial y dejando como fruto el incremento del empleo y la educación. Esta última importante en el acercamiento entre la academia y el empresariado para mejor comprensión entre lo que se enseña y la realidad de las compañías.

Sigue luego, la planeación logística, que debe modelar y simular procesos apoyados en software especializado. Y hay que dar un salto diferenciador donde aparece la innovación, concebida como la capacidad del producto o servicio para competir en el mercado con las funcionalidades mejoradas.

Las organizaciones deben tener el empeño de buscar ser mejores en su área para lograr reconocimiento.

La tecnología es clave para avanzar. Hay recursos tecnológicos que dan soluciones, como los sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés), que integran y manejan negocios asociados con la producción y aspectos de distribución de bienes y/o servicios; o el Business Process Management (BPM), que permiten automatizar procesos de negocio donde el capital humano es medido por hechos y datos.

"El 70% de los jefes o altos funcionarios gastan la mayor parte de su tiempo en cuidar que la gente que tienen a su cargo haga la tarea. Con estas herramientas se logra que también tengan tiempo para lo que realmente tiene valor para la empresa", reiteró Fonseca.

Además, agregó que, la tecnología, aunque tiene muchos detractores por la reducción de personal humano que supone, es una aliada, si se tiene en cuenta que sin tecnificación, las empresas están destinadas a morir. 

Sostenbilidad y financiamiento