Programa de Bandera Azul Ecológica atrae cada año a más organizaciones participantes

Del 2015 al 2016 la cantidad de postulados aumentó en 714

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El Programa de Bandera Azul Ecológica (PBAE) atrae cada vez más a diversas organizaciones, entidades y empresas a participar y ganar estrellas por sus esfuerzos en diversos ámbitos en favor de los recursos ambientales.

Durante 22 años de existencia, el programa ha evolucionado tanto en la cantidad de categorías disponibles para participar, como en la cantidad de entidades y empresas que deciden comprometerse para optimizar recursos.

Por ejemplo, en este momento, cuenta con 14 categorías, y en las más recientes entregas del galardón (del 2016) participaron 4.976 comités (cada organización o empresa debe tener un comité encargado).

En el 2015, había 12 categorías, ya que en el 2016 sumaron la Eclesial ecológica y la Ecodiplomática. No obstante, restando esos dos rubros y comparando los dos años con las mismas 12 categorías, participaron 714 comités más.

infografia

Diversidad de sectores

Jesús Vega, miembro del Programa Bandera Azul, comentó que cada vez más organizaciones, empresas, instituciones, comunidades y otros se comprometen.

Sin embargo, hay algunas que sobresalen desde hace aproximadamente dos años, ya que se permite a diversos sectores empresariales y entidades de rubros poco comunes o muy diferentes al de playas (que fue la primera categoría) que se involucren.

Tal es el caso de la categoría de Cambio Climático. “Es una categoría voluntaria sumamente versátil, y que le permite al comité ordenarse porque se solicita tener controles de recursos naturales, papel, combustibles fósiles y otros para que se reorganicen, sistematicen y cumplan estándares que optimizan sus operacones”, comentó Vega.

Precisamente, este año se están terminando de otorgar los galardones del 2016, y una serie de compañías y entidades han dado a conocer que recibieron la Bandera Azul en este rubro.

Por ejemplo, en el sector automotor, Distrito Automotriz (distribuidor en Costa Rica de las marcas Suzuki, Kubota, JAC y Changan) obtuvo por primera vez el galardón Bandera Azul, en la categoría Cambio Climático.

LEA: Ocho prácticas para transformarse en una pyme más ecológica

En ese mismo sector, la recibió Grupo Purdy Motor, en ocho de las sucursales de la empresa. Ha obtenido el galardón por quinto año consecutivo.

También del área automotriz la compañía Honda-SAVA se involucró en el proceso en el 2015 para participar en el 2016 y recibió el reconocimiento.

Cambio climático también le otorgó galardón a otros sectores como el de entretenimiento. Parque Viva es una de estas firmas, la cual desarrolló una política de funcionamiento autosostenible capaz de reducir su impacto ambiental y sumó su primera Bandera Azul en este rubro.

Parque Viva, compañía de entretenimiento, recibió la Bandera Azul del 2016 por Cambio Climático. / Foto: Cortesía Parque Viva. [side_to_side]

Durante el año 2016, con el fin de disminuir el impacto en el medio ambiente, el edificio central del Ministerio de Hacienda y la Administración Tributaria de Alajuela, participaron y recibieron, por tercer año consecutivo, el galardón Bandera Azul Ecológica en la categoría de Cambio Climático.

Asimismo, Andaz Península Papagayo Resort y sus acciones en la lucha contra el cambio climático lo llevaron a recibir este reconocimeinto en el 2016.

En el 2015, esta cadena también recibió la Bandera por la categoría Bandera Azul Eventos especiales, en la cual certificaron una carrera deportiva en la Semana de la Salud. “Estas certificaciones son parte del plan estratégico de sostenibilidad y que sigue la filosofía de la cadena Hyatt”, comentó Elsiana Luna, coordinadora de Salud Ocupacional y Ambiente de Andaz.

Carnes don Fernando es otra empresa que se involucró en el proceso desde el 2011 y ha obteniendo el reconocimiento hasta la fecha en cada uno de los años siguientes, pero en la categoría de Espacios naturales protegidos.

Las organizaciones tienen la guía en el sitio web de Bandera Azul sobre las reglas obligatorias y las complementarias. Si cumplen las obligatorias, pueden recibir una estrella blanca.

LEA:Agro en lucha contra cambio climático

Las reglas complementarias son las que permiten que las organizaciones se esfuercen más para elevar la cantidad de estrellas en la Bandera.

Todas las Banderas son de índole voluntaria, solo la de centros educativos es obligatoria por estrategia del Ministerio de Educación (MEP). Por eso, es la categoría que cuenta con más comités activos al 2016 (2.916 en total).

No obstante, entre los voluntarios le sigue justamente el de Cambio climático, con 753 comités activos al 2016.

El programa exige mejoras todos los años y la justificación de cada cambio. Así como las organizaciones pueden repetir y ganar más estrellas, también pueden perder la Bandera Azul si no continúan el proceso.

El Programa es interinstitucional y está integrado por el AyA, ICT, Minaet, Ministerio de Salud, Canatur, el MEP, Grupo ICE, Red Costarricense de Reservas Naturales, MAG, CCSS, AED, CO2, IFAM, Unión Nacional de Gobiernos Locales y CFIA.

Precisamente el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica (CFIA) planea la posible incorporación de una nueva categoría para este 2017, dirigida a “Construcciones Sostenibles”.

Sostenbilidad y financiamiento