INICIE HOY

Ocho prácticas para transformarse en una pyme más ecológica

Utilice dentro de su producción materiales reciclados o que generen un menor impacto sobre el ambiente.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

¿Qué tanta importancia le da su pyme a los temas ambientales? ¿Los ha incorporado dentro de su estrategia de negocios?

El llevar a cabo prácticas sostenibles no solo beneficiará al medio ambiente, sino que le permitirá reducir costos y mejorar la eficiencia de su empresa.

Pablo Rojas, director de la dimensión ambiental de la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED), recomienda hacer un diagnóstico de la empresa y así determinar en qué áreas ambientales se debe trabajar más.

“Si soy una pyme y resulta que mi consumo energético es bastante amplio, entonces yo debería estar trabajando muy fuertemente en acciones de eficiencia energética o en (incluir) fuentes alternativas de energía”, ejemplificó el ingeniero en biotecnología.

LEA TAMBIÉN Agencia de turismo Asuaire revalida carbono neutralidad apoyada en software GreenCloud

Algunas medidas básicas y generales que se pueden tomar son las siguientes:

1-Gestione integralmente los residuos que genera su empresa: sepárelos en diferentes basureros o contenedores y recíclelos llevándolos a un centro de acopio o entregándoselos a personas que los gestionen responsablemente. También puede valorar reutilizar ciertos desechos.

2-Reduzca el consumo de papel, privilegie los documentos digitales e imprima solo aquello que sea necesario. Igualmente, disminuya el uso de bolsas plásticas y elimine totalmente el empleo de estereofón, que es dañino.

3-Utilice dentro de su producción materiales reciclados o aquellos que elaborados de una forma en la que el impacto sobre el ambiente fue menor.

4-Sustituya los equipos ineficientes de aire acondicionado por unos que consuman menos energía.

5-Utilice luminarias LED, aproveche la iluminación y ventilación natural y procure utilizar dispositivos que reduzcan el consumo de agua y electricidad.

6-Sustituya los vehículos viejos e ineficientes por unos más eficientes y utilice –cuando sea viable- medios alternativos de transporte como la bicicleta, el bus y el tren.

7-Aplique prácticas de manejo eficiente, las cuales le permiten ahorrar combustible como optimizar el uso de aire acondicionado en el vehículo y la presión de las llantas, así como evitar estar acelerando y desacelerando (tratar de mantener una velocidad constante).

8-Únase a iniciativas que promuevan prácticas a favor del ambiente, como el programa Bandera Azul Ecológica. Asimismo, puede decidir certificarse carbono neutral.

LEA TAMBIÉN ¿Cómo pueden contribuir las pymes a la meta de carbono neutralidad?