Costa Rica ya tiene 65 empresas certificadas C-Neutral

La Dirección de Cambio Climático implementará una nueva estrategia para mantener el crecimiento

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El 13 de abril pasado, la agencia de autos FACO –distribuidor de Honda– se posicionó como la segunda agencia de vehículos certificada carbono neutral del país.

Tres años atrás, Grupo Purdy Motor (Toyota, Daihatsu e Hino) había anunciado el primer sello C-Neutral del sector automotor costarricense.

LEA:Los ocho pasos para tener una empresa C-Neutral

Ambas empresas aparecen hoy en una lista compuesta por 65 firmas que combaten el cambio climático por medio de acciones de medición, reducción, remoción y compensación de emisiones de gases efecto invernadero.

Entre las compañías reconocidas recientemente están Hotel La Posada, Ferretería Jorcel, Carnes Don Fernando, Etipres, Laboratorios Stein, FACO, Boston Scientific, Atemisa y Proquinal.

Mientras que otras empresas como Florex, Coopelesca, Grupo Britt, Grupo ANC, Asuaire Travel y Coopeservidores lograron el sello años atrás.

Kattia Aguilar, técnica de la Dirección de Cambio Climático, mencionó que hay una tendencia al crecimiento de organizaciones con el reconocimiento de carbononeutralidad, pasando de solo 2 compañías en 2012, a 21 firmas en lo que va del 2016.

Con el fin de mantener ese crecimiento, implementará una nueva estrategia que involucra relanzar el Programa País Carbono Neutralidad 2.0, en el que, a parte de buscar la carbononeutralidad, se insta a las organizaciones a incorporar acciones en adaptación.

“Se suma también la creación de capacitaciones de pymes, acercamiento con Cinde, aspectos de incertidumbres y métrica, identificación de incentivos y financiamiento para transformación tecnológica integrados con un fortalecimiento de la comunicación y difusión”, explicó Aguilar.

Casos recientes

La agencia de autos FACO tomó la decisión de buscar la C-Neutralidad como parte de su compromiso con la responsabilidad social y ambiental que incluye el cumplimiento de normativas, disposiciones legales y vigentes en materia ambiental a nivel nacional.

Francisco Castro, gerente de mercadeo de la empresa, mencionó que el proceso de certificación tardó siete meses y que ya son testigos de algunos beneficios como el ahorro de costos, por ejemplo, en el caso de la energía.

“También nos ayuda a diferenciarnos, a nivel nacional, de la industria al ser la segunda empresa en esta área (automotriz) alcanzar dicho reconocimiento”, dijo.

La compañía desarrolló estudios energéticos para identificar cuáles factores o equipos consumían más energía. También buscó alternativas de ahorro de combustible para su flota vehicular.

Por su parte, Hotel La Posada, Agrícola El Cantaro y Ferretería Jorcel, ubicadas en la zona de occidente, fueron certificadas como carbono neutral el 6 de mayo.

Sofía Fonseca, administradora del complejo hotelero, mencionó que comenzaron el proceso como parte de su conciencia ambiental, y además, porque significa un valor agregado para los turistas. Destacó que gracias a las medidas que ejecutaron, tendrán un ahorro económico anual de aproximadamente $14.000.

En el caso de Etipres, que obtuvo la certificación en marzo pasado, considera el sello como una de las iniciativas que ejecutan en pro de la sostenibilidad.

“En el proceso de certificación se invirtió $5.000 y las inversiones para las acciones de mejora y reducción son de $40.000 en proyectos como cambio de luminarias o adquisición de paneles”, señaló Leslie Vargas, vocero de la firma.

Carnes Dos Fernando recibió la certificación de carbononeutralidad para su finca de engorde, ubicada en La Fortuna de San Carlos, en abril pasado.

Para lograrlo, recurrió a buenas prácticas pecuarias, entre ellas, reforestación de árboles nativos, cuido de las fuentes de agua cercanas a sus fincas, pastoreo rotacional y la alimentación de alta calidad para sus más de 750 reses.

Casos antiguos

Florex, junto a Travel Excellence, fue una de las primeras empresas que utilizaron la Marca País Carbono Neutral en el 2012.

Esta compañía quiere generar al menos tres proyectos cada año para desarrollar cambios en tecnología, energía alternativa y eliminación de fuentes.

“A los largo del proceso se han obtenido grandes beneficios a nivel de imagen, mayor y mejor control de los procesos, además de reducciones en consumos que dan mejoras económicas”, destacó la vicepresidenta, Silvia Chaves.

Coopelesca fue la primera cooperativa de distribución de electricidad en verificarse como carbono neutral (2013) y, desde 2014, en autoabastecer sus emisiones de carbono no reducidas (tiene un bosque secundario).

Grupo Britt recibió el sello en 2013 tras un proceso de seis meses en el que tomaron medidas como el cambio de sistemas de calentamiento de agua de eléctricos por sistemas solares, y la instalación de orinales y servicios sanitarios de bajo consumo de agua.

Pablo Vargas, CEO de la firma, indicó que los colaboradores de la empresa juegan un papel fundamental ya que se encargan de optimizar los recursos.

En el 2014, dos de las 13 compañías certificadas fueron Asuaire Travel y Grupo ANC.

Para Cristina Calvo, directora de mercadeo y ventas de Asuaire, uno de los principales beneficios ha sido llevar una medición clara del consumo de energía y así poder revisar cómo mejorar y optimizar la gestión de la compañía.

Grupo ANC, por su parte, afirma que la certificación es una manera de apoyar la meta de carbononeutralidad del país. Pero, durante el proceso, vieron grandes oportunidades de eficiencia.

“Invertimos más de $30.000 en proyectos de reducción pero lo vemos como cualquier otro proyecto de inversión en el que evaluamos la tasa de retorno”, destacó Mariela Astúa, vocera de ANC.

LEA: Sector servicios tiene mayor presencia entre las empresas con la marca C-Neutral

Finalmente Coopeservidores recibió el sello en el 2015 y redujo ¢16 millones al año en consumo eléctrico, ¢13,5 millones en agua y ¢4.5 millones en uso de papel.

Sostenbilidad y financiamiento