Casa Blanca recurre a medida extrema para sobrevivir a un mercado convulso

La firma presentó un convenio preventivo en medio de un mercado que se torna cada vez más agresivo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Presentar un convenio preventivo para renegociar sus deudas resultó ser la medida más viable para que Casa Blanca sobreviva en un mercado que se torna cada vez más agresivo a causa del otorgamiento de créditos y la diversificación de servicios.

A través de esta figura, que está regulada en el Código Procesal Civil, el deudor que todavía no está en quiebra propone a los acreedores acuerdos alternos que satisfagan a todas las partes.

LEA:Abogado de Casa Blanca: "Los locales que estén abiertos y no generen excedentes deberán cerrarse"

Quienes están a cargo de Casa Blanca reconocen que atraviesan un periodo de dificultades económicas. Sin embargo, hacen énfasis en que los puntos de venta operan normalmente y que mantienen sus planes para captar más consumidores.

“El instrumento del convenio preventivo de acreedores se contempla en nuestra legislación civil. Es importante aclarar que es una vía para reorganizarse financieramente de conformidad con la ley y así garantizar la continuidad de la empresa en el tiempo”, explicó a EF el gerente comercial de la firma, Minor Alfaro.

¿Qué los llevó a esa situación? El representante de la compañía prefirió no referirse a las razones sino esperar a que termine el proceso judicial que se inició el 12 de enero al presentar el convenio.

La compañía busca este “respiro” en tiempos en los que sus principales competidores (Unicomer y Grupo Monge) reconocen que la competencia es intensa por lo que deben reinventar sus negocios de forma constante.

Según el último Perfil del Consumidor de EF, Casa Blanca es el tercer comercio en el que piensan los consumidores si deben comprar un electrodoméstico; por detrás de Gollo y Monge.

Los planes de Casa Blanca

Pese a la situación que vive, la firma continúa aumentando la cantidad de servicios que le ofrece a sus clientes. Por ejemplo, en este primer mes del año arrancó con la venta de seguros de desempleo y enfermedades graves en sus puntos de venta.

A esto se suma que desde 2016 ofrece planes de ortodoncia con el Centro de Ortodoncia Turnón. Para acceder al servicio, se efectúa un análisis médico para determinar si la persona es candidata al plan; seguido se cancela una prima y, finalmente, el usuario cancelará cuotas en un plazo máximo de 28 meses.

También el año pasado la empresa cerró sus locales de menor tamaño, tras argumentar que en ellos no se les permitía explotar todas las categorías que ya tenían y las que agregarían. Siendo así, operarían solo en los puntos de más de 500 metros cuadrados.

En ese momento la compañía no detalló cuántos puntos de venta dejaron de operar pero sí comunicó que las personas que trabajaban en esos sitos fueron reubicados, conservando una planilla de más de 700 personas.

No obstante, el gerente comercial de la empresa, comunicó a EF que a enero de 2017 contaban con más de 550 colaboradores.

“Casa Blanca es una empresa que está en marcha con una operación fluida. Tenemos una estrategia comercial que apunta hacia el crecimiento rentable y sostenible en ventas de líneas de productos adecuadas a las demandas de los clientes”, señaló Alfaro.

La empresa quiere mejorar en temas de estandarización de servicios y atención al cliente. Asimismo, buscarán ser más eficientes en términos operativos y rentabilización de los locales.

“Hoy los clientes son más informados, buscan comunicación más efectiva, rápida y racional, no creen en publicidad, buscan mejores opciones de compra, con mejor servicio y mayor prontitud”, mencionó el gerente.

Los pasos de la competencia

Tanto para los representantes de Gollo como de Grupo Monge la industria es sumamente competitiva no solamente en Costa Rica si no también en toda la región.

Hugo Pereira, gerente general de Grupo Monge, mencionó que ante estas condiciones deben estar innovando de forma constante para ofrecerle a los consumidores diversidad de categorías según las últimas tendencias y así diferenciarse de la competencia.

Bajo este panorama la empresa ha ampliado su oferta considerablemente en los últimos años. Por ejemplo, en el 2013 lanzó su línea de motocicletas Serpento.

Dos años después lanzó su sistema crediticio Flexipagos, con el que las personas pueden acceder a la compra de crédito en comercios como Colono Construcción, el Colono Agropecuario, El Lagar y Depósito Las Gravilias.

Actualmente están realizando otras alianzas que les permitirían brindar acceso a créditos en educación, salud y otros temas.

Por su parte, Eduardo Córdoba, gerente de mercadeo de Gollo, manifestó que el mercado retail es muy competitivo por lo que deben monitorear diariamente las necesidades de los clientes, así como también a sus competidores.

Esta compañía ofrece créditos en cualquiera de sus tiendas, sin importar ingreso o antigüedad laboral, que puede ser usado para realizar mejoras en el hogar, comprar útiles escolares y demás.

Además, a través de la firma los costarricenses pueden adquirir planes para vacacionar dentro y fuera de Costa Rica.

También pusieron en operación Gollo Ópticas y Gollo Motors, con los cuales los clientes pueden comprar desde lentes y aros hasta motos a crédito.

LEA:Alianzas con comercios será la estrategia de la nueva financiera Credilat

“Nuestros planes son seguir creciendo en número de tiendas, más ópticas y también fortalecer tiendas claves”, dijo Córdoba.

Convenio preventivo

¿Qué es? Es una figura que está regulada en el Código Procesal Civil a partir del artículo 743 y en este, el deudor, que todavía no está declarado en quiebra, propone a sus acreedores acuerdos alternos en los que se vean satisfechas todas las partes.

¿Cómo reaccionan los bancos? En primer lugar deben esperar si el juez aprueba o no el convenio, y si es aprobado, en qué términos. Al mismo tiempo, las entidades acreedoras pueden llegar a arreglos con el deudor, reestructurando los créditos a cambio de que este retire el convenio.Dependiendo de los resultados de esos eventos y consideran las condiciones bajo las cuales las entidades aprobaron los créditos, la entidad deberá revisar la categoría de riesgo asignada al deudor, así como, las estimaciones registradas y determinar si debe recalificarlos o efecturar mayores estimaciones de conformidad con la normativa vigente.

¿Cómo queda la empresa ante el Centro de Información Crediticia (CIC)? La situación de la firma no se refleja inmediatamente en el CIC, sino que el impacto se muestra conforme la morosidad del deudor aumenta. En tal caso, el atraso de sus operaciones será reflejado en el CIC, con lo cual su nivel de comportamiento de pago histórico podría pasar de un nivel uno (bueno) a un nivel dos (aceptable) e inclusive a un nivel tres (deficiente).

Fuente Sugef y Bufete BLP

Sostenbilidad y financiamiento