Universidades invierten más en cautivar a los millennials

Ejecutan construcción de centros, laboratorios y ambientación de alta tecnología combinado con actualización académica

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las universidades privadas están invirtiendo en la actualización de su infraestructura, en equipamiento y ambientación para cautivar cada vez más a los millennials , es decir, las personas nacidas entre 1982 y el 2000, quienes representan una significativa parte de la población estudiantil superior.

Aunque estas instituciones quieren estar bien posicionadas ante cualquier persona interesada en estudiar, en medio de la fuerte competencia, las exigencias de la generación Y hacen eco en sus decisiones estratégicas.

LEA TAMBIÉN: Negocios corren peligro de perder la lealtad de sus empleados millennials

En los últimos tres años, cuatro universidades privadas invirtieron $32 millones en obras para adaptarse a los gustos y necesidades de los millennials .

Se trata la Universidad Veritas, la Universidad Latina de Costa Rica (Ulatina), la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit) y la LEAD University (Ulead), que abrirá pronto sus puertas y estará enfocada en atraer principalmente a este público.

El 97% de la población universitaria en promedio de estas instituciones pertenece a la generación Y.

Asimismo, en el 2014, se matricularon un total de 208.612 nuevos estudiantes en universidades públicas y privadas en todo el país, y un 99% (208.403) se ubicó entre los 18 y 24 años de edad, de acuerdo con datos del V Informe del Estado de la Educación 2015.

Es decir, que de la población total de Costa Rica en el rango de los 18 y 24 años (609.366 personas), al cierre del 2014, quedaron 400.963, que podrían ser aún potenciales candidatos por estudiar en alguna entidad.

No obstante, de los matriculados hasta ese año, el 48,7% lo absorbieron entre las cinco universidades públicas del país, (UCR, TEC, UNA, UNED y UTN) y el 51,3% se distribuyó entre 42 de las 53 privadas y registradas oficialmente ante el Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada (Conesup).

Principales inversiones

En un escenario altamente competitivo, la pretensión de las universidades de estar al día con las corrientes tecnológicas, la aplicación del dinamismo y la creatividad también aumenta conforme se acerca la llegada de la generación Z (o centennials ) a las aulas.

Las entidades afirman que realizan constantes análisis para dar seguimiento tanto en infraestructura como a nivel académico a las exigencias de los millennials y lo que se proyecta a futuro.

La Ulatina informó que, en los últimos tres años, su inversión más fuerte ha sido de $15 millones, en la construcción del edificio de Ciencias de la Salud.

Se trata de una facultad con 4.000 alumnos, la cual cuenta con un hospital simulado con laboratorios, consultorios y tecnología de vanguardia, aseguró Alex Fernández, CEO de Laureate Costa Rica.

Esto incluye la ampliación de la clínica odontológica.

Otra de sus inversiones más relevantes es de $4 millones en la apertura de una sede en Liberia.

“Nuestro proyecto más ambicioso a mediano plazo es aumentar nuestra inversión en la sede de Heredia. Estamos en las fases de evaluación del proyecto, el cual pretende albergar a 10.000 estudiantes”, dijo Fernández.

A nivel curricular, la Ulatina ofrece los técnicos en marketing digital, computación en la nube, desarrollo de aplicaciones Microsoft y las academias de HP, Cisco y Microsoft, como parte de sus recientes incorporaciones con el fin de atraer a la generación Y.

El Centro de Investigación para la Innovación (Cinno), de fabricación digital ($700.000), y el Laboratorio Biomolecular (Biomol), dedicado a la investigación de las diferentes especies animales ($25.000), forman parte de las inversiones más destacadas de la Universidad Veritas.

Asimismo, la instalación de 72 paneles fotovoltaicos ($48.000) y más de $5.000 de inversión en mobiliario se suman al trabajo de ambientación en general que hace esta entidad con el fin de ser más atractiva.

También está ejecutando una remodelación de aulas bajo el diseño de una estudiante de la carrera de Diseño del Espacio Interno, en el que se invierten $100 por metro cuadrado.

“Al incorporar a la generación millennial en la concepción del diseño de los espacios, les permite apropiarse más fácilmente de los mismos”, manifestó Jina González, directora de Mercadeo y Admisiones de Veritas.

Respecto a la oferta curricular, González comentó que para estos jóvenes buscan ofertas que se ajusten tanto a sus objetivos de emprendimiento como a la demanda del mercado. Por eso, dan énfasis en equipar a las carreras de animación digital, cine y televisión y diseño publicitario.

Por su parte, la Ulacit invirtió $8 millones en el último año, principalmente, en la remodelación del 80% de su infraestructura, aseguró la rectora Silvia Castro.

Esto involucró nuevos laboratorios, equipos, espacios de esparcimiento y condiciones tecnológicas y ambientales de primera línea en las aulas.

Asimismo, construyó una sede en Escazú de $3 millones para impartir carreras de posgrado y especializaciones técnicas.

También está en proceso de concretar un nuevo edificio, aunque no dio los detalles de la obra.

En relación con su oferta académica, Castro resaltó que la Ulacit ya cuenta con la licenciatura en ingeniería química industrial y está en proceso de abrir 19 carreras más.

Actualmente, brinda más de 20 programas tecnológicos incluido desarrollo de software y de Front End, diseño de videojuegos, animación digital, diseño de aplicaciones para móviles, telecomunicaciones, bases de datos Oracle y social media marketing .

Nueva propuesta

Ulead es una nueva universidad ubicada en Plaza Rohrmoser de Pavas, en la que se invirtió más de $4 millones.

Está orientada en atraer millennials en pregrado y una gran mayoría en posgrado, manifestó Roberto Artavia, presidente del Consejo Académico.

La entidad iniciará con las carreras de liderazgo en gerencia (solo pregrado) y comercio internacional (pregrado y posgrado).

“La infraestructura está enfocada en crear un ambiente sin papeles, dinámico para la educación de jóvenes que van a fortalecer destrezas personales y profesionales”, afirmó Artavia.

Arturo Echeverría, de OPB Arquitectos, quien estuvo a cargo del proyecto, explicó que el espacio de aprendizaje rompe el cascarón tradicional y se usaron conceptos de interconexión digital y espacios colaborativos aplicados a las tecnologías de información y comunicación.

Sostenbilidad y financiamiento