LÍO SE ORIGINÓ TRAS LA SEPARACIÓN DE LOS DUEÑOS DE LA FIRMA

Problema legal crea inestabilidad en las operaciones de Gas Z

El Ministerio de Seguridad Pública allanó la semana pasada las plantas del Coyol y La Lima provocando, al parecer, atrasos de hasta dos días en el abastecimiento de gas; Gobierno garantiza el servicio público 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las operaciones de Gas Nacional Z en territorio nacional pasan por un momento de incertidumbre tras haber sido desalojadas la semana pasada sus plantas en El Coyol, de Alajuela, y en La Lima, de Cartago. 

Según dio a conocer Telenoticias este mediodía, esta decisión sería consecuencia de la separación de los dueños de la firma, una acción que provocó que un juez en Estados Unidos emitiera una medida cautelar con el fin de asegurar los bienes, orden que habría sido irrespetada por el Ministerio de Seguridad Pública, según detalló el representante legal de la empresa al noticiero.

"Aconteció entonces que el Ministerio de Seguridad Pública diera una orden de desalojo parcialmente a las empresas con su intervención, mano militaria y dolorosa para los empleados", indicó Victor González, vocero de la compañía. 

Esta situación provocó que a los empleados se les comunicara que tenían viernes y lunes libre mientras que se solucionaba el problema, lo que ocasionó retrasos de hasta dos días en el abastecimiento de gas, un problema del que ya tiene conocimiento la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y por la que ya pidieron explicaciones a la firma. 

Por su parte, Victor Morales, ministro de Trabajo, mencionó hoy en Consejo de Gobierno, que se garantiza el abastecimiento y distribución de gas a la ciudadanía. 

Asimismo, por medio de un comunicado de prensa, recalcó que tanto ese Ministerio como el de Ambiente y Energía, están en contacto permanente con la empresa concesionaria tanto para garantizar la continuidad de este servicio público así como buscar una solución laboral. 

"El Gobierno dela República da fe de que, participa de manera activa y mediadora, para que la situación en la plantas envasadoras de Gas Zeta sigan operando y el brinden el servicio público a la ciudadanía", cita el documento. 

Con esta actitud coincide el vocero de la firma quien manifesto que están tratando de dar el servicio en lo posible, teniendo como prioridades el abastecimiento de hospitales, cárceles y otros sectores sensibles de la sociedad costarricense. 

Esta situación se da conocer la misma semana en que la empresa anunció que contrataría 150 personas más para ampliar su cobertura en el país y alcanzar los 81 cantones. 

Además este plan de expansión incluye traer la experiencia que tiene la firma en otros mercados del mundo, ampliar y renovar su flotilla de distribución, mejorar la atención a los clientes y realizar la feria de empleo para atraer operarios, técnicos de planta, choferes, supervisores de seguridad, asistentes de producción y otros.

Sostenbilidad y financiamiento