Empresas lograron ahorrar más agua en sus operaciones

Entre las medidas destaca la recolección de agua de lluvia e invertir en una planta de desalinización

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Desde las productoras de bebidas hasta compañías del sector automotor disminuyeron el consumo de agua en sus operaciones.

Sus principales incentivos son la reducción de costos y aminorar el impacto ambiental que genera la creación de sus productos.

Entre quienes ejecutan planes de ahorro están Coca Cola Femsa, Fifco, Bridgestone, Dos Pinos y el Grupo Purdy Motor.

Las medidas que aplican incluyen desde cambio de grifos hasta la instalación de sistemas para recolectar agua llovida o poner en marcha una planta de desalinización de agua de mar.

Sin embargo, en el marco de la celebración del Día Mundial del Agua –este 22 de marzo–, son conscientes de que lo que han hecho hasta el momento se debe fortalecer con nuevas acciones.

LEA:Hoteles aplican diversas tácticas para ahorrar agua en Guanacaste

Coca Cola Femsa hace uso eficiente del agua en las lavadoras de botellas, echan mano de la reutilización de agua limpia y emplean limpieza en seco de la planta de producción.

También tienen un programa para detección de fugas, realizan campañas para concientizar a sus colaboradores y tratan el 100% de aguas industriales.

La gerente de Asuntos Corporativos de la compañía, Catherine Reuben, manifestó que procesan más de 600 metros cúbicos de agua diariamente y tienen un laboratorio de análisis que garantiza el correcto funcionamiento y el cumplimento de normativas.

En su planta en Costa Rica, Coca Cola usó un promedio 2,05 litros de agua por litro de bebida producida en el 2015. Esperan mejorar esta cantidad este año.

“Seguiremos trabajando por el buen manejo del recurso hídrico, tanto dentro como fuera de nuestras operaciones”, agregó.

Por su parte, el esfuerzo de Fifco por reducir la cantidad de agua que usa en su producción se inició en los 90. Sin embargo, el avance más significativo sucedió a partir del 2008, cuando implementó el nuevo modelo de negocio de la firma basado en la triple utilidad.

“La compensación de nuestra huella de agua la hacemos a través de diversas iniciativas como el pago por servicios ambientales a Fonafifo, así como proyectos comunitarios para el suministro de agua potable y cosecha de agua de lluvia”, explicó la directora de Relaciones Corporativas de la compañía, Gisela Sánchez.

La firma también logró en 2015 la certificación de huella de agua de su producto Agua Cristal, que implica que la medición y reducción del consumo del líquido a lo largo de toda la cadena de valor.

Otra de las medidas que ejecutan son la reutilización y reciclaje interno de las aguas, así como, automatizar y controlar los procedimientos de lavado, limpieza y desinfección, y la optimización de los procesos de pausterizado.

Aunado a esto, decidieron poner en marcha la primera planta de desalinización de agua de Costa Rica en su división inmobiliaria, lo que les permitirá potabilizar agua del mar.

“Así quitaremos presión sobre los acuíferos de la zona”, destacó la directora de la compañía.

Del 2005 a la fecha, Fifco redujo el consumo de líquido en aproximadamente 1.600 millones de litros. No obstante, esperan aumentar esa cifra al poner en marcha nuevas medidas.

Entre las ideas están incorporar nueva tecnología e implementar nuevos ciclos cerrados de utilización, tratamiento y reutilización de agua en sus procesos productivos.

Dos Pinos es otra de las compañías del sector alimentario, que se esfuerza por ahorrar.

Algunas de las prácticas de producción limpia que la firma realiza incluyen el uso del agua tratada que produce la planta de producción en la realización de tareas de limpieza y riego de áreas verdes.

También, toda el agua que utiliza en su planta de reciclaje de material de empaque tetra pack , proviene de aguas tratadas.

A esto se suma que tienen campañas internas de educación para fomentar la utilización adecuada y poseen sensores automáticos en los grifos de lavado de manos en pilas de alto tránsito.

Del año pasado a la fecha, se ha mejorado el consumo de agua en metro cúbico por tonelada de un producto terminado en un 10%.

“Mantenemos una permanente búsqueda de nuevas formas de ahorro y eficiencia en el consumo de agua. Estas acciones contemplan revisión de más procesos y maximización de las oportunidades de reutilización de aguas tratadas”, aseguró Francisco Arias, gerente de Relaciones Corporativas y Ganaderas de Dos Pinos.

En un mercado sobre ruedas

Purdy Motor –distribuidor de las marcas Toyota, Daihatsu, Lexus e Hino– y Bridgestone Costa Rica, no se quedan atrás al redoblar esfuerzos para ser más eficientes en el uso de agua en sus oficinas.

En el caso de Purdy Motor, decidieron llevar acabo una serie de proyectos enfocados en el ahorro, de manera formal y con resultados medibles a partir del 2012, al participar en la iniciativa de Bandera Azul Ecológica.

La jefa de Relaciones Corporativas, Ana María Sequeira, mencionó que han cambiado y mejorado sus infraestructuras al implementar orinales secos, reemplazados los grifos y disminuido el caudal del agua, con el cambio de bombeo de inodoros y la detección y reparación de fugas.

Asimismo, captan agua llovida para el lavado de vehículos en el departamento de operaciones, así como en la sucursal de Pérez Zeledón y Purdy Vehículos de Trabajo.

Desde el 2012 hasta el 2015, redujeron en un 32% el consumo de líquido en sus instalaciones.

LEA: Empresarios más sostenibles son más innovadores

“Esto lo mantenemos aún cuando la operación ha crecido y hemos tenido una importante expansión de infraestructura”, acotó Sequeira.

Bridgestine, que ha reducido el uso del agua en un 6% del 2005 al 2015, planea intensificar sus esfuerzos y aumentar considerablemente esa cifra.

Hasta este momento, la empresa ha echado mano a la reutilización de aguas residuales para el mantenimiento de zonas verdes y para el uso industrial en los sistemas de enfriamiento.

Erick Herrera, Country Manager de Bridgestone, destacó que están buscando bajar sus indicadores, entre ellos el de agua.

“Uno de los próximos proyectos es buscar opciones para reutilizar el agua de rechazo del proceso de ósmosis inversa, caracterizarla y reiyectarla”, agregó.

Sostenbilidad y financiamiento