Negocios de comidas intentan sobrevivir en medio de la sobreoferta

Negocios de este sector implementan estrategias para permanecer con vida

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El cierre de operaciones de la cadena de comidas rápidas Wendy’s en Costa Rica, recuerda la presencia de un enemigo que puede llegar a ser letal para la permanencia de las empresas del sector gastronómico: la sobreoferta.

“El mercado se ha transformado drásticamente en los últimos cinco años. Actualmente Costa Rica es el tercer país en el mundo con más restaurantes por kilómetro cuadrado”, destacó la firma al anunciar su salida el 8 de enero.

Ante lo que puede considerarse como una saturación de mercado, los empresarios se han visto obligados a implementar múltiples medidas para lograr la continuidad de sus negocios.

Entre otras acciones, los empresarios están buscando e implementando estrategias de retención de clientes a través de la incorporación de productos a bajos costos y de calidad.

Asimismo, las firmas empezaron a incorporar productos considerados como saludables dentro de sus menú con el objetivo de captar el gusto de una población que cuida de mayor forma su salud y aspecto físico.

Según un estudio efectuado en el 2012 por la firma Ceesa para la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), entre el 2010 y el 2014 se esperaba la apertura de 244 nuevos puestos de venta; para un total de 679 desde 1962.

Jorge Figueroa, presidente de Cacore, manifestó que este momento de crisis en el sector se da tras cinco años en los que la saturación del mercado se ha vuelto cada vez más perceptible.

“Nuestra población no crece exponencialmente y hay una situación económica un poquito complicada. Es decir, el mismo queque se lo reparten entre más empresas por lo que al final del día les queda una borona; algunos van a morir de hambre y otros se quedarán con una mayor porción del pastel”, mencionó.

Por su parte, el Centro Nacional de Franquicias (Cenaf) reporta que durante los últimos cinco años iniciaron operaciones 38 franquicias nacionales e internacionales que pertenecen al negocio de comidas.

“En el caso del sector de franquicias, lo que tradicionalmente buscan los inversionistas son negocios de comidas, sobre todo en el área de comidas rápidas. Este efecto ha provocado que exista una amplia oferta y una competencia muy fuerte”, detalló Karol Fallas, directora del Cenaf.

Estrategias de supervivencia

Empresas de comidas rápidas e informales que operan en territorio nacional buscan cómo sobrevivir. ¿Qué hacen? Veamos.

Costa Rica fue el primer destino en América Latina en el que la marca McDonald’s decidió abrir sus puertas. Fue en diciembre de 1970 cuando la firma inauguró el primer local en el centro de San José frente al Banco Central.

El enfoque principal de la empresa es brindar una experiencia inigualable a sus clientes por medio de productos de alta calidad, un menú variado y balanceado.

Además, consideran relevante su papel como líderes para colaborar con el país, esto por medio del fomento de estilos de vida saludable como la carrera 5k y el respaldo a obras sociales en beneficio de la niñez costarricense.

Por su parte en QSR Internacional –empresa que maneja las marcas de KFC, Quiznos, Teriyaki y SmashBurger– basan su estrategia en ofrecer su filosofía de “cliente primero”, en el que deben brindar un excelente servicio y consistencia en la calidad de sus productos para así conseguir la lealtad de los consumidores.

“También realizamos distintos estudios y focus groups con el público meta de cada una de las marcas, ejercicio que nos ha permitido conocer sus gustos y preferencias; así innovamos los productos en función de nuestros consumidores”, explicó Carolina Beeche, gerente de mercadeo.

Otro las medidas tomadas por la firma es la tropicalización, lanzamiento y remozamiento de sus productos. Una acción con la que han recogido frutos tras ofrecer, por ejemplo, en Quiznos su menú mediterráneo y en KFC los desayunos y platos típicos (chifrijo, casados, sopas y pasteles).

Asimismo, recurrieron a la tecnología al realizar el año pasado el lanzamiento de la SmartClub, una aplicación para dispositivos móviles y página web por el que tienen acceso a un programa de fidelización multimarca.

Otras de las firmas que intentan permanecer en el gusto son Popeyes Lousiana Kitchen que abrió en diciembre de 2010 y Little Caesarse que inauguró su primer local en diciembre del 2014.

Virya Navarro, gerente de Mercadeo de ambas marcas, explicó que para poder destacar en el mercado hay que tener un diferencial de marca muy significativo, en su caso ofrecen precios asequibles sin sacrificar la calidad del producto y el servicio.

Caso similar es el de Taco Bell, que abrió su primer establecimiento el 28 de enero de 1990. La firma considera que su combinación de buena comida, calidad, precio asequible y buena experiencia en el punto de venta, hace que sigan vigentes en el gusto.

Andrés Fachler, director general de Carl’s Junior Costa Rica, aseguró que cuando el consumidor elige un restaurante de comida rápida toma en cuenta elementos como la calidad, la variedad de comida, servicio, limpieza, infraestructura del local y además que se sienta identificado con la imagen que proyecta la marca.

“Esto hace que cada día sea más desafiante competir en el mercado nacional. Pero estos aspectos son sumamente relevantes para nosotros y les brindamos la experiencia que esperan”, dijo.

Finalmente Jhonny Rockets, una de las firmas con menos tiempo en suelo costarricense, basa su éxito no solo en la comida que ofrecen sino en la experiencia que le brindan a sus visitantes.

“La diferenciación acertada permite crecer en mercados saturados. Tenemos una estrategia clara y estaremos apegada a ella, nosotros no improvisamos”, mencionó Antonio Burgos, director general de la marca en el país.

Estos negocios en conjunto poseen más de 195 establecimientos distribuidos en diversas áreas del país. .

Por su parte, Cacore se concentra actualmente en buscar opciones para evitar una mayor saturación y la salida de marcas. Entre ellas intentan promover que los empresarios pongan su atención en la comida costarricense.

“Volver a lo nuestro pero no como antes sino con una presentación más moderna y porciones más razonables. Meterse en el turismo gastronómico”, destacó el presidente de la Cámara.

EF intentó conocer el criterio de las cadenas Subway y Burger King; sin embargo, al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Un menú variado en suelo nacional

Estos son algunos de los restaurantes que brindan servicios en el país:

Restaurante Inicio de operaciones Inversión en el país Cantidad de locales
Carl’s Junior 2011N.D.8
Jhonny Rockets2013$2 millones3
KFC1969N.D. 32
Little Caesaers2014$500.0001
McDonald’s1970N.D. Más de 80
Popeyes2010$4,5 millones6
Quiznos1999N.D. 29
SmashBurger2012N.D. 2
Taco Bell1990entre $500.000 y $1,2 millones por local. 29
Teriyaki2007N.D.5

Manténgase a flote

Brinde una experiencia: No se preocupe solamente porque sus productos sean de calidad, tome en cuenta otros factores como la atención y las condiciones del establecimiento.

Conozca qué quieren: El realizar constantemente estudios para saber qué es lo que desea su público meta le ayudará a posicionarse.

Relación precio-calidad: No disminuya la calidad de los productos que ofrece con tal de entrar en una guerra de precios con su competidores.

Recurra a lo tradicional: Una de las estrategias utilizadas recientemente es la incorporación de platillos costarricenses a los menús.

Fuente Empresas consultadas por EF.

Sostenbilidad y financiamiento