Se asoció con una mejor función cognitiva, menor tasa de deterioro mental producto de la edad, como la demencia, y menor riesgo de enfermedades como el Alzheimer

Por: Carolina Ruiz Vega 11 septiembre, 2013
 En la etiqueta se identifica a los diferentes vinos orgánicos. La bodega Zuccardi tiene Malbec, Torrontés, Cavernet Sauvignon, Syrah y Chardonnay.
En la etiqueta se identifica a los diferentes vinos orgánicos. La bodega Zuccardi tiene Malbec, Torrontés, Cavernet Sauvignon, Syrah y Chardonnay.

Seguir la dieta mediterránea disminuye el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la edad, como la demencia.

A esta conclusión llegó un equipo de investigación de la Universidad de Exeter que hizo una revisión sistemática de más de 20 investigaciones sobre el tema.

Este tipo de alimentación se asoció con una mejor función cognitiva, menor tasa de deterioro mentar y menor riesgo de padecer enfermedades como Alzheimer.

De acuerdo con los investigadores, una dieta mediterránea consiste típicamente en mayor consumo de aceite de oliva, verduras, frutas y pescado, y menor ingesta de productos cárnicos y lácteos.

“La comida mediterránea es deliciosa y nutritiva, y la revisión sistemática demuestra que puede ayudar a proteger el envejecimiento del cerebro al reducir el riesgo de demencia”, dijo, en el sitio de la universidad, la investigadora del estudio, Iliana Lourida, quien lo dirigió.

Los investigadores recomiendan realizar más estudios para aclarar el vínculo de este tipo de alimentación con el deterioro cognitivo leve y la demencia vascular.

“Ensayos controlados aleatorios a largo plazo que promuevan una dieta mediterránea pueden ayudar a establecer si una mayor adhesión ayuda a prevenir o retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer y la demencia”, detallaron.

Etiquetado como: