Universidades privadas son de menor calidad que las públicas, según ticos

Estudio de Unimer indica que los costarricenses consideran mejores a las universidades públicas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/privadas-recordaron-entrevistados-mayoria-notas_ELFCHA20130208_0001_5.jpg
    326x204
    Para las nueve U privadas que más recordaron los entrevistados, la mayoría de las notas estuvieron entre 7 y 8.
    / 09 FEB 2013
  • /negocios/Gasto-publicidad-privadas-representa-pautado_ELFCHA20130208_0002_5.jpg
    326x204
    Gasto de publicidad de las U privadas representa solo un 4,4% de todo lo pautado.
    / 09 FEB 2013
  • /negocios/ensenanza-publica-UCR-invirtio-publicidad_ELFCHA20130208_0003_5.jpg
    326x204
    De los cuatro centros de enseñanza pública, la UCR es la que más invirtió en publicidad en el 2012.
    / 09 FEB 2013
  • /negocios/instituciones-publicas-carreras-acreditadas_ELFCHA20130208_0005_5.jpg
    326x204
    Las cuatro instituciones públicas son las que tienen más carreras acreditadas.
    / 09 FEB 2013

index

Pese a que las universidades privadas continúan haciendo inversiones en publicidad e infraestructura para darse a conocer y ganar estudiantes, los costarricenses consideran que las universidades estatales son las mejores.

Un estudio de Inteligencia Financiera –elaborado por Unimer para EF– reveló que, aun cuando los centros privados de enseñanza superior se promocionan más, las universidades que más se mantienen en la mente de los costarricenses son las públicas, que son calificadas con notas más altas.

Esta realidad mueve a las instituciones privadas a mejorar sus instalaciones y a ofrecer sistemas de financiamiento para poder competir con el sistema estatal. Entre las inversiones están nuevos edificios y remodelaciones, además de la acreditación de nuevas carreras.

Las universidades estatales tienen en sus aulas a 85.000 estudiantes y las privadas a 138.000.

Herencia pública

A los 400 entrevistados jefes de hogar se les solicitó que indicaran cuáles eran las universidades que más recuerdan y cuáles de esas considera mejores.

El 77% recordó a la UCR y el 56,3% a la Universidad Latina (U Latina), las dos más posicionadas en la mente de los entrevistados.

Se les pidió, además, que otorgaran un puntaje, según consideraran la calidad de la educación que ofrecen, donde 10 es la mejor posible.

En esta consulta las posiciones cambian. Las calificaciones de las cuatro estatales se ubican por mayoría en el rango de 9 a 10.

En contraste, para las nueve privadas que más recordaron los entrevistados, la mayoría de las notas estuvieron entre 7 y 8.

La U Latina, por ejemplo, aunque es la segunda más recordada, obtiene una nota de entre 9 y 10 solo entre el 32% de los consultados.

Pese a que todas tuvieron algún porcentaje de personas que los calificó entre 1 y 6, en ninguno de los 11 casos se trató de la mayoría.

Esta predilección por los centros públicos se explica, en parte, porque de jefes de hogar, el 80% estudió solo en educación estatal (desde la escuela hasta la universidad) y solo un 15% en universidad privada.

Una realidad similar se refleja en los hijos de los entrevistados, pues aunque solo el 56% se ha mantenido en el sistema estatal (desde la escuela), solo el 12% ha sido o es estudiante de universidad privada.

Es decir, los entrevistados y sus hijos optaron por educación privada en escuela y/o colegio más que en la universidad. .

Graduado de honor

El Tecnológico de Costa Rica (TEC) obtuvo el promedio más alto al ser considerada la mejor universidad, de acuerdo con un 85,6% de los encuestados.

Le sigue la Universidad de Costa Rica (UCR) con un 67,9% de personas que la calificaron entre 9 y 10.

Un 58,7% otorgó la calificación más alta a la Universidad Nacional (UNA) y un 51,6% a la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

En los cuatro casos, las calificaciones no varían con las edades, el ingreso económico o el nivel de escolaridad.

No obstante, sí cambian los porcentajes. Mientras que las personas que tienen estudios universitarios son las que dan puntajes más altos a la UCR y a la UNA, las que solo tienen primaria completa se los otorgan al TEC y a la UNED.

Lo mismo ocurre con los estratos sociales, pues las personas de ingresos bajos califican mejor al TEC y a la UNED, mientras que los estratos altos a la UCR y UNA.

La mayor aceptación de los centros públicos se debe en parte, como se indicó anteriormente, a que la mayoría de la muestra y sus hijos pertenecen a este sistema, y no necesariamente porque se dan a conocer más.

De los cuatro centros de enseñanza, la UCR es la que más invirtió en publicidad en el 2012, según la firma Media Gurú, al pautar ¢348, 2 millones.

Sin embargo, el monto representa menos de la mitad de lo invertido por U Latina, el mayor anunciante del sector.

Datos del Consejo Nacional de Rectores (Conare) y de las propias universidades, indican que existen unos 85.000 estudiantes entre las cuatro instituciones públicas; el 42,7% está en la UCR.

Privadas con nota mínima

A 50 puntos porcentuales de distancia del TEC, la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA) fue la privada mejor calificada por el 36% de la muestra.

Los sectores de ingresos bajos y con educación primaria son los que dieron notas más altas.

En este caso, tampoco las percepciones positivas se relacionan directamente con la inversión en publicidad, pues su gasto representa solo un 4,4% de todo lo pautado.

Misma realidad para la U Latina, el mayor inversionista en pauta al aportar el 13,9%, pero que aparece de sétima en las percepciones de calidad.

En el último puesto, la Universidad Internacional de las Américas (UIA) fue la que obtuvo las opiniones menos positivas: el 21,7% la calificó entre 1 y 6; el 60,9% entre 7 y 8; y solo el 17,4% entre 9 y 10. Su inversión publicitaria representó el 4,9% del total.

Todas las universidades privadas del país suman alrededor de 138.000 estudiantes, de acuerdo con la Unión de Rectores de Universidades Privadas (Unire).

Peleando posicionamiento

Además de las inversiones publicitarias, los centros educativos invierten en infraestructura y acreditaciones con el afán de mejorar constantemente su posicionamiento frente a las estatales.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Acreditación Superior (Sinaes), las cuatro instituciones públicas son las que tienen más carreras acreditadas y solo seis de todas las privadas del país tienen entre 1 y 4 carreras con esta distinción.

Acreditar una carrera tiene un costo promedio de $10.000.

Otra estrategia es aliarse a cadenas internacionales que suban el perfil de la institución.

Por ejemplo, la U Latina y la Universidad Americana (UAM) pertenecen a Laureate International Universities.

En cuanto a inversiones, la Universidad Hispanoamericana, por ejemplo, construirá un nuevo edificio de ocho niveles y 10.000 metros cuadrados de construcción en este año .

Además, la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) y la U Latina anunciaron, a finales del año pasado, inversiones de $10 y $12 millones, respectivamente.

Ucimed estrenará su nueva torre con laboratorios para las carreras de microbiología, fisioterapia y nutrición y la U Latina está ampliando su campus de San Pedro.

En cuanto a la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit), este año inaugurará la sede en Escazú y proyecta iniciar la construcción de las nuevas instalaciones en la sede central.

La Unibe, por su parte, inaugurará nuevas instalaciones, que incluirán salas individuales y grupales de estudio, aptas para 100 estudiantes y acceso a Internet.

Del área de las públicas, el TEC se dedicará a obras de mantenimiento de áreas comunes y algunas facultades, mientras que la UNED tratará de iniciar los trámites para la construcción del Centro Universitario en Parrita, pero dependen del financiamiento.

Para el sector público, la inversión en infraestructura es más lenta, pues al ser una institución del Estado, todo proyecto debe pasar por un proceso de licitación y adjudicación, además de búsqueda financiamiento con fondos públicos.

EF consultó a otros centros privados, pero no obtuvo respuestas.

Cuotas ajustables

Todas estas inversiones apuntan a aumentar la cantidad de estudiantes en cada centro.

Las universidades consultadas estiman que todas estas construcciones les permitirá captar entre un 10% y un 20% más de estudiantes.

Al no contar con sistema de becas de altos porcentajes de coberturas, como en las estatales, las privadas además ofrecen paquetes de financiamiento con el objetivo de captar más estudiantes.

El financiamiento vía Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) es el más común, sumado a letras de cambio, tarjetas y becas con cobertura parcial según excelencia académica.

Metodología

Muestra: 400 personas jefes de hogar, el 73% fueron hombres y el 30,5% cuenta con algún estudio universitario.

Fecha: Entrevistas hechas vía telefónica en noviembre del 2012.

Confianza: Nivel de un 95% y un margen de error de 4,9.

Cobertura: Nacional.

Sostenbilidad y financiamiento