La empresa aumentó su cantidad de aeronaves, realizó labores de mantenimiento y renovación, entre otros

Por: Cristina Fallas Villalobos 23 enero
Los nuevos aviones de la erolínea pueden alcanzar hasta un máximo de 360 kilómetros por hora.
Los nuevos aviones de la erolínea pueden alcanzar hasta un máximo de 360 kilómetros por hora.

La aerolínea Sansa invirtió $12 millones para fortalecer sus operaciones en Costa Rica al aumentar su cantidad de aeronaves, realizar labores de mantenimiento y de renovación a su flota actual y del hangar, así como inversiones en sistemas y en su página web.

Aunado a esto, la firma amplió su oferta al brindar un nuevo servicio a Nosara, Guanacaste, con vuelo directo desde San José y Liberia.

Recientemente, la empresa dio a conocer –mediante un comunicado de prensa– que incorporó para esta temporada alta dos nuevos aviones Cessna Grand Caravan 208B EX a su flota para el país, pasando de siete a nueve aviones para la operación doméstica.

Las nuevas aeronaves, modelo 2017, son consideradas los 4x4 de los aviones por sus características tecnológicas ya que están diseñadas especialmente para pistas de aterrizaje como las existentes en los aeropuertos locales (con pistas cortas y poca infraestructura aeroportuaria). Asimismo, son muy versátiles y económicas.

"Estos nuevos aviones no solo proporcionan mayor comodidad a nuestros clientes, si no que están equipados con la última tecnología, lo cual contribuye a aumentar nuestros estándares de seguridad, con una mayor eficiencia en el consumo de combustible y otras ventajas importantes para nuestros clientes y el medio ambiente", mencionó Mario Zamora, gerente general de Sansa.

La inversión en estas dos aeronaves se une a la incorporación de dos aviones del tipo EX que Sansa realizó el año anterior, para una inversión total de $8,8 millones entre el 2015 y 2016.

Además, la compañía desembolsó $2,5 millones para el mantenimiento y renovación de los motores de su flota actual, $500.000 en el hangar y las facilidades de mantenimiento de las aeronaves, y finalmente, alrededor de $200.000 en sus sistemas y página web.

Nueva ruta

Con la incorporación de las nuevas aeronaves, Sansa amplió su oferta con un nuevo destino: Nosara, Guanacaste, el cual tiene una tarifa especial de ¢25.000 por vía (tasas e impuestos incluidos).

Dicha tarifa estará vigente para la compra y realización del viaje hasta el 28 de febrero, sujeta a disponibilidad.

"Este nuevo destino viene a fortalecer la estructura de rutas de Sansa hacia y entre los principales destinos de Costa Rica, tomando en consideración el creciente mercado corporativo, de negocios y turístico de la zona", cita el documento compartido por la empresa.

Nosara se suma a la lista de destinos dentro del territorio nacional como San José, Golfito, Quepos, Tamarindo, Liberia, Arenal La Fortuna, Limón, Tortuguero, Tambor, Puerto Jiménez, Palmar Sur, San Isidro de Pérez Zeledón y Bahía de Drake. También opera a Costa Esmeralda en Nicaragua.

Estos anuncios se suman a otros que han realizado, durante este inicio de año, diferentes aerolíneas que operan en Costa Rica y hacia destinos en Centroamérica.

Por ejemplo el pasado 10 de enero, Wingo (filial de Copa Holdings que inició vuelos en diciembre anterior) llevó a cabo el último vuelo entre San José y Ciudad de Guatemala.

Mientras tanto, Volaris anunció ese mismo día, el lanzamiento de su nueva ruta desde San José hacia San Salvador, El Salvador, todos los días de la semana.

Etiquetado como: