Franquicia invirtió $800.000 en cambio de imagen y ajustes en el menú de local en Los Yoses. Esperan abrir cinco restaurantes con el nuevo concepto en lo que queda del año.

Por: Jéssica I. Montero Soto 15 noviembre

Subway Costa Rica fue la franquicia elegida para comenzar la modernización de todos los restaurantes en Latinoamérica. El cambio consiste en abandonar el diseño tipo "estación del metro", implementado hace unos seis años, para incorporar más espacio, luz y colores vivos. El objetivo es que el punto de venta sea una especie de "teatro de la comida".

El restaurante en Los Yoses es el primero en implementar la modernización de Subway. La franquicia local abrirá cinco nuevos puntos de venta en lo que queda del año.
El restaurante en Los Yoses es el primero en implementar la modernización de Subway. La franquicia local abrirá cinco nuevos puntos de venta en lo que queda del año.

Además de los cambios de imagen, la transformación incluye un menú dinámico, nuevos equipos de cocción y cambios en la distribución de los productos. Además harán pruebas de sistemas como pago remoto con esquema "para llevar" (retirar sin hacer fila). También cambió la página web y comenzarán a probar nuevas opciones en el menú.

Brian Marino, director regional de Subway para Latinoamérica y el Caribe estuvo en el país para la inauguración y explicó que este es el resultado de dos años de estudios de mercado y conversaciones con clientes. Para ellos, la última modernización fue relevante en su momento, pero ya no está alineada con las expectativas de los consumidores.

"La gente quiere experiencias auténticas, entonces estamos haciendo un showcase, les damos un 'teatro de la comida' para mejorar la experiencia, porque no se trata solo de comer sino de ver el proceso y la preparación como una obra de arte. Eso es lo que queremos enfocar, y con un ambiente más moderno, esto permite una experiencia total", explicó.

El costo de la modernización ascendió a $800.000. Antes de terminar el año habrá cinco restaurantes más de este estilo y todas las aperturas a partir de ahora incorporarán este concepto. Remodelarán los 72 restaurantes ya existentes con tres criterios: visibilidad/ubicación, volumen de ventas y necesidad (los que ya tenían prevista una renovación). Esperan tener cubiertos todos los puntos de venta, en el país y la región, en alrededor de cinco años.

15/11/17. Subway Los Yoses. Hoy se inaugura la nueva imagen de Subway y el primer pais donde se implantara sera en Costa Rica, y se incorporo su nuevos sandwiches salteados y algunas batidos. En la foto Monserrat Odio y Brian Marino
15/11/17. Subway Los Yoses. Hoy se inaugura la nueva imagen de Subway y el primer pais donde se implantara sera en Costa Rica, y se incorporo su nuevos sandwiches salteados y algunas batidos. En la foto Monserrat Odio y Brian Marino
Costa Rica como ejemplo

Marino achacó la selección de Costa Rica para inicar el cambio en América Latina a, entre otras razones, la capacidad de la franquicia para construir restaurantes apegados a los estándares corporativos. Los resultados de la operación local también fueron un factor decisivo.

"Costa Rica es un mercado excelente para nosotros, con un volumen bien fuerte. Además el servicio es excelente y está enfocado en los empleados. Creemos que aquí vamos a tener un mejor feedback para capturar, compartir y mostrar en toda Latinoamérica", explicó Marino.

El objetivo de la marca es llevar un proceso de prueba y error que sirva para construir un paso a paso de la modernización, con base en la experiencia de Costa Rica. Esto facilitaría la implementación del nuevo modelo en los demás países.

Los emparedados con ingredientes salteados (preparados al sarten) son un proyecto piloto de Costa Rica y Puerto Rico. Esta opción del menú se extenderá gradualmente a Latinoamérica.
Los emparedados con ingredientes salteados (preparados al sarten) son un proyecto piloto de Costa Rica y Puerto Rico. Esta opción del menú se extenderá gradualmente a Latinoamérica.

Montserrat Odio, directora ejecutiva de Subway Costa Rica aseguró que la renovación fue un reto, pues el nuevo restaurante es el más grande que han desarrollado, y el proceso implicó un cierre de 10 días y un proceso de capacitación e involucramiento del personal, para mantener y potenciar el sentido de pertenencia.

"Tenemos un equipo motivado y ejecutamos bastante bien, es la verdad. Hubo un proceso de aprendizaje con la construcción, ya para más adelante va a ser más sencillo", afirmó Odio.