Franquicia nacional también opera un local en Nicaragua y comenzará a vender sus productos en los Pricesmart de ese país

Por: Jéssica I. Montero Soto Hace 5 días
Restaurante Sushi to go en Moravia.
Restaurante Sushi to go en Moravia.

La franquicia Sushi to Go inaugurará este mes tres puntos de venta y alcanzará así cuatro licencias otorgadas durante el 2017.

La inversión ronda los $35.000, más $12.000 iniciales de cuota de franqucia, para un movimiento de capital cercano a los $200.000.

Estos resultados se unen a los de franquicias como Little Monsters y Yogurtini, las cuales este año concretaron seis y tres nuevos locales, respectivamente.

El Centro Nacional de Franquicias (Cenaf) anunció en noviembre un crecimiento del 9% para los negocios nacionales de este tipo.

Stuart Cedeño y Gabriela Gutiérrez, propietarios de Sushi to Go, atribuyen el crecimiento al modelo de franquicia a que se trata de un sistema de réplica fácil y rápida recuperación de capital, con un retorno de inversión esperado entre los 18 y 20 meses.

La marca de restaurantes se dedica a la comercialización de comida japonesa, con un 80% del menú compuesto por platos fríos, en su mayoría de sushi. Tienen modalidades para consumo en punto de venta o con envíos exprés.

“Fijamos una cuota de franquicia baja porque así nos lo arrojó el modelo financiero. Como en todos los casos, la inversión es rentable, ganamos más por volumen”, explicó Cedeño. Esto se debe a que la marca recoge un 7% de las ganancias mensuales de sus franquiciados.

Cedeño y Gutiérrez afirman que la selección de los franquiciados es clave, por lo que buscan personas similares a ellos: parejas decididas a emprender y con interés por desarrollar el negocio.

Propietarios de la franquicia Sushi To Go: Gabriela Gutiérrez y Stuart Cedeño. Fotografía: José Cordero.
Propietarios de la franquicia Sushi To Go: Gabriela Gutiérrez y Stuart Cedeño. Fotografía: José Cordero.
Diversificación

De los nueve locales de Sushi to Go (ocho franquiciados y uno operado por los propietarios, como centro de operaciones de la marca, en Moravia), uno está en Liberia y los demás están en el Área Metropolitana: Sabanilla de Montes de Oca, Sabana, San Joaquín de Flores (abierto en octubre), Ciudad Colón, Curridabat y Belén (los tres nuevos).

Por esto, el 2018 será un año dedicado a la expansión en provincia y fuera del país. Además, en los primeros meses comenzarán la comercialización de un modelo de food truck, en coordinación con la Asociación Costarricense de Food Trucks.

“La experiencia con Liberia nos dejó asombrados. Es de los que más vende. Creemos que en el GAM nos acercamos a un número suficiente de restaurantes, así que nos interesa salir a cantones importantes en provincia. Ya tenemos conversaciones en Alajuela, Ciudad Neily y La Guácima”, afirmó Cedeño.

Algo similar está pasando en Nicaragua, donde los propietarios operan un restaurante en Managua desde hace un año. Ese local funcionó como presentación de la marca al mercado.

“Mientras los costarricenses que se han interesado en Sushi to Go tienen la mentalidad de tomar el proyecto y trabajarlo para que de resultados, en Nicaragua prefieren que esté ya consolidado y produciendo para tomarlo”, explicó Gutiérrez.

Ya están avanzadas las negociaciones para entregar el local principal y para coordinar aperturas a lo largo del año en Estelí, León y Granada.

Este posicionamiento también permitió el desarrollo de una negociación con la representación nicaragüense de la cadena Pricesmart para comercializar sus productos en los dos puntos de venta que tiene en Nicaragua.

El objetivo de los empresarios es operar con su marca en toda la región, con los siguientes pasos ya previstos en Panamá y Guatemala, y a mediano plazo dejar de manejar restaurantes e involucrarse menos en las aperturas, para concentrarse en el desarrollo de un nuevo negocio de proveeduría para los puntos de venta.