Cable & Wireless adquiere Columbus y entra al mercado corporativo de Costa Rica

En el Caribe enfrenta oposición de Digicel ante autoridades regulatorias


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La firma Cable & Wireless Communications PLC (CWC) anunció la adquisición de Columbus International Inc. por $1.850 millones aproximadamente.

La adquisición significa también el ingreso directo de CWC al mercado local, tres años después que la compañía estuvo evaluando participar en el concurso de las bandas de telefonía móvil.

Precisamente Columbus había anunciado hace dos semanas la compra de la firma local Lazus SAS y con ello su ingreso al mercado de servicios corporativos de conectividad y de cable submarino.

Para Juan Manuel Campos, de Ciber-Regulación, una firma especializada en servicios legales en el sector de telecomunicaciones, se trata de un hecho de mucha relevancia. "No se puede descartar el ingreso o el interés por participar en nuevos servicios", dijo Campos.

C&W es una firma con ventas por $1.690 millones con presencia en 17 países, incluyendo Panamá donde cuentan con una amplia infraestructura de telecomunicaciones. Ahí habían ingresado tras adquirir 49% de las acciones del operador público cuando se realizó la reforma de ese mercado.

En la región brinda servicios a 5,7 millones de consumidores residenciales mediante servicios de telefonía fija, Internet de banda ancha, televisión y telefonía móvil con su marca +Móvil.

En el segmento corporativo su portafolio incluye servicios para instituciones públicas y empresas privadas que van desde telefonía y conectividad (fija e inalámbrica) a servicios adminsitrados, hosting u hospedaje en centros de datos, soluciones personalizadas en tecnología de la información e integración de servicios.

"Este es un paso que transforma a CWC, que significará un salto en su crecimiento y en el retorno de las inversiones", dijo Phil Bentley, CEO de CWC.

Por su parte Columbus -basada en Barbados- cuenta con 700.000 clientes residenciales en servicios de triple-play (televisión, Internet y telefonía por Internet) con una infraestructura de fibra óptica.

En América Central se ha posicionado en el mercado corporativo brindando servicios a los operadores a través de su red de telecomunicaciones (como carrier de carriers), principalmente. Sus ventas alcanzaron -a junio del 2014- $284 millones (EBITDA o antes de impuestos y amortizaciones) y sus ganancias sumaron $48 millones.

Según CWC la adquisición forma parte de su "nueva estrategia" de inversión que se focaliza en los segmentos que ya tiene presencia: móvil, convergencia de servicios móviles y fijos; televisión por paga; y servicios corporativos.

Esta estrategia cuenta con un respaldo de una capital de $1.050 millones, según la información publicada por CWC, la cual ya se concretó en la compra de Sonitel.

La adquisición ahora deberá ser aprobada por las autoridades regulatorias y la prueba no será sencilla: el operador móvil Digicel, con fuerte presencia en el Caribe, anunció su oposición a que CWC compre a Columbus.

CWC estuvo interesada en participar en 2010 en el concurso de tres bandas de frecuencias para telefonía móvil y con ello ingresar a Costa Rica como operador con su marca +Móvil. Sin embargo, desistió en el último momento (lo mismo que Digicel).

En ese concurso únicamente participaron Movistar y Claro, que luego ingresaron al mercado local, y quedó una tercera banda sin conceder, que en la actualidad el Gobierno analiza poner nuevamente en concurso.

Sostenbilidad y financiamiento