Columna Scientia: Creatividad destructora


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Foro Económico Mundial (FEM) ha pedido al mundo prepararse con estrategias para encarar el cambio extraordinario que tendrán los mercados laborales en los próximos cinco años, producto de la llamada Cuarta Revolución Industrial.

La alta tasa de innovación tecnológica combinada con fenómenos socioeconómicos, geopolíticos y demográficos transformará, como nunca antes, los actuales puestos de trabajo.

LEA TAMBIÉN: El nuevo concepto de empleo se viste de traje informal

Se vislumbra un proceso económico de cambio muy dinámico que Sombart y Schumpeter –inspirados por Nietzche– denominaron “destrucción creadora”, por el cual fuerzas innovadoras de emprendedores, nuevos modelos de negocios, mejores métodos de producción, procesos, servicios y productos, extinguen malos negocios, puestos de trabajo y actividades obsoletas, implicando una reeducación de empresas, política y fuerza de trabajo.

En la historia del capitalismo, este proceso ha ocurrido varias veces a escala global, como un hecho esencial del desarrollo económico-social, donde un mundo periclitado, en declive, da lugar a otro en ascenso. Entonces, es pertinente que ahora nos preguntemos ¿en qué mundo trabajamos y planeamos?

Con respecto a la reeducación del talento, el FEM aconseja que debe privilegiarse la formación en ciencias, tecnología, ingenierías y matemática, con habilidades blandas para solución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, liderazgo y trabajo en equipo, entre las más importantes para el mundo nuevo.

ADEMÁS: Legales: ¿Uber o no Uber? Esa es la cuestión

La estadística actual del sistema educativo local refleja que trabajamos, básicamente, para el mundo en declive, con notables excepciones y esperanzas. Es urgente que políticos, empresarios y académicos integremos el esfuerzo para enrrumbarnos hacia el mundo nuevo. La “creatividad destructora”, como se llama ahora, genera oportunidades que son tomadas por los que planifican para el mundo en ascenso.

Sostenbilidad y financiamiento