Talento informático facilitaría el paso de la fabricación a la innovación de software

Firmas tienen personal con nivel académico, según estudio de Deloitte y Camtic, aunque faltan ajustes

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las firmas de tecnología de información y comunicación de Costa Rica tienen el personal con la formación académica y la creatividad para dar el paso de la fabricación de software y la maquila de servicios a la innovación y servicios de mayor valor agregado.

Para lograrlo, es necesario articular acciones entre la industria, las entidades dedicadas a la innovación, la academia y el sistema financiero. Asimismo, es imprescindible que las empresas ajusten sus ofertas laborales a las expectativas tanto a los millennials (los nacidos entre 1980 y 1999) como a la llamada generación Z (nacidos después del 2000).

“El país en general ha estado más enfocado en la fabricación que en la innovación”, aseguró Adolfo Cruz, CEO de Proximity , una desarrolladora local. “Hay que dar el salto porque ahí está el futuro. Hay una base: la formación de talento muy creativo, innovador y muy conectado , que genera ideas de calidad global”.

La capacidad que tienen las desarrolladoras locales de dar ese salto se genera por la disponibilidad de recursos humanos de formación universitaria, integrado por personal de nivel técnico (que podría encargarse de las tareas de soporte) y reservas de personal con grados de bachillerato, licenciatura y posgrado.

De acuerdo con el primer estudio salarial (2017) elaborado por Deloitte para la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic) , el 58% de personal en las firmas tiene bachillerato y casi 8% un grado de técnico. El nivel académico se nota también cuando se revisa el grado obtenido por cargos.

“Hace cinco o seis años no habían técnicos en ese volumen”, afirmó Paul Fervoy, vicepresidente de Camtic y analista digital de la empresa MyWeb .

El estudio –para el que se consultó a 42 empresas, incluyendo siete de capital extranjero– también encontró que los aumentos salariales en el sector reflejan la competencia por el personal entre las firmas locales y las empresas internacionales que tienen presencia en el país.

También se demuestra el desequilibrio entre hombres y mujeres en el sector tecnológico, especialmente en el área más técnica y en los puestos gerenciales.

LEA Informáticos reciben aumentos salariales por encima de inflación por alta demanda de talento

Hacia la innovación

Tanto para el sector de firmas externas como para el local, sus mismos integrantes vienen insistiendo que la perspectiva es pasar de la manufactura a los servicios de mayor valor agregado basados en la investigación, el desarrollo y la innovación .

Para dar el paso, se insiste en que se deben resolver retos en la formación de las personas desde preescolar; la formación en ciencias, matemáticas e idiomas; la incorporación de las mujeres en las áreas técnicas, de ingeniería y científicas; y el impulso de la creatividad y de la capacidad analítica de todos los recursos.

LEA Informáticos recalcan faltante y problemas en formación de talento para industria

Si bien la situación de Costa Rica es mejor que la de otros países de la región, no lo es tanto respecto a economías más desarrolladas y las que son directamente competidoras en el mercado tecnológico global. “El sector, que es muy dinámico y ha crecido mucho, compite con empresas de diferentes continentes”, recordó Hubert Arias, presidente de Camtic y CEO de Softland Costa Rica .

Aunque se tienen más técnicos, lo que implica beneficios en competitividad y costos de las desarrolladoras, su formación es insuficiente para ir más allá de la fabricación de software y prestacion de servicios o soporte, por lo que se deben generar programas para que continúen su carrera profesional.

“Un técnico no es suficiente”, advirtió Ignacio Trejos, rector de la Universidad Cenfotec .

Al contar con una formación más completa, los informáticos pueden aportar con cambios e innovaciones en la producción.

Todo eso depende de las necesidades de cada firma desarrolladora, del mercado al que esté enfocada, del tipo de clientes con que cuenta, de los requerimientos que tienen estos y de la competencia que enfrentan.

En todo caso, las empresas no podrán hacerlo solas. Se requiere saltar las barreras con la academia, tanto en la cantidad de recursos como en la actualización de los perfiles, dado el constante avance tecnológico.

Hay que solventar los vacíos en financiamiento para el sector, un problema de larga duración en el país y sobre el que los empresarios informáticos llevan años reiterándolo.

Asimismo, es necesario integrar más a las universidades, a los centros de innovación y de emprendedurismo, y a la industria. “Están trabajando como silos”, insistió Cruz, de Proximity.

También hay que mejorar el acceso a los mercados e incluso hay que abrir canales para que la industria local se integre a los centros de innovación globales. Y existen tareas pendientes dentro de las empresas informáticas.

El estudio de Deloitte y Camtic halló carencias en la evolución del personal en las desarrolladoras, incluida la falta de departamentos de recursos humanos en algunos casos, su reducido tamaño en otros, la ausencia de estrategias y la débil relación entre la oferta laboral y la demanda de las nuevas generaciones.

Eso se refleja en cómo las desarrolladoras locales basan su estrategia de atracción y retención de personal en el salario, que es el 90% de la remuneración total.

El otro problema es que los beneficios que ofrecen las desarrolladoras a su personal están lejos de las expectativas de los jóvenes informáticos.

Las nuevas generaciones se sienten más atraídas por factores como el balance de vida, las oportunidades de progreso, la flexibilidad, el impacto social y el sentido de propósito.

No obstante, las empresas intentan seducirlos con su imagen, el ambiente laboral, la capacitación y con beneficios tales como la fiesta de fin de año o las licencias para diferentes situaciones.

“Más que lo salarial, lo que necesitan las firmas es una política estratégica orientada a lo que necesitan los millennials ”, insistió Sofía Calderón, directora regional de consultoría de Deloitte .

infografia
Sostenbilidad y financiamiento