La industria de impresión se adapta a las exigencias de movilidad, menores costos y ambientales

Ajusta oferta a exigencias del mercado

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • /tecnologia/Epson-Ricoh-Lexmark-Gartner-IDC-impresoras-3D_ELFCHA20151031_0002_5.jpg
    326x204
    La industria de impresión se adapta exigencias de movilidad, menores costos y ambientales
    / 31 OCT 2015

index

Los nuevos equipos y servicios de los fabricantes de impresoras revelan los esfuerzos que la industria sigue realizando para adaptarse a los cambios de una demanda más exigente en cuanto a costos, facilidades y protección al ambiente.

Por ejemplo, Epson introdujo una multifuncional (impresora, copiadora y escáner) compacta con un tanque que se llena con botellas de tinta, cuesta de $150 a $200 (dependiendo del modelo) y, según la firma, rinde 30 veces más que un equipo de cartucho y 4 veces más que uno de tóner o de láser. Además, es 70% más barata que los equipos de tóner.

Con él se imprime desde cualquier lugar mediante un correo electrónico o una aplicación móvil. Y la tinta tiene alta calidad de definición y resolución, resiste borrones y facilita el “automantenimiento” del equipo.

“Dependiendo del uso, en una casa se puede llegar hasta uno o dos años sin tener que comprar tinta de nuevo”, dijo Lidia Monge, gerente regional de Epson.

Adicionalmente esta compañía y rivales como Lexmark y Ricoh ofrecen tecnologías de digitalización a nivel corporativo y con acceso a la documentación desde dispositivos móviles y en la nube (a través de servicios en Internet).

No tan mal

A la industria de impresión no le ha ido tan mal.

Según la firma de investigación en el mercado tecnológico mundial Gartner, las ventas de equipos en el segundo trimestre del 2015 fueron 6% más que en el mismo periodo del 2014. Esta industria es encabezada por Xerox y HP.

En contraste, la venta de computadoras había caído 8% al concluir el tercer trimestre, según la misma Gartner.

VEA TAMBIÉN Costa Rica marcha a paso lento con impresoras 3D

Los especialistas señalan que el futuro está en la impresión tridimensional (3D): en este 2015 se venderían 244.533 impresoras 3D y en el 2016 sería el doble, estima Gartner. Para el 2019, la impresión 3D generaría ventas por $1.500 millones, según IDC.

Entre tanto, los fabricantes siguen apostando a responder de forma más rápida a las exigencias inmediatas de equipos multifuncionales que sean más eficientes, fáciles de usar, centralizados (un equipo por piso o unidad en las compañías), robustos y con menos consumibles (tinta) y costos.

En el campo de la digitalización la exigencia es que se mejoren los procesos de negocios (personal más actualizado, acceso a documentos más rápido y resolución eficiente de pedidos de clientes) a partir de la captura y el enrutamiento electrónico de los documentos, disminuyendo el procesamiento de días a minutos.

La oferta incluye la administración de documentos y flujos de trabajo, cumpliendo las exigencias estipuladas en los acuerdos de nivel de servicios (SLA, por sus siglas en inglés).

Desde cualquier sitio

Tanto para impresión como para digitalización, los fabricantes han tenido que atender también la exigencia de acceso desde cualquier ubicación geográfica y dispositivo móvil.

Marisela Maldonado y Dulce Carrillo, gerente de mercadeo y especialista regional de comunicaciones de Ricoh, respectivamente, indicaron que –a la par del ahorro– estas facilidades elevan la agilidad de las empresas para adaptarse a sus mercados.

Del lado de la oferta eso implica también un “entorno” más competitivo y exigente, de acuerdo con Lexmark.

VEA TAMBIÉN Impresión 3D se populariza en industria para probar prototipos de piezas y productos

Como es normal, la adopción de estas tecnologías es desigual en nuestros países.

Las empresas locales se están fijando más en los ahorros que pueden obtener al reducir la impresión de miles de documentos y páginas, que en su digitalización.

A pesar de eso, los fabricantes afirman que cada vez son más las compañías que se acercan buscando apoyo en la integración de los servicios de digitalización y tercerización de centros de impresión, convencidas del impacto positivo que pueden alcanzar.

Las firmas resaltan que los servicios tercerizados son los que precisamente permitirán a las empresas dar el próximo paso a la digitalización, dado que una compañía especializada (que tiene la experiencia y los recursos) podrá hacerse cargo de esta tarea.

En este acercamiento, el rol principal lo juegan los departamentos de tecnologías corporativos que impulsan la adopción de los equipos, sistemas y servicios.

El impulso proviene de la necesidad de contar con un modelo tecnológico –más que con tecnologías aisladas– que les dé agilidad y eficiencia, y reduzca el impacto ambiental, dado que –según Lexmark– el 80% de la huella de carbono está asociado con la impresión de papel.

Eso no quita que se sigan ofreciendo nuevos equipos multifuncionales, con variedad de facilidades y menores costos. “Hay que ahorrar: este es el mensaje. Pero la realidad es que la gente sigue imprimiendo tareas escolares, facturas, informes... Eso se busca hoy hacerlo con equipos de más rendimiento y de más bajo costo”, dijo Víctor Céspedes, encargado de capacitación de Epson.

Sostenbilidad y financiamiento