2017 será el año de la aceleración de las nuevas tecnologías

La expansión a nivel de pymes será facilitada por la disponibilidad mediante servicios en la nube

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En el horizonte del 2017 no se identifican señales de algún sistema, equipo o dispositivo que altere el mercado.

La industria en su conjunto apuesta a la expansión de las tecnologías disruptivas que ya han sido presentadas, incluidos Internet de las cosas, cloud machine (equipos conectados a la nube) y la computación cognitiva.

Tal expansión será posible porque hasta las pequeñas y medianas empresas podrán adoptar y aprovechar las nuevas tecnologías. ¿Los costos? La disponibilidad mediante la computación en la nube y las economías de escala por la mayor adopción reducirían las inversiones iniciales y los gastos de operación.

“El próximo año será de aceleración para las tecnologías dis- ruptivas que ya están disponibles en el mercado”, sostuvo Francisco Montesinos, gerente comercial de GBM Costa Rica.

Los vaivenes económicos y políticos en la región no alterarían la tendencia. A su favor estará, en el caso de Costa Rica, la fuerte presencia de la industria de servicios, donde las empresas se basan más en la innovación y la sofisticación de los consumidores .

También –en el país y la región– se tendrá a favor que los servicios de telecomunicaciones, incluyendo Internet, son una prioridad para la población (por trabajo, estudio y entretenimiento) y para las compañías.

“En contextos económicos difíciles recientes se ha visto que los usuarios están menos dispuestos a prescindir de los servicios de telecomunicaciones que a otros gastos personales”, dijo José Otero, director de 5G Américas, una organización continental que reúne operadores y fabricantes de sistemas de telefonía móvil.

LEA Las tecnologías disruptivas de alto impacto que se fortalecerán el próximo año

Obligadas

Las empresas tendrán que dejar de lado su escepticismo inicial a las tecnologías disruptivas debido a que tienen al frente “mercados menos previsibles, más virtuales y con clientes altamente exigentes”.

Para atenderlos, las corporaciones y las pymes deberán usar los datos que ya tienen (estructurados) y los que se generan por doquier, incluidos los de redes sociales (no estructurados).

Al utilizar esa información podrán traducirlas en innovación y ganar alguna ventaja competitiva frente a sus actuales rivales y frente a las nuevas empresas o emprendimientos. Estos salen del cascarón rápidamente y se basan en las nuevas tecnologías y los servicios novedosos.

La innovación no solo debe ser a nivel de nuevos productos y servicios. También ocurre a nivel de operaciones o de los modelos de negocios y esquemas para generar ventas e ingresos.

Ahí la velocidad para interpretar la información es cada vez más relevante . Precisamente, para aprovechar los datos e innovar al ritmo que exige el mercado, las empresas existentes deberán incorporar las nuevas tecnologías e incluso prever transformaciones inevitables en su gestión diaria.

Aunque las compañías apuesten al crecimiento futuro –en mediano o largo plazo– de las ventas en línea, los usuarios están aumentando, con mayor prisa de la prevista, su experiencia en los servicios financieros locales y de compra de productos en firmas globales en Internet.

La experiencia de los consumidores con el comercio electrónico se va trasladando a aquellas firmas en el país que ofrecen compras en línea, aumentando la presión para que se amplíen y mejoren esos canales.

Lo mismo pasa a nivel móvil . El usuario costarricense tiene un alto consumo de contenidos a través de sus celulares. El siguiente paso, de la mano de las compras en línea, será que aumente también la disposición y la exigencia para usar servicios financieros y comprar a través de los teléfonos inteligentes.

Las empresas deberán estar atentas a los movimientos de su cartera de clientes, pues la fidelidad a la marca podría volverse endeble . Los clientes escogen según la conveniencia, el precio, la atención y las facilidades que se les brinden.

“La capacidad de analizar información interna y externa es cada vez más crítica para el negocio. La habilidad de generar información sobre sus datos se vuelve estratégica para la toma de decisiones”, advirtió Fred Campos, gerente de preventas de customer experience de Oracle.

LEA TAMBIÉN La fuerza positiva de la disrupción

Cuál tecnología adoptar no deberá ser una decisión que se tome por generación espontánea. Es conveniente saber elegir y desplegar la que más convenga : la que mejor optimice las operaciones y logre mayores ahorros.

Incluso a nivel gubernamental, Otero –de 5G Americas– observa mayor conciencia de las autoridades sobre las necesidades y las demandas de conectividad inalámbrica.

Así habría más claridad sobre la prioridad de contar con recursos de espectro para redes de mayor capacidad ( con tecnología 4G LTE y 4G LTE Avanzado ), mientras se define el estándar para las futuras redes 5G. Se espera que esta tecnología de conectividad móvil esté defina en el 2020.

Paralelamente se esperan mayores avances en las redes de fibra óptica , que en definitiva serán las que habilitarán la capacidad de las grandes corporaciones, de las instituciones y de las pymes para el manejo de los grandes volúmenes de información.

Las empresas tendrán que tomar en cuenta los cambios producidos en el tiempo .

En la década anterior, un dispositivo tardaba en alcanzar los mercados locales más de seis meses y las empresas esperaban más para usar una nueva tecnología. Actualmente, es evidente que se incorporan los dispositivos, servicios, sistemas y llegan nuevos competidores globales cada vez con menos demora en relación con la fecha de su lanzamiento internacional.

En todo lado

Para el próximo año las tecnologías que avanzarán son las siguientes:

Big data y analítica: Más uso de sistemas de manejo de información, incluso proveniente de redes sociales.

Computación cognitiva: Los datos permitirán automatizar tareas específicas en todo tipo de empresas.

Movilidad: Más consumo de contenidos, búsqueda de información de productos y compras desde el móvil.

Internet de las cosas: Más aplicaciones de sensores en empresas, hogares, edificios y ciudades inteligentes.

Ventas y pagos en línea: Los bancos y el comercio tendrán una mayor penetración de los canales en Internet.

Conectividad móvil avanzada: Más despliegues de redes de 4G con tecnología LTE Avanzado en ruta a 5G.

Fuente IBM, Oracle y 5G Americas.

Sostenbilidad y financiamiento