Las tecnologías disruptivas de alto impacto que se fortalecerán el próximo año

En 2016 se profundizarán las tendencias que cambian vida, trabajos y negocios

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El 2016 será un año de continuidad en los grandes cambios en la vida cotidiana, en el trabajo y en los negocios, pues se profundizarán las actuales tendencias tecnológicas “disruptivas” que volverán de cabeza todo lo que hacemos.

“Hay que reeducar a la población”, advirtió Roberto Sasso, presidente del Club de Investigación Tecnológica, la semana pasada en una charla de este centro en el Club Unión. “Hay que hacer disrupción en educación y en el Estado para impulsar la reeducación. No se puede decir que hay que dejarlo a la suerte de los sectores o que eso no ocurrirá”.

La preocupación para las organizaciones ya no es solo mantener la competitividad.

Las tecnologías que han estado emergiendo, se consolidan y afectarán todo desde el empleo hasta la manera de hacer negocios, la forma de producción, la logística y distribución y las ventas. El efecto se sentirá, además en todos los sectores de la economía desde energía, agricultura y audiovisuales hasta salud y educación.

La mezcla de estas oleadas tecnológicas es heterogénea: la nube, big data , analítica, Internet de las cosas (IoT), inteligencia cognitiva (sistemas para obtener conocimientos y resolver problemas), tecnología del vestir ( wearables ), impresoras 3D, autos sin chofer, energías alternativas, drones, los dispositivos y equipos con microprocesadores de mayor capacidad y sistemas biométricos de reconocimiento de rostros (con cámaras 3D) y de voz.

Esas tendencias se fortalecerán con más intensidad. “El 2016 se caracterizará no por un rompimiento de la tendencia, sino por su consolidación gracias a la combinación de los componentes inteligentes hacia la producción de valor para las personas”, afirmó Gilles Maury, gerente de tecnología, medios y telecomunicaciones (TMT) de Deloitte.

VEA TAMBIÉN Servicios con tecnología Watson de IBM empezarían a brindarse en el país en 2016

Todo eso vendrá acompañado de un incremento en el tráfico de datos, que se multiplicará por cuatro en América Latina a 11,3 Exabytes por mes para el 2019. Para ese mismo año habrá casi 2.000 millones de dispositivos digitales y equipos tradicionales conectados, según Cisco.

En el 2020 cada habitante usará en promedio 26 dispositivos conectados, anticipa Intel.

Nuevos actores

Buena parte del impacto vendrá de las empresas emergentes –como Uber o Airbnb– que están reinventando las industrias.

La revista Fortune hizo un ranking de las llamadas empresas “unicornios” más valiosas. Estas son startups que están provocando la zozobra en todos los campos con nuevas propuestas y modelos de negocios. No son pocas, están pasando a convertirse en un fenómeno masivo.

Las nuevas propuestas de estas empresas y la expansión de las tecnologías mencionadas permitirán a cada persona tener datos de su salud, ejercicios, actividades diarias y de sus hábitos, disponibes en apps y servicios en la nube. Además, se podrán automatizar los procesos domésticos para mejorar su confort y estilo de vida.

El atractivo es que se dispondrá de todo tipo de aparatos y dispositivos con inteligencia añadida (ropa, automóviles, casas, plantaciones, audífonos, refrigeradoras, lavadoras, timbres o lentes), con menores costos y mejoras en baterías, procesamiento y chips más pequeños.

Un ejemplo: el vestido de la marca Chromat capaz de medir el ritmo cardiaco, la temperatura y el estrés en el cuerpo para adaptar la prenda al ambiente en que se encuentra la persona.

A la par de tal digitalización, vendría la integración de robots y humanoides en tareas cotidianas. En la industria, los robots o máquinas automatizadas aumentan la productividad y el valor agregado, en especial al combinarse con la inteligencia artificial y los sistemas analíticos.

La adopción de estos avances podría ser más rápida entre los consumidores, incluso en la región.

Acelerar digitalización

Las empresas e instituciones –en cambio– deberán acelerar la digitalización de los procesos y el reentrenamiento de sus colaboradores enfocándose en cómo revolucionar el negocio.

VEA TAMBIÉN La Nube lleva los negocios del espacio analógico al digital

Guillermo Durán, gerente de mercadeo y ventas de Intel Costa Rica, y Rafael Escalante, gerente de tecnologías empresariales para países emergentes de Latinoamérica de Intel, recalcaron que todo esto impactará a la región.

Didier Mora, ingeniero de sistemas de Cisco, afirmó que las empresas que utilizan las herramientas tecnológicas tienen la capacidad de llegar al mercado de una manera más innovadora.

“Deben de tener como una de sus prioridades principales una estrategia de digitalización clara de su negocio para así evolucionar y tomar ventaja”, dijo Mora.

Las empresas multinacionales tienen estrategias globales y una gran capacidad de innovación basada en las nuevas tecnologías tanto a nivel interno como en la relación con sus clientes y mercados.

VEA TAMBIÉN Internet de las cosas está al alcance de las empresas

Las empresas locales –advierte Maury, de Deloitte– deben detenerse a definir su visión en la era digital. Tendrán que hacerlo sin descuidar la seguridad de la información de la empresa, de sus innovaciones y de los clientes.

¿Cuál es la urgencia o es puro canto de sirenas? La llegada de Uber es prueba de que estos grandes cambios no están lejos de nuestros mercados. Y hay un Uber para cada mercado, por lo que todas las industrias deben identificar los cambios que les atañen y empezar a transformar su modelo de negocios.

“No se vale decir que eso no sucederá”, reiteró Sasso.

Inevitables

Siete tecnologías disruptivos, sus cambios y a quién afectarán:

1

Energía solar: Desarrollo de baterías domésticas y de diversidad de tecnologías para energía. Afecta a industria petrolera, transporte y gasolineras.

2

Impresoras 3D: Producen objetos usando 300 tipos de materiales. Afecta sectores de logística, transportes, autos, tiendas y construcción.

3

Autos sin chofer: Afectará a industria de transportes, parqueos (autos se pueden enviar a casa), seguros y hospitales, por reducción de accidentes.

4

Startups: Las llamadas empresas “unicornios” están cambiando todo, como ya lo hacen: Space X, Uber, Airbnb y Xiaomi, entre otras.

5

Datos: Big data, Internet de las cosas, inteligencia artificial, tecnología del vestir y relojes o pulseras inteligentes cambiarán servicios de salud radicalmente.

6

Inteligencia cognitiva: La automatización del trabajo intelectual afectará ingenierías, gerencias y ventas, educación, ciencias y servicios profesionales.

7

Drones y robots: Usos en comercio, manufactura y entretenimiento cambiarán logística y distribución, fabricación y sector audiovisual.

Fuente CIT, Cisco, Intel y Deloitte.

Sostenbilidad y financiamiento