La aprobación del primer bloque de permisos de uso experimental para televisión digital facilitará a los concesionarios prepararse para la fecha del apagón analógico programado para 15 de diciembre del 2017

Por: Carlos Cordero Pérez 29 septiembre, 2015
El anuncio se realizó este martes después del Consejo de Gobierno.
El anuncio se realizó este martes después del Consejo de Gobierno.

El gobierno anunció el otorgamiento de 11 permisos experimentales para las transmisiones oficiales en televisión digital terrestre, abierta y gratuita, como fase inicial para ampliar la cobertura en todo el territorio nacional.

Según el gobierno la aprobación del primer bloque de permisos de uso experimental para televisión digital facilitará a los concesionarios de televisión prepararse y hacer las pruebas necesarias en el sistema digital, ajustando sus transmisiones para la fecha del apagón analógico.

Las solicitudes de permisos de uso experimental se tramitan ante el Viceministerio de Telecomunicaciones y varían en cuanto a los sitios de transmisión, modalidad de transmisión (simultánea exclusiva, simultánea compartida, o dual) e incluso en fecha esperada para iniciar transmisiones.

Al finalizar los procedimientos se notifica la resolución a cada uno de los solicitantes y se remite la información a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) para ser inscrita en el Registro Nacional de Telecomunicaciones.

Tanto la televisión analógica como la digital deben coexistir hasta el momento del "apagón analógico", programado para el 15 diciembre de 2017, para dar paso únicamente a la señal digital.

La vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, indicó que —durante este proceso y antes de proceder con el apagón analógico— el Poder Ejecutivo debe tener la certeza de que toda la población costarricense, que utiliza televisión abierta y gratuita, esté preparada para dicho cambio tecnológico, especialmente aquella que se encuentra en condición de vulnerabilidad.

El país adoptó oficialmente, mediante el Decreto Ejecutivo N° 36009-MP-MINAET del 29 de abril de 2010, el formato de televisión digital Japonés-Brasileño, ISDB-Tb (Integrated Services Digital Broadcasting Terrestrial).

Previo a este bloque de otorgamiento, únicamente el Sistema Nacional de Radio y Televisión S.A. (Sinart) había obtenido el permiso para iniciar las transmisiones bajo el estándar ISDB-Tb de manera oficial desde el 1° de mayo de 2014.

El gobierno aseguró que "la democratización del acceso" a la televisión digital terrestre, abierta y gratuita, así como el fomento a la producción de contenidos en alta definición (HD) permitirán a la ciudadanía disfrutar de un contenido con mayor nitidez en la imagen y el sonido, sin costos adicionales.

Además, el Poder Ejecutivo recalcó que la televisión digital se podrá disfrutar de forma libre y gratuita a través de una antena (en muchos casos puede ser la misma que se utiliza para ver la señal de televisión análoga en UHF), un televisor con el convertidor de señal conectado o de los nuevos televisores con el sintonizador integrado, así como por medio de dispositivos móviles y portátiles (celulares o tabletas) aptos para recibir la señal digital.

El gobierno explicó que las bandas que se utilizarán para televisión digital durante la transición son las que corresponden a los canales 14 al 51 (470 MHz a 698 MHz), que hoy están siendo utilizadas para televisión analógica.

La televisión digital está diseñada para sustituir a la televisión analógica y opera en porciones de las mismas bandas de frecuencias, pero —por la posibilidad de emplear canales adyacentes— brinda la posibilidad de utilizar redes de frecuencia única (a nivel nacional o por zonas) y de multiprogramación.

Esto permitiría la transmisión de una mayor cantidad de programaciones utilizando menos espectro, lo que hace posible que la transición genere un dividendo digital, para usarlo más eficientemente en servicios de telecomunicaciones.

La definición de cuáles bandas se utilizan para cada servicio radioeléctrico (por ejemplo, radiodifusión), se hace mediante el Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF), el cual debe estar alineado con el Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que tiene rango de tratado internacional.

El gobierno advirtió que la implementación de servicios en bandas no alineadas con la UIT puede generar problemas de interferencias a nivel internacional y además acarrearía mayores costos para el desarrollo de equipos y de implementación.

Durante el último trimestre del 2015, el Viceministerio de Telecomunicaciones presentará al país los pasos a seguir a corto plazo, entre los que destaca: la presentación del modelo de referencia y del plan maestro, que establece los objetivos y lineamientos a seguir durante el proceso de transición a la televisión digital y el apagón analógico.

Estos documentos se encuentran en construcción con el acompañamiento técnico de la UIT, como una colaboración a países miembros del Banco de Desarrollo para América Latina (CAF). Ambos organismos entregarán formalmente, en el mes de noviembre, la hoja de ruta que será el complemento para afinar la propuesta de Modelo de Referencia.

Los permisos experimentales fueron otorgados a:

-Radio Costa Rica Novecientos Treinta A.M. (Canales 54 y 49 UHF).

-Génesis Televisión S.A. (Canal 33 UHF).

-Bivisión de Costa Rica S.A. (Canal 29 UHF).

-Televisora de Costa Rica S.A. (Canal 7 VHF).

-Sociedad Periodística Extra, LTDA. (Canal 42 UHF).

-Televisora Cristiana S.A. (Canal 23 UHF).

-Televisión y Audio (Canal 35 UHF).

-Teleamérica S.A. (Canal 4 VHF).

-Telesistema Nacional S.A. (Canal 2 VHF).

-Corporación Costarricense de Televisión S.A. (Canal 6 VHF).

-Televisora Sur y Norte S.A. (Canal 11 VHF).