Tecnología abre las puertas a la innovación, pero también requiere de mayor seguridad

Por: Krisia Chacón Jiménez 21 mayo
 El Internet de las Cosas completa la evolución de las comunicaciones y la informática, aplicándola a los objetos, que facilita una mejor interacción con ellos. Se refiere a una red de objetos.
El Internet de las Cosas completa la evolución de las comunicaciones y la informática, aplicándola a los objetos, que facilita una mejor interacción con ellos. Se refiere a una red de objetos.

Cada vez más nos acercamos a ese mundo que existía en programas televisimos de ciencia ficción y es porque tanto los avances tecnólogicos como la conexión a Internet lo está haciendo posible.

Los sensores y la conexión de dispositivos en los hogares, para controlar las luces o encender electrodomésticos, por ejemplo, son parte de nuestra realidad.

Y que en las empresas se esté llevando un mejor control acerca de la electricidad que se consume o que se conozca cuál es la ruta que siguen los clientes dentro de un establecimiento, también son parte de las tendencias que sigue la transformación digital.

 Internet de las cosas cambiará la forma de los negocios
Internet de las cosas cambiará la forma de los negocios

Sin embargo, hay avances que dependen no solo de la adopción de la tecnología, sino también de mejoras en las velocidades de la red, la implementación de la seguridad de los dispositivos y la innovación en las infraestructuras empresariales.

Entonces, ¿qué se puede esperar del Internet de las cosas en los próximos años?

Firmas como Schneider Electric y Samsung se aventuran a realizar hipótesis acerca de lo que se avecina a corto plazo, como un mayor confort para los usuarios, la aceleración de los procesos innovadores y una adopción más fuerte en todas las industrias.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Una investigación de Gartner, firma especializada en investigación del mercado tecnológico, indica que al finalizar este 2017 a nivel global habrá más de 8.360 millones de objetos conectados mediante Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Esto es 31% más que en el 2016.

Y en términos económicos, el total de la inversión en IoT para este año alcanzará casi los $2 billones, según la firma.

Lo que traería el IoT

El informe de Negocios sobre Internet de las cosas 2020, elaborado por Schneider el año pasado, mostró una serie de predicciones con base en las respuestas de 3.000 gerentes de 12 países.

Fernando Escalante, director de la unidad de negocios de TI para Schneider Electric Centroamérica, explicó que el informe se enfoca en cinco predicciones.

1 La próxima era de transformación digital. El IoT desencadenará una ola de transformación digital en las empresas, ya que unificará los mundos de la tecnología operacional y la tecnología de la información, y esto será la base para la fuerza laboral móvil y digital.

Esta nueva etapa de transformación se habilitará mediante sensores conectados más asequibles, inteligencia, redes de comunicación más rápidas y extendidas, infraestructura en la nube y funcionalidades avanzadas de analíticos de datos.

2 Datos reveladores. El IoT transformará los datos para permitir que las empresas generen una experiencia del cliente más personalizada al aprovechar el potencial de esta tecnología. La mayoría de los negocios indican que la eficiencia y el ahorro en el costo son los beneficios clave.

infografia
Por lo tanto, el acceso a los datos y la capacidad de convertirlos en acciones ofrecerán una innovación en el servicio al cliente.

3 Seguridad de las instalaciones en la nube. El IoT promoverá una estrategia de cómputo abierta e híbrida que impulsará la colaboración entre las industrias y los gobiernos sobre las normas globales que resuelvan las preocupaciones en materia de ciberseguridad, mientras que las soluciones de IoT basadas en la nube serán más comunes.

4 Innovaciones que superan a la infraestructura existente. El IoT fungirá como fuente de innovación para los modelos de negocio y el crecimiento económico en los diferentes sectores.

Las organizaciones y las ciudades ofrecerán nuevos servicios con IoT, surgirán otros modelos y las economías emergentes tendrán una oportunidad significativa para usar esta tecnología rápidamente sin restricciones de infraestructura.

De hecho, la firma McKinsey prevé que el 40% del mercado mundial de las soluciones de IoT serán generadas por países en desarrollo.

5 Un mejor planeta. Se usarán las soluciones del IoT para resolver los principales problemas sociales y ambientales.

El IoT ayudará a los países y a sus economías a responder ante los principales retos que enfrenta el planeta, incluido el calentamiento global, la escasez del agua y la contaminación.

Los encuestados por Schneider identificaron un mejor uso de los recursos como el primer beneficio del IoT para la sociedad.

Junto con el sector privado, los gobiernos locales y nacionales aceptarán esta tecnología para acelerar y optimizar las iniciativas para limitar las emisiones de gases del efecto invernadero.

Oportunidades de mejora

Las oportunidades que da el IoT son infinitas y según las predicciones anteriormente mencionadas, habrá cambios sustanciales en las industrias.

Para el 2020, la cantidad de objetos conectados será de más de 20.415 millones de dispositivos, que incluirán vehículos, televisores y cámaras de seguridad, según indicó Gartner.

Su adopción no se limita a las economías desarrolladas, pues los países en vías de desarrollo también están experimentando gran interés en el tema y están dispuestos a invertir en más soluciones. Aunque debe entenderse que queda camino por recorrer y crear un ecosistema que sea el adecuado para potenciar el IoT.

Para Samsung, gracias al IoT, la digitalización se volverá tangible a un corto plazo.

Sin embargo, se debe prestar atención a aspectos como el nivel de seguridad en los dispositivos y que el acceso a la red sea óptima.

“Cuanto más alto sea el número de dispositivos que estén conectados a una red, mayor es la vulnerabilidad de acceder ilegalmente”, manifestó la firma surcoreana en su blog oficial.

Es imprescindible que cada solución profesional de Internet de las cosas se combine con un concepto bien fundamentado que incluya sistemas proactivos, así como las plataformas robustas de seguridad.

“Uno de los países que tiene mayor facilidad de comunicaciones es Costa Rica, aunque la velocidad de las redes no es tan amplia”, dijo Fernando Escalante.

Las hipótesis sobre el Internet de las cosas

El Internet de las cosas requiere apertura y seguridad: La conectividad entre dispositivos exigirá normas abiertas sobre todas en las industrias. Los ecosistemas de Internet de las cosas que están basados en la interoperabilidad y la apertura también exigirán seguridad robusta. Cuanto más alto el número de dispositivos que estén conectados a una red, mayor es la vulnerabilidad de acceder ilegalmente.

La “economía abierta” está en camino: El éxito de los dispositivos móviles y el estar interconectados por el Internet de las cosas, son importantes impulsores detrás de la transformación general hacia la llamada “economía abierta”. Hasta el 2020, el 40 % de los empleados trabajarán en régimen de autonomía. Integrándolos, así como empleados en los procesos empresariales de una manera efectiva y segura, es uno de los mayores desafíos que el negocio debe enfrentar para salir adelante.

La computación cognitiva traerá confort: La era del Internet de las cosas tiene el potencial de llevar a los usuarios a un nuevo nivel de confort y servicio, que a su vez impactará las necesidades y las expectativas de los consumidores en el futuro.

Innovación continua: Si los negocios solo se centran en optimizar sus procesos y aumentar la eficiencia, podrían fallar en reconocer el potencial más amplio y más diverso del Internet de las cosas. Con esta tecnología, se potencia que los negocios desarrollen productos y servicios innovadores, así como modelos impulsados por los datos.

Fuente Samsung.