El reciente caso del robo de información de 500 cuentas de Yahoo! no es el único caso

Por: Agencia AFP 23 septiembre, 2016
En algunos casos los hackers obtienen cuentas y contraseñas que les permiten filtrarse en nuevos servicios para distintos propósitos.
En algunos casos los hackers obtienen cuentas y contraseñas que les permiten filtrarse en nuevos servicios para distintos propósitos.

El ciberataque sufrido por Yahoo!, que afectó a 500 millones de cuentas, constituye uno de los más grandes robos de datos individuales de la historia.

La firma de seguridad informática Hold Security afirmó en agosto de 2014 que piratas informáticos rusos se apoderaron de 1.200 millones de claves de seguridad de 420.000 páginas Internet en el mundo, desde importantes comercios hasta pequeñas páginas individuales.

Hold Security bautizó al grupo de hackers "CyberVor". El grupo habría tenido acceso con esta operación a 500 millones de cuentas de correo electrónico.

En enero de 2014 más de dos millones de surcoreanos anularon sus modos de pago digitales, por miedo a que su cuenta bancaria sea vaciada tras la revelación del robo de datos de 20 millones de tarjetas de crédito durante varios años.

Un empleado de una empresa de estudios de solvencia, el Korea Credit Bureau (KCB), robaba información personal de los clientes de las empresas emisoras de tarjetas de crédito cuando trabajaba para ellas como consultor, y vendía luego esos datos a empresas de marketing telefónico.

La cadena de distribución estadounidense Target fue víctima de un ataque informático de gran amplitud en diciembre 2013. Afectó a 110 millones de clientes, los piratas habrán recuperado los datos personales (nombre, dirección postal, números de teléfono y direcciones mail) de 70 millones de clientes, y los números de las cuentas bancarias y tarjetas de crédito de 40 millones.

En agosto de 2015 el grupo de piratas informáticos "The Impact Team" publicó 30 gigas de datos de usuarios de la red social de encuentros adúlteros Ashley Madison, con nombres, direcciones de correo electrónico e incluso las preferencias sexuales de los usuarios.

Las revelaciones terminan en tragedia con el suicidio de usuarios incriptos en Estados Unidos y en Canadá, lo que llevó a la dimisión del director de la red social. Ashley Madison ya estaba en dificultades antes del robo por publicidad engañosa: el sitio proponía borrar los datos de los usuarios por $19, una promesa que no cumplió.

Investigadores en seguridad informática descubrieron en setiembre de 2015 una familia de virus bautizada "KeyRaider" que ataca los iPhone y iPad, y ya había logrado piratear más de 225.000 cuentas de Apple válidas.

El virus intercepta las comunicaciones entre el aparato infectado y el distribuidor de música iTunes, y roba las informaciones de compra. Los usuarios de 18 países, entre ellos Estados Unidos, Japón o Gran Bretaña, se ven afectados.

Etiquetado como: