Por: María Fernanda Cisneros, Manuel Avendaño A..   13 abril
10/04/2018, Avenida Escazú, Torre 2, entrevista con el abogado de los bancos en el caso Yanber, Mario Gómez. Fotografía: Rafael Murillo.

El pasado 14 de marzo, Mario Gómez, abogado de los bancos privados en el caso Yanber, reveló en la Comisión Investigadora del Congreso que Samuel Yankelewitz sacó $40.000 de un fideicomiso para pagar su salario y el de su hijo Andrés.

El dinero salió de un fondo común creado con recursos de los trabajadores de la fábrica de plásticos para evitar la quiebra de la compañía.

Pero ese no fue el único fideicomiso en este caso.

Francisco Luis Vargas, el jurista que presentó el convenio preventivo contratado por Yankelewitz, creó un primer fideicomiso para proteger los activos de la empresa con el fin de evitar embargos antes de que se ejecutara el proceso concursal.

Gómez considera que, en este caso, la utilización de la figura es "ilegal". EF conversó con el abogado para obtener la perspectiva de los acreedores.

- ¿Cuál fue la posición de los bancos al conocer del caso de Yanber?

- Los bancos les dijeron que en principio no era interés de ningún banco destruir ninguna empresa o solicitar la quiebra, que es la otra alternativa si no se aprueba el convenio y que querían estudiar la posibilidad de entrar en un proceso de salvamento de la empresa.

"Los bancos estructuraron un equipo de analistas financieros y al final se llegó a una alternativa que consta en el acuerdo del convenio preventivo".

- ¿En qué fase se incorporó usted al proceso del convenio preventivo?

- El proceso funciona de la siguiente manera. Uno de los requisitos que la ley establece para la empresa que solicita un convenio preventivo es que tiene que enviarle una carta a cada uno de los acreedores. Ellos hacen ese comunicado, mandan esa carta y lógicamente lo primero que hacen los acreedores es llamar a su abogado. En el caso específico mío el primer banco que me llamó fue el banco BAC San José.

"Yo ingreso como abogado del banco BAC San José, y después algunas otras instituciones financieras como Desyfin y Bicsa solicitan que también yo los represente".

- ¿Ustedes pudieron revisar el fideicomiso que se creó para salvaguardar los activos de la fábrica y evitar embargos?

- No. Vamos a ver. Cuando se inicia el proceso del convenio preventivo, en el camino nosotros nos vamos enterando de que existe un fideicomiso paralelo que lo administra, que es una empresa de los señores Vargas (en referencia a Francisco Luis Vargas y su hijo).

"Yo nunca he estado de acuerdo con ese tipo de instrumentos. Me encanta la figura del fideicomiso, tenemos una fiduciaria, pero ustedes conocen mis manifestaciones en relación con al fideicomiso en la Asamblea Legislativa. A mí no me parece que fuera una alternativa correcta".

- ¿Cuándo se enteraron de que existía este fideicomiso?

- Nosotros nos vamos enterando de que existe ese fideicomiso y lo que se nos dice es que lo van a finalizar y hay un finiquito entre ellos y Samuel Yankelewitz, no con nosotros.

"Nosotros, de manera reiterada, una vez que se prueba el convenio, antes, durante y después, les solicitamos que nos dieran un informe de ese fideicomiso e inclusive se permitiera que fuera auditado, lo cual nunca quisieron".

- ¿A la fecha no se ha rendido ese informe?

- Nunca se rindió un informe, no hubo manera. Es más, en algún momento, cuando la empresa estaba administrada por don Francis (Durman), a mí me llama Theo Mills que era una de las personas que tenía don Francis ahí y me dice que hay $500.000 o una suma muy importante que no han devuelto.

"Entonces, me reuní con ellos específicamente con Francisco Luis Vargas y les pido que devuelvan esos dineros y ellos lo devuelven una suma, no me acuerdo ahora el monto exacto, todo menos un monto de más de $100.000 que ellos lo restan alegando que son sus honorarios de lo cual nunca se presentó liquidación".

- ¿Esos $500.000 no se sabe a qué fueron destinados o de dónde venían?

- Claro que sabemos. Son dineros que ellos habían recogido, que clientes de Yanber pagaron en facturas y fueron depositados en esas cuentas y que no se adjudicaron a Yanber. Cuando los entregan, ese dinero vuelve al flujo de Yanber y sirve dentro del capital de la empresa, excepto la suma que ellos alegan que correspondía a sus honorarios, pero no hubo una liquidación con nosotros por esos honorarios. Dijeron que ellos hicieron un finiquito con Samuel Yankelewitz.

- ¿Se dieron cuenta del fideicomiso tiempo después de la solicitud del convenio preventivo?

- Sí, por supuesto.

- ¿Sabían cuál era el monto total del fideicomiso?

- No. Lo que ellos mismos dicen es que a ese fideicomiso se traspasaron todos los activos de Yanber. No solo los recursos líquidos, cuentas por cobrar, sino inclusive los inmuebles. O sea, al momento en el que se presentó el convenio preventivo, lo que había presentado Yanber era un cascarón porque todo estaba a nombre del fideicomiso.

"Por eso, yo he insistido en que ese es un acto irregular, porque cómo usted va a presentar un convenio preventivo de una empresa que es un cascarón".

- Lo que ellos aducen es que el fideicomiso se hizo para salvaguardar los activos y que no fueran embargados por los bancos…

- Vamos a ver, la pregunta es vuelvo a decir, con el respeto, cariño y admiración que le tengo a don Francisco, yo no estoy de acuerdo con él y les voy a decir por qué. ¿Qué es un embargo? Un embargo es un acto dictado por un juez de la república. Entonces, se hizo un fideicomiso para eludir las acciones de la justicia y eso es ilegal.

"Ustedes lo están viendo ahora con Alunasa, yo me hago la pregunta también, cómo ahora Alunasa viene y traspasa los activos de la empresa para que no puedan responder frente a sus acreedores, cuando la misma ley habla de que el patrimonio de una persona jurídica o física es prenda común de sus acreedores".

- En ese proceso hubo varios fideicomisos, hubo uno que se hizo para proteger a los empleados y otro para los activos de la empresa, ¿conoce de retiros que se hayan ejecutado?

- Lo primero es que ha habido tres fideicomisos y que no hay que confundirlos. Un primer fideicomiso fue este en el que traspasaron todos los activos para evitar los embargos, después, el otro es un fideicomiso donde se ingresó una suma aproximada de $1 millón que lo manejaron los Vargas, que ese era para responder por las prestaciones de los empleados.

"Y después, al final, ya cuando se aprueba el convenio preventivo y la estructura que se utilizó como solución se hace un tercer fideicomiso que nada tiene que ver con los otros dos".

- ¿De cuál de los tres fideicomisos se hicieron retiros de dinero por parte de Samuel Yankelewitz?

- En cuanto a los retiros de esos dineros lo que yo le puedo decir a usted es que (fue) en julio del 2016 si no me equivoco, yo no lo vi porque no estaba manejando la administración del fideicomiso, pero a mí me comunican Ronald Soto y Jimmy Hernández - (este último) era un funcionario que estaba haciendo una primera revisión por parte de los bancos–. (…) Me comentan que Samuel Yankelewitz había llegado y se había llevado $40.000 de la empresa.

"Lo que pasa es que en ese momento la empresa como ya no tenía financiamiento, el dinero con el que estaban funcionando era casualmente ese $1 millón que tenían para responder a los empleados. Ese dinero, según me había informado Soto, los empleados le habían autorizado a él y se lo habían otorgado para que la empresa no cerrara".

10/04/2018, Avenida Escazú, Torre 2, entrevista con el abogado de los bancos en el caso Yanber, Mario Gómez. Fotografía: Rafael Murillo.

- ¿Es único monto que conoce que se haya tomado de alguno de los fideicomisos?

- Sí, correcto es que yo nunca estuve en la administración de la empresa sino en la parte legal.

- ¿El contrato de compraventa establece que si Francis Durman no logra que la empresa camine en un plazo definido se la puede devolver a los bancos?

- Lo que existe es básicamente que Francis compró las acciones a crédito, por decirlo de alguna manera, si él no cumple las condiciones de pago en los términos pactados, entonces los bancos ejecutan el fideicomiso y recogen las acciones. Los bancos no, en realidad el fiduciario, entonces volveríamos al esquema actual donde a los bancos no se les ha pagado, los bancos del Estado tienen la deuda renegociada y los proveedores viendo qué hacen.

"Muy posiblemente si eso ocurre, lo que pasaría es que tendríamos que liquidar la empresa".

- ¿Las acciones están en garantía?

- Correcto, las acciones están en garantía.

- ¿El fiduciario son ustedes (COFIN S.A.)?

- Así es y el fideicomiso es fundamentalmente de tenencia de acciones como garantía, pero nosotros no tenemos ninguna intervención en la empresa, la compañía es de Francis Durman, él es quien la administra.

- ¿Cómo Yanber califica para un convenio preventivo con estados financieros maquillados?

- Ellos cumplieron el requisito de presentar estados financieros de los últimos cuatro periodos, pero los estados maquillados venían desde antes, eran falsos.

- ¿Ya se cumplió el periodo de gracia para que Yanber empezara a pagar la deuda a los bancos por la venta de las acciones?

- No todavía, no, todavía está el periodo de gracia.