Por: Manuel Avendaño Arce.   20 octubre
Los precios de la deuda externa nacional cayeron entre 5% y 13% en las últimas dos semanas. Fotografía: Frecuencia Económica.

Un conjunto de malos mensajes para los inversionistas, mercados y calificadoras extranjeras se proyecta sobre los bonos de deuda externa de Costa Rica que mantienen dos semanas de depreciación.

Los títulos soberanos con vencimiento en 2023 (Costar 23) sufrieron una caída en sus precios relativos del 5,75% entre el 2 de octubre y el 20 de octubre. Mientras que los bonos que vencen en 2045 (Costar 45) tuvieron una contracción del 13,45%, en ese mismo periodo.

Datos aportados por BN Valores a EF, muestran caídas importantes en las series con vencimiento en 2031 (-11,48%), en 2043 (-11,16%) y en 2044 (-12,91%).

La mayor caída en todas las series se registra a partir del 15 de octubre, fecha en la que el Programa Estado de la Nación (PEN) anunció que no se desarrollaría la mesa de diálogo nacional propuesta para buscar soluciones a la crisis fiscal.

Desde el 15 de octubre la curva de contracción se acentuó en los eurobonos nacionales con mayor énfasis en los que vencen en 2031 y 2044 (ver gráfico).

Ver más!

Señales como el retiro de la propuesta para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el pasado domingo 4 de octubre; seguida por los bloqueos callejeros que desataron violencia, el fracaso del diálogo nacional convocado por el Gobierno y la discusión del Presupuesto Nacional 2021 en el que la oposición exige más recortes al gasto público; son parte de una coyuntura adversa que genera incertidumbre.

“La parte larga de la curva soberana externa ha aumentado en promedio 151 puntos base desde el 2 de octubre, lo que ha significado una pérdida de valor cercana al -12% para los títulos con vencimientos a diez o más años”, explicó Melvin Garita, gerente general de BN Valores.

Ver más!

El economista agregó que estas presiones desde la plaza externa se presentan debido a la incertidumbre sobre la consolidación fiscal costarricense, donde los inversionistas internacionales empiezan a sopesar que se podría dar de manera desordenada.

La caída en los precios de los títulos de deuda externa impacta el flujo de caja del Ministerio de Hacienda porque encarece cada nuevo financiamiento. Costa Rica tiene actualmente 30 emisiones de bonos en colones con tasas que superan por varios puntos los rendimientos promedio del mercado.

El comportamiento de los precios a la baja también afecta a las empresas nacionales que buscan crédito para financiar proyectos de inversión que generarían empleo. Además, golpea a los fondos de inversión y a los de pensiones.

“Los niveles de rendimiento exhibidos por nuestra deuda externa, que van desde el 8,6% hasta el 9,5% dependiendo del plazo de vencimiento, señalan la importancia de buscar mecanismos de consolidación fiscal que devuelvan la confianza de los inversionistas, y con esto podamos financiar nuestra deuda a costos menores”, añadió Garita.

El departamento de analistas del Grupo Financiero Acobo considera que los factores que incidieron principalmente en esta tendencia, son el retiro del plan para negociar el nuevo crédito con el FMI y en los últimos días la ruptura o el descarrilamiento de la mesa de dialogo convocada por el Gobierno.

“Además de la forma en la que el mercado tomó el accionar de los distintos sectores sociales del país en esta coyuntura. Todos estos eventos generan noticias que al final repercuten directamente en la percepción del riesgo, tanto del inversionista local como de cara a los mercados externos”, indicaron los analistas.

Deuda doméstica

A nivel de deuda interna, Hacienda enfrentará vencimientos por ¢500.502 millones en lo que queda del año. Mientras que el panorama para el 2021 es por ¢2,2 billones, según una revisión hecha por EF a las 16 series de bonos domésticos que deberán liquidarse el próximo año.

El Ministerio de Hacienda convocó un tercer mega canje de deuda interna que se realiza entre el lunes 19 y el jueves 22 de octubre. La entidad busca intercambiar bonos por $1.400 millones con vencimientos entre 2020 y 2021, por otras diez emisiones nuevas que vencerán entre 2024 y 2051.

Ver más!

La información se deprende de un hecho relevante emitido por Hacienda en el mercado de valores local.

El nuevo canje de deuda interna se vuelve necesario sobre todo después de que las operaciones de intercambio de este año trajeron muy poco alivio sobre los vencimientos del 2021.

En los canjes de setiembre, Hacienda solo logró intercambiar el 5,9% (¢131.135 millones) del monto total de vencimientos del próximo año.

La mayor recarga de los vencimientos de la deuda para 2021 se concentra en setiembre, noviembre y diciembre.