Por: Andrea Hidalgo.   7 octubre, 2020

Al cierre del martes 6 de octubre, los bonos soberados de deuda costarricense seguían cayendo en su precio relativo tras el anuncio de Carlos Alvarado de retirar la propuesta para llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

dólares
dólares

De acuerdo con informaciónsuministrada por el puesto de bolsa BN Valores, los bonos costarricenses cayeron hasta 2,8% en el mercado extranjero con respecto al pasado viernes 2 de octubre. Esto repercute en la confianza de los inversionistas sobre la capacidad del Gobierno de poder conseguir financiamiento y pagar sus deudas.

La caída en los precios de los bonos soberanos tiene una relación inversa con respecto al tipos de interés de mercado, pues cuando caen los costos, aumentan los rendimientos.

Según la información de BN Valores la caída fue generalizada en los precios de todos los bonos; por ejemplo, el que tiene vencimiento en el 2023 bajó 0,57% despupes del anuncio hecho por el presidente Carlos Alvarado. Al día siguiente (martes) el descenso sumó 0,73 puntos porcentuales (p.p). Por su parte, un bono al 2044 acumuló una caída de 2,80%.

Los créditos internacionales parecen haber resuelto las necesidades de recursos para el 2020; pero la situación para el próximo año se torna adversa, sobre todo si el país enfrentara una nueva rebaja en la calificación de deuda o si no lograra un acuerdo de rescate fiscal.

Las bajas calificaciones y la incertidumbre en el mercado afecta la valoración del portafolio de inversiones, de los fondos de pensión, de inversión, y todo los que tengan en su portafolio títulos del Gobierno de Costa Rica, pero también a empresas nacionales que buscan financiamiento para proyectos de inversión que darían empleo.