Por: Manuel Avendaño Arce.   20 enero

El Gobierno insistirá en conseguir una nueva autorización de financiamiento por $4.500 millones en bonos de deuda externa para este año. Las intenciones del Ejecutivo siguen firmes pese a que la experiencia del 2019 le mostró la renuencia de los diputados a conceder permiso por montos considerados como altos.

El Ministerio de Hacienda trabaja en la elaboración del nuevo proyecto de ley en el que pedirá emitir eurobonos para atender sus necesidades de este año con el objetivo de mejorar el perfil de la deuda con plazos más largos y tasas más convenientes.

El presidente de la República Carlos Alvarado y la entonces ministra de Hacienda Rocío Aguilar, firmaron, el lunes 22 de julio del 2019, la Ley 9.708 que autoriza al Gobierno a emitir títulos valores en el mercado internacional por $1.500 millones. Fotografía: Cortesía Ministerio de Hacienda (Imagen de archivo).

Pilar Garrido, ministra de Planificación y coordinadora del equipo económico del Gabinete, confirmó que el texto está en etapa de redacción para entrar a la corriente legislativa en un “buen momento”.

“Visualizamos que se pueda presentar en el transcurso del año, no sé si podremos incluirlo en las extraordinarias, pero sino será una prioridad para el siguiente periodo. Sin duda es uno de los proyectos que queremos catapultar”, agregó la jerarca.

Entre los planes del Gobierno para conseguir recursos en el 2020 se encuentra la negociación de préstamos de apoyo presupuestario con el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la Corporación Andina de Fomento - Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

“Tenemos algunos créditos de apoyo presupuestario encaminados con multilaterales que están en una etapa de definición para presentarlos en los planes de este año. El objetivo es apalancarnos con los préstamos y los eurobonos para mejorar el perfil de la deuda”, apuntó Garrido.

Ambiente adverso

Aunque los planes del Ejecutivo giran sobre la idea de buscar $4.500 millones en bonos de deuda externa, el ambiente político actual para conseguir un aval a esa suma de dinero es adverso a lo interno de la Asamblea Legislativa.

Los diputados aprobaron, el 16 de julio del 2019, la Ley de Autorización de Emisión de Títulos Valores en el Mercado Internacional y Contratación de Líneas de Crédito (9.708). Este texto permitió la colocación de $1.500 millones en eurobonos y definió una serie de condiciones que debe cumplir el Gobierno para aspirar a un nuevo permiso en el Congreso.

Roberto Thompson, diputado del Partido Liberación Nacional (PLN) y presidente de la Comisión de Asuntos Económicos que analiza los proyectos de endeudamiento, afirmó que existe muy poco ambiente para entrar a discutir este tema en la coyuntura actual.

“Yo percibo que existe la necesidad de que los diputados en la comisión puedan verificar los compromisos que asumió el Ejecutivo, sobre todo en materia de control del gasto. Sinceramente no veo en este momento ninguna posibilidad de avanzar mientras no tengamos claro cuáles fueron los resultados”, señaló el congresista.

Para conseguir la emisión por $1.500 millones en bonos, los diputados discutieron tres propuestas. La primera fue presentada por Hacienda apenas 15 después de la aprobación de la reforma fiscal –el 3 de diciembre del 2018–, ese texto proponía colocar $6.000 millones en seis años de manera fraccionada.

La iniciativa no tuvo peso entre las fracciones del PLN y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) quienes coincidieron en que no podían extender un “cheque en blanco” al Ejecutivo para que se endeudara por un monto tan alto sin rendir cuentas sobre los resultados que pretendía obtener con ese dinero.

Fue así como surgió un segundo proyecto de ley impulsado por la bancada oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) y por el bloque de independientes autodenominado Nueva República, quienes pretendían una colocación de $2.500 millones dividida en dos tractos, una por $1.3000 millones en 2019 y la otra por $1.200 millones este año.

Tras una serie de discusiones a lo interno de la Comisión de Económicos, Thompson logró fraguar un acuerdo con las otras bancadas para que se avanzara con un nuevo texto por $1.500 millones con una única emisión en 2019 y ligado al cumplimiento de una serie de reglas por parte del Gobierno.

Las condiciones servirían como parámetro para discutir nuevas autorizaciones de endeudamiento en los próximos años.

La ley aprobada finalmente obliga a Hacienda a presentar ante el Congreso el plan de préstamos de apoyo presupuestario con organismos internacionales para cada año.

Ver más!

También debe enviar, en un plazo de un mes posterior a cada colocación de eurobonos, un informe dirigido a la Asamblea Legislativa y a la Contraloría General de la República (CGR) en el que se explican todos los detalles sobre el proceso de emisión, los cambios en el perfil de vencimiento de la deuda, los costos y la justificación técnica de la tasa de interés pactada.

La última condición fue que el Gobierno respete la aplicación de la regla fiscal incluida en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (9.635), así como las directrices de la Contraloría, si desea acceder a nuevos recursos por medio de bonos de deuda externa en el futuro.

Necesidades 2020

El dinero que recaudó Hacienda con la última emisión de eurobonos ingresó a las arcas de la institución el 19 de noviembre del 2019.

Estos recursos elevaron el saldo de las reservas internacionales netas de $7.659 millones el 18 de noviembre a $9.179 millones un día después, se trató del monto más alto registrado desde 2012.

El fondeo fue posible tras la colocación de los nuevos bonos soberanos de Costa Rica que llegaron a manos de los inversionistas en dos tractos, $1.200 millones con vencimiento al 2031 y $300 millones con vencimiento al 2045.

Una gran parte del dinero proveniente de los títulos de deuda externa se utilizó para prefondear las necesidades del 2020 que incluyen vencimientos en deuda contratada en dólares por cerca de $1.130 millones, más el pago de intereses por deudas contratadas en dólares por más de $1.100 millones, indicó a EF Melvin Quirós, director de crédito público.

Ver más!
Ver más!

En 2020 Hacienda debe pagar ¢1,2 billones y $2.287 millones, ambos montos por concepto de vencimientos de deuda interna en las dos monedas negociadas. Mientras que requiere de ¢194.057 y $344 millones para cubrir sus vencimientos en deuda externa en cada divisa.

Los datos se desprenden de la última información disponible de la deuda del Gobierno Central al 30 de noviembre del 2019, estas cifras se actualizarán hasta el próximo 20 de enero, confirmó la oficina de prensa del Ministerio de Hacienda.

Ver más!

Con este escenario el Gobierno se prepara para presentar un proyecto de ley que le permita obtener recursos frescos durante este año aunque tiene claro que el camino en el Congreso no será sencillo y dependerá –en buena parte– de las señales positivas que envíe Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda, para convencer a los diputados, quienes se inclinan por una emisión mucho menor a los $4.500 millones.